Papá Noel os desea felices fiestas, ¡aunque no a todos!

El artista detrás de nuestra postal navideña 2016:

Victor Ndula es un caricaturista y periodista de cómics keniano comprometido con el devenir social, político y económico del África Subsahariana. Sus agudos análisis políticos lo sitúan como uno de los caricaturistas más críticos con los gobiernos africanos, en especial, el keniano. Su atrevimiento y su humor han sido galardonados con el primer Premio Ranan Lurie, otorgado por las Naciones Unidas para promover la excelencia en las caricaturas políticas. Además, es uno de los artistas que trabajan en los campos de refugiados del norte de Kénia junto a ACNUR, para conseguir el empoderamiento de refugiados y refugiadas somalíes, sursudaneses o ugandeses a través del arte.

Desde uno de los periódicos más leídos de Kenia, The Star, Victor reparte puñetazos burlescos para todo el mundo diariamente. En la postal Navideña que regala a Wiriko esta Navidad 2016, Papá Noel hace caso omiso a los presidentes africanos que le piden eliminar el límite de mandatos. De izquierda a derecha, Pierre Nkurunziza (Burundi), Yoweri Museveni (Uganda), Joseph Kabila (República Democrática del Congo), Robert Mugabe (Zimbabue) y Jacob Zuma (Sudáfrica).

¿Cuál ha sido el devenir político africano en 2016 y qué nos deparará el 2017?

Entramos en un nuevo año que tendrá como denominador una época de incertidumbre para la democracia. Las señales, algunas difusas, apuntan hacia un autoritarismo creciente en lugares como Rusia, Turquía, Egipto y Etiopía. Estados Unidos eligió a Donald Trump como su nuevo presidente quien ha envalentonado a las fuerzas supremacistas blancas y cuyos tatuajes mentales incorporan una xenofobia alarmante. De paso, el líder en la Casa Blanca pretende, o al menos interpreta bien su papel, modificar algunas de las reglas actuales del orden mundial.

La ultraderecha está ganando una posición alarmante en Alemania, Gran Bretaña, Bélgica o Austria. Y en mayo, Françoise Hollande dirá “adieu” al Elíseo francés dejando un panorama hipnotizado por las posibilidades de que Marine Le Pen gane la presidencia de la República. Pero también es importante destacar que no todos los caminos apuntan hacia la recesión democrática. Y esto es particularmente cierto en África. Un informe del Afrobarómetro de diciembre revelaba que la demanda de la democracia en el continente sigue siendo superior a la de hace una década.

En 2016 se han celebrado en África un total de 16 elecciones que en su mayoría han visto cómo el poder se mantenía sino en las mismas manos, en círculos concéntricos y conexos: Uganda, Gabón, Zambia o Níger. Gambia huele a final de epopeya griega. Su presidente Yahya Jammeh ha anunciado que no abandonará la jefatura de Gobierno a pesar de haber perdido las elecciones, cuyos resultados ha rechazado por supuestas irregularidades. En primer lugar, reconoció la derrota el pasado 1 de diciembre e incluso felicitó públicamente al líder de la oposición Adama Barrow, pero una semana más tarde se retractó y presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional. En la República Democrática de Congo hoy ha amanecido con la noticia de que los políticos han acordado un principio de acuerdo bajo el cual el presidente Joseph Kabila –que tenía que haber claudicado el 19 de diciembre de 2016– dejará el cargo a finales de 2017. El anuncio se produce después de que decenas de personas hayan muerto esta semana en protestas contra el gobierno. De momento varios activistas africanos se han unido en un vídeo para manifestar su oposición. Pero hay excepciones. Ghana ha demostrado ser la irreverente al malvado patrón del “convoco elecciones-gano-acepto/convoco elecciones-pierdo-rechazo”. El presidente John Dramani Mahama aceptó su derrota a manos del candidato opositor, Nana Akufo-Addo a mediados de mes.

Cinco países africanos se encuentran entre los 10 principales países de acogida de refugiados del mundo según la ACNUR. Etiopía, en primera posición, seguida por Kenia, Uganda, República Democrática de Congo (RDC) y Chad. A finales de 2015 los países de África (excluyendo el norte de África) acogía a 4.413.500 refugiados.

Económicamente, la caída de los precios de las materias primas ha continuado golpeando a las grandes economías, en particular a Nigeria. Mientras, Sudáfrica, que ha vuelto a posicionarse otra vez como la mayor economía del continente, permanece sumida en la agitación política por la creciente corrupción, el aumento del desempleo y un sector universitario que sigue sin aceptar las altas tasas del espacio de educación superior. Más allá de África, el voto del Reino Unido para salir de la Unión Europea o la crisis económica que sobrevuela sobre el espacio euro ¿qué impacto tendrán estos acontecimientos en las señales e incertidumbres del sistema global en 2017? ¿Cómo afectará a África? ¿Qué podemos esperar de las elecciones previstas para 2017 en Angola, Ruanda, Liberia y Kenia? 

Frente a este contexto, y como afirmaba nuestro compañero de Wiriko Carlos Bajo en el especial El África conectada de Planeta Futuro (EL PAÍS), los movimientos sociales en el continente están dibujando nuevos espacios narrativos: “África siempre estuvo en movimiento, pero ahora una revolución se está gestando en el continente más allá de la política, a pie de calle, en redes, ordenadores, teléfonos móviles… Generaciones de jóvenes que no vivieron el colonialismo construyen el futuro y exigen democracia, transparencia, justicia social y derechos humanos a través de la tecnología”.

¿Cómo se articulará en este 2017 el activismo africano? ¿En qué formas desarrollarán su libertad y creatividad? ¿Qué impacto tendrán estos movimientos sociales, culturales y políticos en el año 2017?

Desde Wiriko continuaremos con el objetivo de visibilizar esa parte del continente.

Felices fiestas a todos y todas de parte de todo el equipo!

The following two tabs change content below.
Wiriko
Wiriko nació en 2012 como asociación cultural para la divulgación y promoción de las artes y culturas africanas. Wiriko.org, su principal proyecto, es el primer Magacín 100% dedicado a las Artes y las Culturas Africanas del Sur del Sáhara en lengua castellana. Una ventana para dar a conocer las realidades culturales contemporáneas de África y una plataforma para acabar con su desconocimiento y estereotipos. Como herramienta colaborativa para la interconexión y la cooperación cultural, impulsa un África muy distinta a la de los cuatro jinetes del Apocalipsis (guerra, hambre, pobreza y destrucción), y fomenta una visión más realista de lo que se produce, a día de hoy, en el continente africano.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *