Spoek Mathambo: explorando los sonidos electrónicos de ‘Mzanzi’

Pantalla completa y ¡PLAY!

“El árbol genealógico es afro-rock psicodélico mezclado con shangaan, rap, beats”, así describe Spoek Mathambo la canción Eye of the Sun, cuando el pasado mes de noviembre nos mostraba en primicia el vídeo clip de su nuevo EP. Fantasma, que acaba de lanzar su primer LP “Free Love” (Soundway Records) está formado por él mismo (Nthato Mokgata), Dj Spoko, André Geldenhuys, Michael Buchanan y Bhekisenzo Cele. Cinco músicos sudafricanos con diferentes backgrounds musicales que se encontraron para poner en marcha una aventura de exploración conjunta que suena también a house sudafricano, punk, hip-hop y sonidos tradicionales, como el maskandi zulú.

Fantasma“La banda comenzó probablemente con la grabación de ‘Pula’ ya que tanto Bheki, Spoko y yo trabajamos en ello. Ese viaje fue en el que conocí a Bheki. Conocí a Spoko entrevistándole para ‘Future Sound of Mzansi’. Había estado tratando de trabajar con Andre desde el año 2009. Y he estado trabajando con Mike mucho en los últimos 3 años como batería. Así que hemos pasado el último año trabajando mucho juntos”, relata Spoek.

El nombre de la banda, Fantasma, no es casual. El nombre artístico de Nthato Mokgata, Spoek, así como el de Spoko, otro de los integrantes del grupo, significa “fantasma” en afrikáner, holandés, noruego, sueco, alemán y en slang de Soweto. “Adopté el nombre [Spoek Mathambo] cuando era más joven … Tenía muchos nombres, a partir de diferentes historias que escribí … Mi música era la narrativa de los diferentes personajes. Spoek Mathambo fue uno de los personajes junto con Kast, Kinosi, Anubis … Personajes que he creado en piezas de escritura creativa; historias que he escrito. Los nombres podrían haber existido en la historia, pero no los personajes que creé cuando era adolescente”, cuenta Spoek.

Creatividad es una de las palabras que le definen a él y a su trayectoria artística,  no sólo como músico sino también como productor y artista visual, que muestra la pasión que ha tenido por diferentes estilos musicales desde que era muy joven. Y vídeo clips como Control —versión del archi-conocido tema She’s Lost Control, de Joy Division y que ha ganado varios premios entre ellos en el Festival Internacional de creatividad Cannes Lions — dan muestra de esa potente puesta en escena de una de las figuras más destacadas en la corriente afrofuturista: “Fue una colaboración con algunos buenos artistas visuales, que tenían mucho que decir en cuanto a la expresión visual. Yo estaba contento de formar parte de ese trabajo artístico”, afirma el músico. “¿A ti qué te evoca? Para mi eso es más importante. Pienso que he hecho mi parte con la música y el vídeo, ahora se trata de evocar emoción y pensamiento en los espectadores (…) Es una pieza poderosa”. Control es una obra que no deja indiferente y que consigue, precisamente, evocar: “Prácticamente estoy feliz porque la brecha entre mis ideas y la realidad se hace cada vez más pequeña… y a la vez mis habilidades mejoran. He hecho un montón de covers. Creo que es interesante para crear enlaces transtemporales… Como máquinas del tiempo a través de la música. De la Sudáfrica actual a una Inglaterra de los años ochenta, y viceversa. La angustia del presente, el ritmo del pasado … Diferentes culturas … Mismos estados de ánimo”.

Los temas políticos y sociales están presentes en varias de sus canciones como Mshini Wam, que en palabras del propio artista habla de la trayectoria de algunos políticos revolucionarios a peces gordos; de “para el pueblo” a “robar del pueblo”, “una simple idea aplicable en todo el mundo”, afirma. Pero para nada todo es política en la discografía de Spoek: “he escrito cientos de canciones desde que era pequeño. Muchas temáticas, ideas e historias diferentes”, afirma “aunque pienso que la vida, sexo, drogas, etc. todo tiene aspectos políticos”. A la vez reivindica la necesidad de que el mundo del arte sudafricano se despoje de la etiqueta del post-apartheid que condiciona la forma en que se ve a los artistas hoy en día: “pienso que es un error de los artistas sudafricanos y de los espectadores no permitir que el arte sudafricano sea general o no permitiendo que Sudáfrica sea solo un país, un país dinámico, opuesto a la “sociedad post-apartheid”, afirma,“expresamos la espiritualidad y la energía con el cine como medio, con la música como otro medio, con la danza… Ese espíritu necesita cumplirse y expresarse. A veces necesita defender y expresar sociedad y política…otras veces, relaciones”, asegura Spoek.

Creador del concepto township tech a raíz de la exploración de los sonidos más electrónicos y de la etiqueta que él mismo empezó a poner a sus re-mezclas, el término fue cada vez más utilizado popularmente para referirse a su música, aunque según el mismo es “un nombre inapropiado” porque su música entra dentro de otros estilos musicales, como el shoe gaze, el juke o baile funk. “Pero Sudáfrica definitivamente tiene muchos tipos de música electrónica que varían desde lo más popular hasta lo más terriblemente oscuro” afirma, “ por eso el concepto no es correcto. No hay música township porque la música proviene de muy diferentes contextos urbanos, periurbanos, suburbanos, rurales y townships”, puntualiza.

Pula es una clara muestra de esta variedad. Una canción que ejemplifica la riqueza y diversidad cultural del país. El recorrido para realizar la grabación empezó en Johannesburgo con Masho y Spoko, productores de música electrónica; después siguió hacia Platfontein en el Cabo Norte; y por último a la región de KwaZulu Natal: “Visitamos tres regiones. Siempre ha sido mi sueño hacer un álbum de este estilo pero viajando a las nueve provincias y explorando los once idiomas y diferentes culturas. No se bien lo que estaba buscando [en Pula], ni había forma de saberlo. Sabía que me encantaba la cultura de la música de guitarra de KwaZulu, sabía que me encantaba el estilo metafísico de la música trascendental de los khoi San. Pensé que sería interesante mezclar eso con la actual ola de música electrónica”, relata Spoek.

Future Sounds of MzanziLa música no es la única manera en la que el artista explora los sonidos electrónicos que resuenan en los más inesperados rincones de Mzanzi (Sudáfrica en slang xhosa y zulú). El documental Future Sounds of Mzanzi (co-dirigido junto con Lebogang Rasethaba) habla sobre “la variada música que existe en Sudáfrica y que usa medios electrónicos de producción, por ejemplo ordenadores, software y sintetizadores en lugar de instrumentos”, en palabras del músico. Kwaito, Makwaya music, Bacardi House, Qgom… sonidos que proceden de diferentes tiempos y espacios, y que “se diferencian entre sí en los tempos, los ritmos y las historias”, matiza. Y aunque es una escena mayoritariamente masculina, Mathambo asegura: “Hay diferentes escenas, así que es un poco difícil generalizar, pero hay algunas mujeres prominentes produciendo, muchas cantantes y algunas destacadas DJ… y sobre todo muchas mujeres divirtiéndose y disfrutando la música”.

Con esta gran cantidad de material, solo queda acompañar a Mathambo en esta gran exploración a través de sus numerosos proyectos y trabajos. Poner “Play” al reproductor de música y dejarse llevar por los futuros sonidos electrificados de Sudáfrica.

The following two tabs change content below.
Vanessa Anaya
Licenciada en Sociología (UB), postgraduada en Desarrollo Internacional (Setem/UPC) y Máster Euroafricano de Ciencias Sociales del Desarrollo: Culturas y Desarrollo en África (URV). Sus ámbitos de interés son el arte, el género, el desarrollo y las nuevas tecnologías para la comunicación y la transformación social. Coordina la sección de Artes Visuales. Contacto: [email protected]
3 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] estilo como los congoleños Konono No.1 y Batida, el centroafricano Boddhi Satva o el sudafricano Spoek Mathambo. Pero no teníamos suficiente y empezamos a apasionarnos por todas las subculturas musicales que […]

  2. […] Manteiga. Ella misma nos cuenta qué es Batuk, formado también por los veteranos productores Spoek Mathambo y Aero Manyelo, que utiliza la música electrónica como vehículo para el diálogo entre las […]

  3. […] Chineke! (el concierto completo se puede ver aquí) y con la actuación del icono sudafricano Spoek Mathambo, al que ya entrevistamos en Wiriko, y en la que se pudo ver su documental The Future Sound of Mzanzi. De igual manera, una nueva […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *