Entradas

Sorteamos 3 entradas dobles para ver Ibibio Sound Machine en Madrid

Será el viernes 13 de octubre, en Sala Caracol, cuando la británica de ascendencia nigeriana Eno Williams, con su banda Ibibio Sound Machine, pisen Madrid. ¡Y no queremos que te lo pierdas! Por eso…

Ibibio Sound Machine es una banda compuesta por ocho miembros que crea música electrónica con inspiración africana alterada con ecos de la era dorada del funk del África occidental, del sonido disco y de los más modernos post-punk y electro. Afro-beat-electro-pop podría ser una definición posible. En sus letras se mezclan evocaciones de imágenes poéticas nigerianas con conciencia política, algo que puesto frente a la tensión de sus paisajes afro-electro genera un espacio único de afrocentricidad. El grupo ha encontrado su groove y sabe cómo hacerlo correr en cualquier dirección que le apetezca, siempre con el absoluto control de la situación, el que les permite dejarse llevar. En la instrumentación, la percusión camina por delante, mientras por detrás los arreglos son variados y ambiciosos, con cada tema girándose y retorciéndose a través de cambios de ritmo y riffs de espalda contra espalda, como si fuera un ser vivo. Sumémosle la voz de Eno Williams, excitante, que canta tanto en ibibio (lengua nigeriana) como en inglés. Tienen dos álbumes publicados, su debut homónimo, de 2014, y el reciente “Uyai”, que salió en marzo de este año en el sello Merge Records.

¿Cómo conseguir una de las 3 entradas dobles para verlos el viernes 13 de octubre del 2017 en Sala Caracol de Madrid?

Comparte nuestro post de Facebook en tu muro y envíanos tu canción favorita de Ibibio Sound Machine a [email protected] con el asunto SORTEO IBIBIO MADRID. Y no te olvides de añadir tu nombre y apellidos, junto a tu DNI.

Lxs más rápidxs serán lxs ganadorxs.

*** Sorteo exclusivo para nuestros seguidores de Facebook ***

 

Un cuento ibibio frenético

Entrevista a Ibibio Sound Machine

Alguien cuenta que una vez un pez habló. Lo dice para advertir que las apariencias engañan. También se repite la fábula del hijo pródigo y el cuento de una tortuga a la que le rompen el caparazón por intentar ser la más lista del mundo animal. Se narra que un pavo real, Uwa, se encontraba sólo porque el resto de las aves enviaban su colorido plumaje. Aceptadme, suplicaba.

Eno Williams posa para Wiriko /Foto: javidmgz

Eno Williams posa para Wiriko /Foto: javidmgz

“Hay que dejar a la gente en paz sin tratar de forzar que sean algo que no son. No hay que conformarse y encajar en la sociedad”, declara Eno Williams, voz de Ibibio Sound Machine durante una charla con Wiriko.

Eno Williams quería ser ella misma. En la búsqueda de su identidad, la nigeriana nacida en Londres recordaba a su abuela y aquellas reiteradas enseñanzas contadas en ibibio, dialecto de los pueblos del sureste de Nigeria. Criada en Lagos, Eno no dejó de indagar en su cultura familiar y decidió escribir esos cuentos de la tradición oral con la idea de musicalizarlos.

Así nació Ibibio Sound Machine como finalización de un proceso creativo que tiene a la cultura ibibio como baluarte. Williams es la líder de una banda de 8 componentes donde la mezcla de hasta siete nacionalidades se convierten en un crisol para todos los gustos.

“Fue un riesgo que había que tomar ya que es mi herencia cultural. A Max (uno de los productores) le encantó la idea de conjugar los cuentos cantados en ibibio ya que eran muy rítmicos y musicales”, dice Williams.

Pronto llegó el disco homónimo Ibibio Sound Machine (Soundway Records, 2014) que se coló en la selección musical de Wiriko de 2014. El álbum es una moraleja de la que se aprende, “llena de sabores y donde cada canción es diferente. Hay muchos viajes”, apunta Williams.

El disco abraza la música electrónica, el upbeat, el afro-funk, el jazz y las reminiscencias de la música del oeste de África se ven liderados por la tradición oral ibibio. Del boca a boca al estudio en una coctelera que evoca las influencias musicales de cada uno de sus componentes. Esto provoca que “África se tope con occidente. No es por la etiqueta de ser africana sino que la música habla por sí misma y es inspiradora”, describe Williams.

“Es una música positiva. Cogemos la música tradicional y la movemos hacia el futuro. Combinamos todo para que la audiencia se transporte en tiempo y espacio”, explica Williams. Y continua: “no quería un disco retro porque ya se ha hecho. Siempre es bueno tomar algo del pasado pero añadirle luz. Hay que seguir avanzando”.

Eno Williams espanta la presión de ser la voz y la cara de este conjunto con una enorme sonrisa y entre bromas. La banda ha estado girando por distintos escenarios desde que debutara a finales de 2013 en el Festival Transmusicales de Rennes, Francia. Tras un verano tocando en distintos festivales como el británico WIiderness Festival o el Músicas del Mundo de Portugal, la banda ya prepara un nuevo proyecto del que apenas si da detalles.

Le queda pendiente sin embargo llevar el sonido ecléctico a Nigeria para devolver las fábulas de su niñez a su origen y homenajear a su abuela que no pudo escuchar la alocada idea de su nieta.

5 álbumes musicales para este 2014

Portada del álbum Toumani & Sidiki

Portada del álbum Toumani & Sidiki

El 2014 es otro año de música africana. En un continente donde en la mayoría de los países la industria musical intenta hacer lo posible para salir a flote, llegan de nuevo diversos álbumes a los que no hay que perderle el oído.

Se empezó el año de la mano del nuevo trabajo de la caboverdiana Carmen Souza quien en enero lanzó su Live at Lagny Festival, un directo grabado el pasado octubre. Mali, como siempre, sigue en cabeza de la producción musical del continente y en el pasado febrero acogió los lanzamientos de Soo de Habib Koite y de Kanou de Mamani Keïta. El 2014 también tiene espacio para el góspel de los amigos ratoneros de Malawi Mouse Boys que han publicado su segundo largo, Dirt is GoodOtro de los álbumes esperados fue Faya del dueto neoyorkino-guineano de Joe Driscoll & Sekou Kouyate a los que entrevistamos en uno de nuestros artículos.

Wiriko además propone 5 trabajos más en este 2014 para ampliar las miras musicales africanas.

Jeremy Loops – Trading Change
Siempre con su sombrero y su pedal loop. La guitarra la trae de nacimiento y en ocasiones se enchufa el ukelele o el banjo. También en su música folk no puede faltar la armónica e incluso se atreve con el beat-boxing. Este joven de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, es un hombre banda que nunca pensó en dedicarse a la música. Sin embargo, tras trabajar en cruceros por varias partes del mundo regresó a casa y se subió al escenario en una fiesta de su fundación ecologista Greenpop. Desde entonces se ha convertido en una de las sensaciones sudafricanas y ha actuado en las últimas dos ediciones del festival de Suazilandia Bushfire. En estos años ha paseado sus canciones hasta que finalmente, a finales del pasado marzo, lanzó Trading Change que alcanzó directamente el número 1 de ventas en Itunes Sudáfrica. Entre sus canciones encontramos las ya míticas “Down South” y “My Shoes” en colaboración con el rapero Motheo Moleka.


George Kalukusha
Hourglass
Nacido en la capital económica de Malaui, Blantyre, George ha vivido a caballo entre Milton Keys, Inglaterra, y su país natal. Regresó a casa mediados de 2013 para estar tranquilo y componer con el objetivo de reunir sus composiciones en un futuro disco. Actuó en el festival malauí City of Stars y es un habitual de la escena local de Lilongwe. Una íntima voz acompaña a su guitarra que se deja influenciar por los sonidos derivados soul y folk. También en marzo lanzó su primer EP, Hourglass del que ya se conocía el single Bottles.


Angelique Kidjo
 – Eve
Nacida en Benin es una de las voces más reconocidas de África. Desde su primer disco Logozo, publicado en 1991, Kidjo ha sabido exportar su talento fueras de las fronteras de África. Ha sido varias veces nominada a los Grammy y consiguió el galardón al mejor álbum de músicas del mundo contemporáneas en 2008 gracias a DJIN DJIN  en el que colaboran artistas como Alicia Keys.

Considerada uno de los iconos del continente, Kidjo quien es embajadora de Unicef desde 2002, siempre ha luchado por la defensa de los derechos de la mujer.  EVE es un trabajo dedicado a ellas. Temas para la resistencia y la belleza de las mujeres africanas acompañados a los coros de voces locales beninesas. En el single de su nuevo trabajo podemos escuchar además a la artista Asa, una de las voces ascendentes del panorama musical nigeriano.

Además Angelique está de enhorabuena ya que también en este 2014 se ha publicado su autobiografía Spirit Rising: My Life, my Music.


Tinariwen
 – Emmaar
Séptimo trabajo de la banda maliense y el primero grabado lejos de su país. Con Emmaar, realizado en los EE.UU. debido a los conflictos en Malí, Tinariwen vuelve a sus raíces, al desierto, a su descendencia tuareg. Como ellos mismos explican en su página web, “vuelven a la sencillez y honestidad”. Liderados por Ibrahim Ag Alhabib, la banda continúa fieles a sus guitarras eléctricas en un trabajo que aunque no pierde de vista a Malí se deja empapar de las influencias americanas.

Tinariwen tiene una agenda apretada de conciertos para este verano donde acudirán al famosos festival británico Glastonbury y también se dejarán ver por Barcelona el 11 de julio.

 

Toumani y Sidiki Diabaté – Toumani & Sidiki
La familia Diabaté lleva generaciones teniendo a la kora en la sangre. La calabaza de 21 cuerdas típica de Malí y Senegal ha acompañado al reconocido Toumani Diabaté que ahora se lanza en un dúo junto con su hijo Sidiki. Su primera actuación conjunta fue el pasado noviembre en el londinense Royal Festival Hall donde estrenaron algunos de los temas de este nuevo trabajo. Toumani & Sidiki es un álbum donde se funde pasado y presente de los músicos de kora. Sidiki toma el relevo para iniciar con tan sólo 23 años el camino que comenzó su abuelo, también llamado Sidiki, en 1970 cuando grabó el primer disco de kora, Mali: Ancient Strings.

El Reino Unido acoge diversos conciertos en el mes de mayo para poder ver a padre e hijo en acción que también se encuentran en el cartel de Glastonbury.

 

Ibibio Sound Machine – Ibibio Sound Machine
Eno Williams, nacida en Nigeria, lidera una banda de ocho componentes en la que destaca el guitarrista ghanés Alfred Bannerman. La agrupación asentada en Inglaterra no se olvida de sus raíces en una música que se deja llevar por la electrónica y la mezcolanza de ritmos punk y discos del África Occidental. No falta el góspel en un álbum homónimo que es una psicodelia bailable y cuyo primer single invita a ello, Let´s Dance.