Sia Tolno, la nueva diva del Afrobeat

SiaTolno_AW20140315_063

© N’Krumah Lawson-Daku / Lusafrica

Desde que en 2011 ganara el premio Découvertes de Radio France Internacional, la carrera de Sia Tolno, una kissi de 39 años que tuvo que huir de su Sierra Leona natal por culpa de la guerra, no ha hecho más que expandirse.

Si con su segundo LP internacional My Life (Lusafrica, 2011), la guineana nacida en Freetown se ganó la fama de ser una nueva revelación del Afro-Punk mandinga y se puso a los críticos musicales de Norte y Sur en el bolsillo; con su recién salido del horno tercer álbum African Woman (Lusafrica, 2014), la joven cantante de voz rasgada y grave se erige como la nueva diva del Afrobeat, dispuesta a sostener la antorcha de Fela Kuti desafiando el epicentro de la masculinidad que ha reinado tradicionalmente en el mundo de este famoso estilo nacido en Nigeria.

Si en My Life contó con el guitarrista guineano Kanté Manfila, en African Woman, es Tony Allen, con su artillería de Funk, highlife y percusión Yoruba quien convierte a esta joven compositora en una auténtica apisonadora de Afrobeat.

¿Qué ha cambiado en tu carrera desde que te premiaron con el RFI Découvertes de 2011? 

Muchísimas cosas. Este premio me ayudó a estar más cerca de mi público africano y también a conocer mejor mi continente y las cosas positivas de África. En todos los sentidos, creo que encendió mi inspiración.

¿Cuál ha sido tu evolución musical desde tu primer álbum hasta este tercer LP que estás presentando des del pasado 9 de Junio? ¿Qué queda de esa Sia Tolno que imitaba a Whitney Houston por los escenarios de Conakry? 

Mi evolución musical desde mi primer álbum es la misma evolución que he hecho como persona. Pero lo único que permanece de esa Sia Tolno que imitaba artistas como Whitney Houston, Piaff, Nina Simone o Tina Turner es el amor y la felicidad que me aporta tanto a mi misma como a los demás, el hacer música.

Pues créeme, este último álbum está haciendo feliz a mucha gente. Y es que African Woman viene pisando fuerte. Afrobeat con la mejor de las compañías, la de Tony Allen, batería de Fela y su director musical de 1968 a 1979, como productor.

Sí. La verdad es que me decidí por el Afrobeat porque como música revolucionaria que es, acompaña a mis palabras tal y como yo quiero que lleguen a mi público. A Tony Allen lo conocí gracias a mi sello discográfico, Lusafrica, y después de escuchar algo de su música convencí a mi productor para que lo llamara. ¿Quien mejor? Fue uno de los artífices del Afrobeat junto a Fela Kuti. Y me ha encantado trabajar con él, porque lo ha hecho todo fácil. Es un espíritu positivo de nuestra sociedad africana.

¿Entonces, se ha quedado obsoleta esa etiqueta que te colgaron con tu tercer álbum de “cantante de Afro-Punk”? 

Si, totalmente. La verdad es que ya en My Life estaba claro que yo jugaba con ritmos Afrobeat a pesar de las mezclas guitarreras que agregué, y por lo que me llamaron cantante de Afro-Punk. Pero ahora esa etiqueta ya no les sirve porque mi nuevo álbum es 100% Afrobeat.

El primer sencillo de tu African Woman es Waka Waka Woman, definitivamente una canción con mucha fuerza. ¿Una carta abierta para advertir a los políticos africanos sobre la necesidad de tener en cuenta a la mujer africana? 

En Waka Waka Woman quise retratar el poder, la fuerza y la belleza tanto interior como exterior de la mujer africana. En este tema hablo del derecho de las mujeres africanas a la participación en el desarrollo político y social de África.

© N’Krumah Lawson-Daku / Lusafrica

© N’Krumah Lawson-Daku / Lusafrica

En las canciones de tu nuevo álbum hablas de todo. En Yaguine et Fodé hablas del fenómeno migratorio. En African Police hablas sobre la corrupción de la policía africana. En Rebel Leader machacas contra el dictador liberiano Charles Taylor y la sed de poder que te llevó, en realidad a huir con tu familia hacia Guinea. En Kekeleh denuncias la mutilación genital femenina. En Mama alabas el papel de tu madre y tus abuelas en tu educación… ¿Todas las letras son tuyas? 

Sí. Me inspiran mis experiencias personales y vitales, todo lo que he vivido a lo largo de mi vida. Me inspira la sociedad africana que me rodea. Y sobre todo me inspiran nuestros niños. Por eso digo que mi evolución musical y mi evolución personal van ligadas.

Me parece que African Woman es sobre todo un himno al feminismo africano aderezado con lo mejor del groove Afrobeat. Pero para sumergirte en el mundo del Afrobeat, ¿tu banda ha tenido que sufrir muchos cambios? 

‘Que va! La banda no tuvo que hacer mucho. Desde el anterior disco que el Afrobeat formó parte de nuestro repertorio habitual. El espíritu Afrobeat está entre nosotros desde el principio, y en los directos siempre hemos hecho guiños al Afrobeat. Así que para nosotros no ha habido ruptura alguna.

El lanzamiento de tu nuevo álbum te habrá llevado a tener una agenda repleta de conciertos para este 2014, ¿no? 

African Woman nos va a llevar por diferentes escenarios. Des del mes de junio tengo fechas en Marruecos, en el marco del Festival Timitar. Tenemos seis fechas en Bélgica y otras por Francia.

¡Pues deseando tenerte por la península ibérica bien pronto!

The following two tabs change content below.
Gemma Solés i Coll
Licenciada en Filosofía (UB), posgraduada en Sociedades Africanas y Desarrollo (UPF) y Máster euroafricano en Ciencias Sociales del Desarrollo: Culturas y Desarrollo en África (URV). Le interesan la música, el activismo cultural y las culturas urbanas. Coordina la sección de Música y Artes Escénicas y presenta y dirige el magacín radiofónico Wiriko en M21. Contacto: [email protected]
1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] se estableció en París, y trabajó en bandas de músicos de la talla de Fatoumata Diawara o Sia Tolno. Y a principios de año, por fin, editó su primer larga duración: Luondo (Foli Son / […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *