De la A a la Z, los bailes urbanos de África, en Dakar

the dance hall

The Dance Hall es el primer centro dedicado a las danzas urbanas en Dakar. El espacio, que lleva abierto tan solo siete meses, ya se ha convertido en un auténtico punto de encuentro para los jóvenes de la capital senegalesa, donde el Azonto de Ghana, al Coupé Décalé de Costa de Marfil, el Sabar de Senegal, la Funaná de Cabo Verde o el Kizomba de Angola han cristalizado como los lenguajes a través de los cuales las nuevas generaciones se relacionan y comunican entre sí de un lado al otro del continente.

Es sabido que el baile no es solo un movimiento rítmico de los cuerpos, sino que juega diferentes roles y simboliza diferentes aspectos de la sociedad. Los bailes urbanos de África son la expresión de culturas juveniles que emergen y conviven en las distintas ciudades del continente. Y la emergencia de nuevos proyectos en este campo no puede más que ser bienvenida. De Johannesburgo a Dakar, de Douala a Dar Es Salaam o de Luanda a Maputo, las culturas urbanas se construyen y retroalimentan en los espacios públicos como distintas expresiones de la enorme diversidad cultural africana, urbana y contemporánea. Ahora, muchos de estos lenguajes convergen en Dakar en este nuevo escenario de la vida cultural de la capital del África Occidental por antonomasia, que a su vez se erige como una gran pista de baile. Y el vídeo que hace escasas semanas lanzaron en la web en forma de abecedario de las danzas urbanas de África corrobora la originalidad de este proyecto.

The Dance Hall es un espacio privado, dirigido por Mariama Touré, una joven entusiasta de 26 años que sintió la necesidad de crear un centro de entretenimiento dedicado a la danza urbana.”La idea surgió de un mi necesidad básica de bailar. Es tan simple como eso. Siempre me ha gustado el baile y cuando volví a Senegal después de graduarme en Canadá, sentí que necesitaba bailar… Sólo por diversión. Después de trabajar, por ejemplo, en vez de ir al gimnasio y esas cosas… Entonces fue cuando me dí cuenta de que no había centros de danza en Dakar y pensé que era necesario crear uno. Mi pasión fue la que me llevó a esto” confiesa la directora de este nuevo centro.

G.S: Pero, ¿dónde se han formado los profesores del Dance Hall si no había ni una sola escuela de bailes urbanos en Dakar?
M.T: Mis profesores son bailarines urbanos profesionales que vienen de diferentes países pero que viven en Senegal. El verano pasado organizamos una convocatoria con los estilos que estábamos buscando y elegimos a los mejores de la escena urbana local. Algunos de ellos se han formado internacionalmente y a otros, los formó The Dance Hall durante unos talleres intensivos para profesores que impartimos antes de la apertura de la escuela.

kizombaG.S: ¿Qué actividades estáis ofreciendo en el centro?
M.T: Ofrecemos 10 estilos de baile diferentes. hip hop, estilos africanos contemporáneos (coupé décalé, azonto, djazzé…), bailes para música House pero también danza tradicional local, que para nosotros es sin duda urbana.

G.S: ¿Por qué crees que es importante contar con una escuela de danzas urbanas en Dakar?
M.T: Bueno, lo es depende de para quién. Pero para mí y para el equipo de TDH es importanteporque es una parte importante e inseparable en la vida cotidiana de los jóvenes.

G.S: Y, en la parte de Dakar en la que os ubicáis, ¿hay otras iniciativas artísticas?
M.T: Estamos en pleno centro de Dakar, en una antigua fábrica que se llamaba la “Biscuiterie de la Medina”. Es un lugar muy accesible y no es que sea un lugar especialmente artístico. De hecho, todo Dakar está repleto de iniciativas artísticas. En esta ciudad, prácticamente cada día suceden cosas originales y creativas.

G.S: ¿Y cuál es el impacto social que está teniendo TDH?

M.T: Creo que bastante. TDH ya está esponsorizando cualquier iniciativa relacionada con el baile que sucede en la ciudad para poder fortalecer la escena cultural dakarense. En términos de impacto económico, creo que más allá del aspecto físico y de entretenimiento que ofrecemos a los jóvenes que acuden a nosotros, como primera sala de baile TDH es simplemente una humilde empresa que da de comer a una decena de personas.

G.S¿Y cuál es la acogida de los dakarenses?
M.T: Los ciudadanos de Dakar nos han dado una muy buena bienvenida. Están muy contentos de que se haya cubierto esta necesidad. Pero no hubo nadie que ayudara en la financiación, ni desde el sector público ni desde el privado. Lo hice todo con mis propios ahorros y, con lo que me gusta llamar el dinero del amor, el de mis padres.

G.S: ¿Y habéis conseguido estar presentes fuera de la escuela?
M.T: Pues aún no hemos empezado a actuar fuera de nuestra plataforma, pero justamente acabamos de celebrar lo que será nuestro espectáculo de danza anual, que se celebró el pasado 28 de mayo. Lo bautizamos como STARS, Espectáculo de danzas urbanas. Y la verdad es que fue un bombazo para ser nuestra primera cita, ya que vinieron más de trescientas personas.

 

The following two tabs change content below.
Gemma Solés i Coll
Licenciada en Filosofía (UB), posgraduada en Sociedades Africanas y Desarrollo (UPF) y Master euroafricano en Ciencias Sociales del Desarrollo: Culturas y Desarrollo en África (URV). Le interesan la música, el activismo cultural, las ciudades africanas y el turismo sostenible. Coordina la sección de Música y Artes Escénicas y presenta y dirige el magacín radiofónico Wiriko en M21. Contacto: [email protected]
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *