Hip Hop & Reggae unidos por la revolución: LE BALAI CITOYEN

Aula Wiriko

El poder para el Pueblo. Imagen de Raquel Okakene.

El poder para el Pueblo. Imagen de Raquel Okakene.

2ª Edición del Curso Introducción a las expresiones artísticas y culturales del África al sur del Sahara

Por Raquel Okakene: 

En una mano un micro y en la otra una escoba. Son músicos. Uno hace Hip-hop y el otro Reggae. En Julio de 2013 Smockey y Sams´K Le Jah le dan el nombre de Le Balai Citoyen (La escoba ciudadana) a un movimiento popular que, siguiendo los pasos de Y´en a Marre en Senegal, ha hecho limpieza en las instituciones de Burkina Faso.

Smockey declaraba en 2013 “Estamos formalmente en contra de la modificación del Art. 37 y en contra de la creación del Senado” y Sams´K le Jah puntualizaba “Se trata de invitar a cada ciudadano burkinabés a reconsiderar su rol dentro de la sociedad […] porque tenemos la profunda convicción de que otra Burkina es posible”.

Estas medidas a las que se refieren pretendían modificar la ley para perpetuar a Blaise Campaoré en la presidencia de Burkina Faso después de 27 años en el poder. El día que debían aprobarse en Octubre de 2014 más de un millón de personas se unieron a Le Balai Citoyen y salieron a la calle para acabar expulsando al presidente corrupto del país, que dimitió y huyó.

Smockey y Smas´K le Jah nacieron en 1971 y vivieron en su adolescencia los cuatro años como presidente del panafricanista Thomas Sankara que llevó a cabo profundas reformas, políticas, económicas y sociales además de proponer el impago de la deuda externa. El Sankarismo se convirtió en el máximo referente político del continente africano. Pero fue demasiado para Francia que no podía consentir esta actitud en su antigua colonia y urdió la trama que acabó con la vida de Sankara, aupando manteniendo a Campaoré en el poder.

Este asesinato y la sangrienta represión posterior marcó a toda una generación que durante tres décadas no ha dejado de estampar la imagen del “Che africano” en camisetas y pegatinas. Su espíritu ha inspirado a artistas y activistas y es sin duda el motor de este movimiento popular.

Le Balai Citoyen, con sus escobas, manifestándose de forma simbólica en medio de la calle, durante las protestas de 2014.

Le Balai Citoyen, con sus escobas, manifestándose de forma simbólica en medio de la calle, durante las protestas de 2014. Imagen del periódico Burkina24h.

Serge Bambara (aka Smockey), nació en Ouagadougou de padre burkinabés y madre francesa. Realizó en Francia sus estudios y allí firmó su primer contrato con EMI. En 2001 regresó a Burkina donde puso en marcha los estudios Abazon, considerados la capilla del hip-hop nacional. Con cuatro albumes en el mercado (Epitaphe, Zamana, Code noir y Cravate Costards et Pourriture) acaba de presentar el quinto, Pre-volution, en un acto reivindicativo sobre las ruinas quemadas del antiguo parlamento burkinabés – que se ha convertido en un símbolo de la insurrección popular-. Ha sido galardonado como artista del año en los “Premios Kunde” y como Mejor artista de Hip-Hop en los “Premios Kora”, participando también en varios largometrajes.

Karim Sama (aka Sams´K Le Jah) nació en Costa de Marfil y emigró a Burkina en 1985. En su juventud fue miembro de Pioneros de la Revolución, movimiento juvenil creado por Thomas Sankara, y del movimiento Rastafari. Presentador del programa de radio Radio Ouaga FM, es un firme defensor de la libertad de prensa. Su activismo político no le ha salido gratis. En 2007, después de un concierto en memoria del periodista asesinado Normert Zongo, encontró su coche incendiado y recibió numerosas amenazas de muerte.

Después del levantamiento de 2014 todo África volvió a mirar con admiración al valeroso pueblo de Burkina Faso que consiguió recuperar la dignidad perdida y el control sobre su futuro. Este espíritu de lucha en contra del imperialismo y el neo-colonialismo se extiende por el continente. Varios miembros de Le Balai Citoyen y Y´en a Marré fueron detenidos a principios del 2015 en Kinsasha cuando impartían un taller de participación ciudadana. También, con manifestaciones y actos públicos, han demostrado su apoyo al pueblo de Burundi que vive ahora un proceso político parecido.

El futuro siempre es incierto y varias sombras poderosas planean sobre el pueblo de Burkina Faso pero de momento la música y el activismo se han unido para triunfar.

The following two tabs change content below.
Wiriko
Wiriko nació en 2012 como asociación cultural para la divulgación y promoción de las artes y culturas africanas. Wiriko.org, su principal proyecto, es el primer Magacín 100% dedicado a las Artes y las Culturas Africanas del Sur del Sáhara en lengua castellana. Una ventana para dar a conocer las realidades culturales contemporáneas de África y una plataforma para acabar con su desconocimiento y estereotipos. Como herramienta colaborativa para la interconexión y la cooperación cultural, impulsa un África muy distinta a la de los cuatro jinetes del Apocalipsis (guerra, hambre, pobreza y destrucción), y fomenta una visión más realista de lo que se produce, a día de hoy, en el continente africano.
4 comentarios
  1. bruno
    bruno Dice:

    El periodista asesinado se llamaba Norbert y era miembro fundador del diario L’Independant. Yo trabajaba en la imprenta en donde se editaba y imprimia. Estoy tan contento de como han pasado las cosas…. Aqui estamos durmiendo.

    Sankara vive!!

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Incluso el propio Sankara era músico…”, confiesa Smockey, rapero, activista y fundador de le Balai Citoyen, a Wiriko durante su visita a Madrid, el pasado mes de […]

  2. […] Incluso el propio Sankara era músico…”, confiesa Smockey, rapero, activista y cofundador de le Balai Citoyen, a Wiriko durante su visita a Madrid, el pasado mes de […]

  3. […] letargo político. Ha vivido en los últimos tiempos una transformación profunda resultado de los movimientos ciudadanos y el sentir social de este “país de los hombres […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *