Taiye Selasi, el canto de la diversidad

Taiye Selasi habla con el público durante su presencia en el CCCB. Foto: Carlos Bajo

Taiye Selasi habla con el público durante su presencia en el CCCB. Foto: Carlos Bajo

La semana pasada, el miércoles 18 de marzo, Taiye Selasi visitó Barcelona y lo hizo en el marco del festival literario Kosmopolis organizado por el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB). En el escenario, la autora de Lejos de Ghana, uno de los libros de una autora africano más populares de los últimos años, se colocó frente a Xavier Aldekoa, uno de los periodistas que mejor conocen y con más sensibilidad tratan la actualidad del continente africano. La interacción entre Selasi y Aldekoa permitió a los asistentes acceder a los pensamientos y las inquietudes de la escritora.

Lejos de Ghana_300_CMYKEl papel del arte, la psicología de los artistas, la imagen que se proyecta de África y la realidad del continente, el poder de la cultura, la experiencia de la migración, la dobleces de la identidad o la denodada y compartida lucha de todos los humanos por encontrar un espacio propio en el mundo. Quizá algo así sería el catálogo de los temas que flotaron por el auditorio, todo con una combinación de experiencias y opiniones, de reflexiones y valoraciones.

Selasi empezó hablando sobre Afripedia y Exodus, dos proyectos en los que la escritora está involucrada, ambos audiovisuales, en los que se exploran dos cuestiones fundamentales, el primero es un recorrido por las nuevas formas de creatividad que se despliegan en el continente; el segundo, sobre las migraciones. Este fue el pie más adecuado para que la conversación se internase en el ámbito de la imagen que se proyecta de África. La escritora justificó la importancia de estos proyectos porque “África aparece como unitaria, retrasada y el lugar en el que se padece”. Estos proyectos rompen esa unidad y ofrecen imágenes diferentes del continente y “si consiguen cambiar a una persona, aunque sólo sea un milímetro, habrán conseguido cambiar el mundo”, según la escritora.

En su reflexión sobre el proceso creativo, Selasi comentó divertida que “el privilegio del novelista es poder hacer preguntas sin tener que contestarlas”. Esta afirmación llevó a los dos escritores a hablar sobre los estereotipos. “Al principio, en las primeras presentaciones de ‘Lejos de Ghana’, algunos periodistas me decía que era la nueva voz de África y yo me preguntaba ‘¿de toda?, ¿de los 52 países?, ¿en serio?’. Me he encontrado con lugares en los que se presenta a los representantes de Brasil, de India, de Reino Unido… y de África”, contaba Selasi para argumentar su rechazo por el habitual reduccionismo.

Pero también protestó por las restricciones que se pone a los autores africanos, cómo la novela Necesitamos nuevos nombres, de NoViolet Bulawayo, se critica porque parece un catálogo de las disfunciones de África y Americanah, de Chimamanda Ngozi Adichie, porque habla sobre los africanos más privilegiados. “Si hablas de la guerra está mal”, se quejó la novelista, “y si hablas de los ricos también”. Pero para ella, hay un problema en la base del argumento: “Los artistas no pretenden presentar África. Hablamos sobre personas y las persona siempre son complejas”.

Taiye Selasi, durante su presencia en Barcelona. Foto: Carlos Bajo

Taiye Selasi, durante su presencia en Barcelona. Foto: Carlos Bajo

Taiye Selasi aparece como la creadora del concepto “Afropolita” debido al artículo “Bye-bye Babar” que acaba de cumplir diez años. En realidad, en ese texto, Selasi revisitaba y redefinía un concepto que ya había sido formulado previamente por otros intelectuales, aunque no han tenido la misma repercusión que su versión. En todo caso, es una de las cuestiones que más trascendencia ha dado a la escritora y no podía estar ausente en ese encuentro en el teatro del CCCB. La escritora los definió como la sensibilidad de “las personas que han nacido en un país pero se sienten ciudadanos del mundo, es una identidad local y global, al mismo tiempo; es sentirse africano, pero también ser humano”. Selasi confesó la experiencia que le llevó a esta reflexión: “Mi padre es Ghana y mi madre de Nigeria. Yo he vivido en Gran Bretaña, pero también en Estados Unidos y, a la vez me siento muy vinculada a Ghana y a Nigeria, participo de la cultura africana y me siento orgullosa”. La escritora reconoció que el artículo nació en un momento en el que se sentía “muy frustrada” porque lo que más escuchaba era “tú no eres” así que optó por pensar que “no era de ningún sitio”, descubrió que muchas otras personas se sentían igual y se sitió liberada y poderosa.

El “afropolitismo” de la escritora ha recibido no pocas críticas y aunque ella no entró ni a desgranarlas ni a discutirlas, reconoció en algunos de los fallos de la teoría un cierto pecado de juventud. “El término no termina de gustarme pero, ¡hace diez años!”, afirmó. “La idea de Utopia, esa idea ‘de ningún sitio’ es muy poderosa”. Poniendo la fuerza de este concepto en la identidad, Selasi resumió: “Afropolita significa rechazo a la simplificación de África y a los clichés, para dejarnos llevar por las experiencias”.

“Nuestra identidad no se expresa a partir de los pasaportes, sino de las experiencias. El carácter local es mucho más propio del ser humano”, concluyó la exitosa novelista.

The following two tabs change content below.
Carlos Bajo Erro

Carlos Bajo Erro

Licenciado en Periodismo (UN), postgraduado en Comunicación de los conflictos y de la paz (UAB) y Máster Euroafricano de Ciencias Sociales del Desarrollo: Culturas y Desarrollo en África (URV). Es coautor del ensayo Redes sociales para el cambio en África (IV Premio de Ensayo Casa África). Sus ámbitos de interés y de estudio son la comunicación, las TIC y la literatura. Responsable de las áreas de Comunicación y de Publicaciones y coordinador de la sección de Letras del Magacín. (Barcelona) Contacto: [email protected]
Carlos Bajo Erro

Latest posts by Carlos Bajo Erro (see all)

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] disfruta de una residencia entre el colectivo de artivistas de Pawa254, envuelta en un halo de afropolitismo bien fiel a la imagen de la joven y emergente clase media que domina el paisaje cultural en la […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *