Dilemas de Norte y Sur (II): Aminata Traoré una voz alzada sin miedo

Aminata Traoré, en el 7º Congreso Ibérico de Estudios Africanos. Fuente www.guinguinbali.com

Aminata Traoré, en el 7º Congreso Ibérico de Estudios Africanos. Fuente www.guinguinbali.com

Casi involuntariamente (casi, he dicho) resuenan ahora en mi cabeza las palabras de Aminata Traoré, una de las intelectuales más mediáticas e internacionales de Mali (si no, la más), que dicen que “para ayudar a África hay que comprenderla primero”[1]. Se mezclan con la visión de la portada de un periódico malí que rezaba en los últimos días “Vive la France!”, al hilo de la intervención armada de soldados galos en el norte del país. En un collage intencionado estas frases se mezclan con otra de la escritora malí en la que advertía que “Francia y otras naciones industrializadas toman del sur, incluida África, lo que necesitan, saqueando las riquezas sin reparos y sin ningún miedo de agravar la situación en los países de origen”.

Aminata Traoré es una escritora comprometida que ha trascendido su labor literaria por la militancia y el compromiso social. Entre 1997 y 2000 esta mujer, nacida en Bamako en 1947, fue ministra de Cultura y Turismo del gobierno de Alpha Omar Konaré, considerado en el país como el responsable del retorno de la democracia. Una situación que difícilmente se produce en otros países fuera de África. A pesar de las críticas pocos estados occidentales escogen como ministros de cultura, precisamente, a prominentes figuras de la cultura.

El hecho es que Aminata Traoré mantiene una postura de reivindicación del potencial africano, de confrontación con los poderes extranjeros que de facto se han instalado en muchos casos en una dinámica de injerencia. Lo ha hecho a través de los libros que le han dado la proyección internacional, pero lo ha mantenido también en sus numerosas intervenciones mediáticas y en su militancia en el Forum Social Africano, del que es fundadora. Traoré es una de las piezas de esa constelación de intelectuales de orígenes diversos que se han aglutinado en torno a las ideas de la globalización social y del final de los desequilibrios entre el Norte y el Sur, precisamente uno de los pocos escenarios en los que los pensadores, investigadores y estudiosos del Sur no son relegados. Así, las intervenciones de la escritora basculan entre las teorías del decrecimiento, las críticas a instituciones internacionales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional y sus políticas deshumanizadas, pero también en torno a la necesaria independencia del continente africano, la defensa de sus particularidades culturales o la impuesta noción de democracia occidental.

El discurso de esta escritora está clara y voluntariamente teñido por los rasgos del movimiento altermundista (por no utilizar el controvertido término “antiglobalización”), una mezcla virtuosa de crítica rigurosa y fundamentada con un espíritu constructivo como se puede comprobar tanto en las declaraciones en las que afirma que “África es un continente de futuro si aprende a preservar mejor sus recursos, que son inmensos y a negociar mejor su destino”[2], pero también en algunas de sus obras desde África en un mundo sin fronteras hasta África humillada.

Aminata Traoré no pierde la oportunidad de denunciar el intervencionismo occidental en los asuntos de Mali y de África, en general. De momento, no parece haberse pronunciado acerca de la nueva fase de las hostilidades en su país natal aunque sin duda será una de las voces interesantes a escuchar para tener un análisis completo de la situación. Desde su posición de mujer de la cultura, sin embargo, y como autora comprometida socialmente, Aminata Traoré ya criticó el golpe militar de marzo de 2012 y a finales del pasado año levantó su voz junto a la de otras personalidades malís para oponerse a una intervención armada. En un interesante documento en el que figuraba la firma de esta escritora[3] se consideraba al pueblo de Mali como un “rehén de actores políticos y institucionales que no se ven obligados a rendir cuentas” y, en referencia a la alerta por la imposición de la sharia en el norte del país, recordaba que en otros países en conflicto se ha producido “la instrumentalización de la violencia ejercida contra las mujeres para justificar la injerencia y las guerras de rapiña de las riquezas de sus países”. Este texto, previo a la intervención resulta esclarecedor, por ejemplo, cuando señala que las mujeres malís se enfrentan a tres fundamentalismos igualmente opresores “el religioso a través del islam radica; el económico a través del mercado todopoderoso; y el político a través de la democracia formal corrupta y corrompedora”.

Como punto final parece interesante la respuesta que Aminata Traoré dio en una entrevista a la pregunta “¿Cuál sería el papel de África en un mundo global?”[4]. Traoré hizo una estremecedora reflexión: “África no es pobre y tiene su dignidad. Los occidentales saben que pueden saquear, acusar y ridiculizar a los africanos. No les cuesta nada. Tienen medios de comunicación poderosos que difunden la imagen de una África decrépita que no sale adelante. Y la verdad es que podría si le tendiera la mano. La creatividad es nuestra esperanza, incluida la creatividad política. Cuando vemos los desastres de hoy, las proezas tecnológicas, pero también los daños que producen las tecnologías, nos damos cuenta, una vez más, de que África posee unos valores sociales y culturales que pueden salvar el mundo. Pero con la condición de que dejen de machacarnos, de humillarnos”. Nos quedamos sin duda con “la creatividad es nuestra esperanza”, con “África posee unos valores sociales y culturales que pueden salvar el mundo” y con “con la condición de que dejen de machacarnos, de humillarnos”.

Obras de Aminata Traoré:

Femmes d’Afrique: douleureux ajustement, Éditions Actes Sud,1995

L’Étau, Éditions Actes Sud, 1999

Le Viol de l’imaginaire, Éditions Fayard, 2002

La violación del imaginario, Sirius Comunicación Corporativa, 2004

Lettre au président des Français à propos de la Côte-d’Ivoire et de l’Afrique en général, Éditions Fayard, 2005

L’Afrique humiliée, Éditions Fayard, 2008

L’Afrique mutilée, Taama Éditions, 2012


[1] Entrevista de Fernando Gotilla publicada en la revista Pueblos en marzo de 2006, consultable on line en http://www.revistapueblos.org/old/spip.php?article359.

[2] Extraído de la biografía de Aminata Traoré en el blog Mujeres que hacen la historia, consultable en http://mujeresquehacenlahistoria.blogspot.com.es/2009/10/siglo-xx-aminata-traore.html.

[3] « Femmes du Mali: Disons “NON !” à la guerre par procuration » se puede encontrar íntegramente en la página de Slate Africa en http://www.slateafrique.com/98611/femmes-du-mali-disons-non-la-guerre-appel-femmes-aminata-traore.

[4] Publicada en Rebelión en febrero de 2007 y consultable en http://www.mujeresenred.net/spip.php?article943

The following two tabs change content below.
Carlos Bajo Erro

Carlos Bajo Erro

Licenciado en Periodismo (UN), postgraduado en Comunicación de los conflictos y de la paz (UAB) y Máster Euroafricano de Ciencias Sociales del Desarrollo: Culturas y Desarrollo en África (URV). Es coautor del ensayo Redes sociales para el cambio en África (IV Premio de Ensayo Casa África). Sus ámbitos de interés y de estudio son la comunicación, las TIC y la literatura. Responsable de las áreas de Comunicación y de Publicaciones y coordinador de la sección de Letras del Magacín. (Barcelona) Contacto: [email protected]
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *