Hacia una economía creativa en África: ACEC 2013

acceafricaEn su corta vida y apenas celebrada la tercera edición, la African Creative Economy Conference (ACEC 2013) es ya una cita ineludible para gestores culturales, artistas, políticos, investigadores y periodistas que buscan un punto de encuentro donde intercambiar información e ideas sobre el rol de las industrias creativas en el continente. Tras dos ediciones en Nairobi y en Dakar, la edición de 2013 se ha celebrado en Ciudad del Cabo que ha sido la anfitriona y la encargada de recibir a gran cantidad de agentes culturales de varios países africanos. La cita ha tenido lugar en el City Hall desde el 6 hasta el 10 de octubre. No es de extrañar que se celebre en la ciudad seleccionada como capital mundial del diseño en 2014, lo que además le sirve como muestra del gran hervidero cultural que será la ciudad en apenas tres meses.

Claramente el auge del sector cultural y creativo del continente se va haciendo notar cada vez más y las nuevas tendencias se hacen escuchar con más fuerza a nivel mundial. Los discursos que reproducen constantemente la idea de que “África es pobre” o “pobre África”, van quedando obsoletos y diluidos en un paisaje cultural y artístico que está en plena ebullición. Quizá África (sin ánimo de hacer de África un país) va unos pasos por delante en el cada vez más extendido pensamiento de que la cultura tiene gran potencial como elemento facilitador del proceso de desarrollo, frente a una vieja Europa que en los tiempos que corren ve la cultura como un derecho prescindible y como un lastre para la mejora de la economía. Esta idea de vincular cultura y desarrollo es por lo que los agentes culturales están apostando en estos momentos.

Hay que tener en cuenta que el concepto del “Economía creativa” está calando de forma gradual en las sociedades tanto africanas como occidentales. Christiaan de Beukelaer (Universidad de Leeds) durante su investigación el Burkina Faso, Níger y Ghana le preguntó a la gente cómo veían las industrias culturales y creativas en su país. Una gran parte de las respuestas fue que no había industrias culturales o creativas allí (“no creemos en ello”, “están en fase embrionario”, etc.). Aunque según De Beukelaer, esto no quiere decir que no haya una gran producción cultural, sino que “hay un compromiso estructural insuficiente con muchas iniciativas que proporcionan diferentes puntos de vista sobre los intermediarios en la interacción entre cultura y economía en muchos lugares del continente”. El mismo autor sostiene que es necesario continuar con un debate sobre qué es y que implica la economía creativa. ¿Qué tipo de sectores culturales? ¿Qué desarrollo? ¿Cuál sería el ejemplo? Son algunos posibles debates que lanza este investigador y ponente de esta edición de 2013.

Por otra parte, investigadores como Ned Dalby destacan las oportunidades que pueden aportar las industrias creativas a la economía. La creciente interacción entre arte y nuevas tecnologías, el desarrollo de nuevas industrias como Nollywood (la segunda después de Bollywood) o la posibilidad de diversificar y evitar la dependencia del continente de los recursos naturales son algunos de los ejemplos de estas oportunidades. Dalby también enfatiza el papel de la cultura en la democracia, que permite a los ciudadanos expresarse de forma creativa a través del arte y la cultura, lo que le dota de gran poder frente a los sistemas opresivos o injusticias del sistema, así como para el diálogo intercultural tan importante para lograr un mayor entendimiento en la diversidad social , cultural y económica.

Arterial-Network-Logo4En este panorama, Arterial Network —una de las organizaciones más consolidadas a nivel panafricano en el campo de las artes y las industrias creativas— ha sido la impulsora de esta iniciativa global desde hace tres años (La African Creative Economy Conference) (ver vídeo de presentación al final de este artículo). Como el propio nombre indica, esta organización es una red de individuales, organizaciones, instituciones, empresas y donantes comprometidos con el sector cultural y creativo en África. Y este proyecto en concreto permite una puesta en común de las dinámicas, propuestas y creación de redes en este ámbito. Un gran número de organizaciones e instituciones —algunas europeas— , contribuyen a la realización de este gran evento, en el que se cuestionan y se debaten las posibilidades, debilidades y retos a los que se enfrentan las economías africanas.

La UNESCO, UE, UA y UNCTAD también han tenido la palabra sobre cuál es su posición al respecto, así como los compromisos que se adoptan en el terreno de las industrias creativas. Estos debates desgranaron los tipos de manifestaciones culturales (música, cine, artes visuales, moda, artesanía, etc), se pusieron en cuestión los mercados internacionales que distribuyen los bienes y que dan soporte a estas industrias creativas y se exploraron modelos de financiación para nuevos proyectos culturales, como el crowfunding. El encuentro también ofrecía un espacio al intercambio de experiencias sobre  la puesta en marcha de proyectos culturales en diferentes países de África. En paralelo a estas jornadas, exposiciones, conciertos y presentaciones de libros eran puntos de encuentro alternativos para aquellos que se dedican o están interesados en el mundo del arte y la cultura.

¿Cuál es el futuro del sector creativo en África? Con esta pregunta clausuró este tercer encuentro realizado en Cape Town donde se llamaba a la puesta en común de nuevas direcciones, sugerencias, ideas, etc., que ayuden a seguir construyendo el camino hacia esta dirección. Estamos convencidos de que al sector artístico y cultural en África le espera un gran futuro. Son infinitas las propuestas e infinito el potencial que tienen el arte y la cultura como elemento crucial en el desarrollo. Así todo, para avanzar hacia esta dirección es necesario recordar que África no es homogéneo y que existen diferencias entre regiones, países y diferencias incluso dentro de cada país. Esto habrá que tenerlo en cuenta a la hora de realizar una estrategia común.

[quote author=”UNCTAD 2010″]El término “economía creativa” apareció en el 2001, más estrictamente en el libro de John Howkins, acerca de la relación entre creatividad y economía. Para Howkins, “la creatividad y la economía no son temas nuevos, pero lo que sí es nuevo es la naturaleza y alcance de la relación entre ambos términos y cómo ellos se combinan para crear valor y riqueza extraordinarios”

unctad

[/quote]

 

[hr]

Más información:

The following two tabs change content below.
Vanessa Anaya
Licenciada en Sociología (UB), postgraduada en Desarrollo Internacional (Setem/UPC) y Máster Euroafricano de Ciencias Sociales del Desarrollo: Culturas y Desarrollo en África (URV). Sus ámbitos de interés son el arte, el género, el desarrollo y las nuevas tecnologías para la comunicación y la transformación social. Coordina la sección de Artes Visuales. Contacto: [email protected]
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *