Entradas

La nueva fotografía africana en auge en Nueva York

Por Ana Martín Onandia 

‘Recent Histories: New Photography from Africa’, la tercera exposición de fotografía contemporánea y de vídeo arte enfocada en África y en la diáspora africana, se inauguraba el pasado 22 de septiembre en la sala The Walther Collection Project Space de Nueva York. Este espacio lleva el nombre de su fundador Artur Walther, uno de los mayores coleccionistas privados de fotografía africana del mundo. Su relación con la fotografía nace como estudiante del Centro Internacional de Fotografía (ICP), lugar del que fue miembro del consejo de administración durante casi 16 años. Según el propio Walther su interés va más allá de una pieza individual y aislada, el mayor atractivo reside en conjuntos o series de trabajos con una temática común captando así un significado más profundo y más contextualizado. Su criterio a la hora de adquirir trabajos no es lucrativo ya que nunca los vende sino que pretende apoyar a las y los artistas mediante la exposición y publicación de sus trabajos. El foco de atención en África surge a través de una estudio y reflexión sobre cómo vemos a otras culturas, cómo nos vemos,  presentamos y retratamos a nosotros mismos y cómo estas formas cambian con el tiempo. De esta modo uno de sus objetivos es contribuir a hacer más visible a los artistas de origen africanos para facilitar de algún modo la introducción de sus perspectivas en los diálogos globales.

El proyecto consiste en una serie de cuatro exposiciones de 2015 a 2017 con una temática concreta cada una de ellas, pero complementarias y en diálogo entre sí. Las diferentes series agrupan así a distintos artistas cuyos trabajos indagan y se aproximan a estos conceptos desde su propia perspectiva, su enfoque de interés, su cultura, su lugar geográfico y a través de diferentes técnicas (sinónimo visual photo) guiando al observador a través de cada uno de los conceptos conductores propuestos por las diferentes series,  lo que da pie a una rica y amplia reflexión. Las series finalizaràn con una exposición en el museo The Walther Collection en la Neu-Ulm en Alemania junto a la publicación de un catálogo co-publicado por Steidl.

La primera de estas exposiciones tuvo lugar en 2015 con el título ‘The Lay of the Land’. Esa primera serie explora el paisaje urbanístico de las ciudades en época poscolonial contando así con el trabajo de Edson Chagas, François Xavier Gbré y Mame-Diarra Niang, tres artistas nacidos después de los movimientos de las independencias. Poniendo gran énfasis en el color y en las formas urbanas, estos tres fotógrafos comparten un interés común centrado en las construcciones, en las ruinas y en los proyectos físicos inconclusos originados o abandonados en época poscolonial y lo que es más importante, sus trabajos analizan el efecto que estas estructuras crean en el paisaje urbano contemporáneo.

En la primavera de este año tuvo lugar ‘Close to Home’ la segunda en la serie. En esta ocasión la exposición contó con los trabajos de cinco artistas que ofrecen una nueva visión del retrato fotográfico en Áfica. En sus respectivas prácticas fotográficas, Andrew Esiebo, Sabelo Mlangeni, Mimi Cherono Ng’ok, Musa N. Nxumalo y Thabiso Sekgala, exploran las relaciones sociales a través de retratos íntimos a lo largo y ancho del continente africano. Mostrando las relaciones emocionales entre los sujetos y sus paisajes. Walther Collection enfatiza la importancia de estas imágenes por sus estrechos lazos hacía los sujetos retratados, ya sea con mayor o menor perspectiva, posicionándoles a la vanguardia de la narración visual.

El tercer ciclo que aquí nos ocupa es Recent Histories, que cuenta con cinco artistas multidisciplinares con muy diversas perspectivas y procedimientos narrativos. Podrá decirse, que su punto de en cuento reside en un común interés sobre la documentación de la diversidad y globalidad contemporánea. Con gran variedad de preocupaciones y maneras de abordarlas, la exposición invita a entender las diferentes y amplias perspectivas de los trabajos visuales seleccionados en Recent Histories como una sincera exploración de nuestro tiempo.

Simon Gush, Lazy Nigel, 2015.

Simon Gush, Lazy Nigel, 2015.

El artista sudafricano afincado en Johannesburgo Simon Gush, se sirve de la escritura, la fotografía, el vídeo arte al que incorpora observaciones textuales, además de instalaciones, para indagar sobre la ideología y la estética del trabajo que esculpen el paisaje y la vida urbana. Con imágenes minimalistas a menudo en blanco y negro, el artista pretende revelar algunas de las ideas y la ética que dicta gran parte de nuestro día a día, pero que son obviadas a menudo por el transeúnte o trabajador sumergido en la rutina sin una mirada más pausada y contemplativa.

Délio

Délio Jasse.

Délio Jasse, angoleño residente en Lisboa, experimenta con la fotografía analógica. Introduce imágenes encontradas en sus propias fotos creando diferentes capas de información. Según el propio artista su trabajo se centra principalmente en el concepto imagen latente, en aquello que está presente pero que a menudo es ignorado por una mirada ligera o más convencional, de este modo la disposición de su trabajo empuja al observador a interactuar con la imagen y así descubrir las informaciones más sutiles u ocultas que allí se encuentran.

Lebohang Kganye: artista sudafricana cuyo viaje de experimentación y reflexión sobre y a través de la fotografía, comienza de manera formal en su paso por Market photo workshop, una escuela, galería y espacio proyecto de fotografía sudafricano que desde sus orígenes en 1989 pretende hacer de la fotografía una forma de expresión más democrática y accesible. Incorporando escultura y performance a sus creaciones, el trabajo de esta joven investiga la fotografía desde su función como mecanismo creador de memoria e identidad. Mediante la modificación de la imagen digital, Lebohan Kganye juega con los conceptos de imaginación e historia, introduciéndose a ella misma en las fotos de su archivo familiar y creando así una conexión con sus ancestros.

Dawit L. Petros.

Dawit L. Petros.

El artista visual eritreo Dawit L. Petros, trabaja y vive en Nueva York. A lo largo de sus viajes e investigaciones explora en su proyecto actual “ las experiencias transnacionales características de la contemporaneidad, tanto a través de las fronteras africanas como aquellas fuera del continente. A su vez, analiza los efectos de las narraciones existentes sobre migración en los procesos de identidad y abre a través de su trabajo nuevas perspectivas sobre las relaciones entre el individuo y su entorno.

La polifacética nigeriana Zina Saro-Wiwa desarrolla su trabajo entre Nueva York y el Delta del Níger, lugar donde tiene una galería de arte llamada Boys’ Quarters Project Space, en Port Harcout, capital de la región. Sus medios de expresión se mueven y unen la fotografía, el documental, el vídeo arte, la escultura, la performance o incluso la comida.

Zina Saro-Wiwa.

Zina Saro-Wiwa.

Ya hemos destacado uno de sus proyectos en otra ocasión con ‘Eaten by the Heart.’ Ahora la artista, desde sus experiencias personales retrata su lugar de origen, el Delta del Níger, para ampliar la expandida visión externa que según ella define y condiciona la identidad de la sociedad y de la tierra.

 

Para cerrar esta exposición, el 21 de octubre de este mismo año, ‘Recent Histories’ contará con un simposio llamado ‘Beyond the Frame: Contemporary Photography form Africa and the Diaspora’ en la universidad de Columbia, con la participación de artistas, académicos, comisarios, críticos y diferentes personalidades relacionadas con la cultura y el arte, para discutir el desarrollo actual de la fotografía y las prácticas visuales en África y en la diáspora africana.

 

 

Edson Chagas: desplazamiento, consumismo e identidad

Angola fue protagonista del conflicto bélico más largo de África: una guerra civil, resultado directo del proceso de descolonización del país, que duró 27 años (1975-2002). Al acabar la guerra, Angola experimentó una explosión económica, situándose durante los últimos años a la cabeza de los países con más crecimiento del mundo, gracias en gran parte a sus recursos naturales.

Found not taken

E.Chagas. Serie “Found not taken” (2013), Luanda, Angola

A pesar de que la mayoría de angoleños no se han beneficiado de este boom, desde los últimos años existe una clase media incipiente que ha provocado grandes cambios en los hábitos de consumo de una parte de la población, especialmente en Luanda, considerada una de las ciudades más caras del mundo.

Es en este contexto en el que encontramos al fotógrafo angoleño Edson Chagas, prácticamente desconocido en Occidente hasta 2013, año en el que es galardonado con el León de Oro de la Bienal de Venecia por la obra “Luanda Encyclopedic City”.

Nacido en Luanda en 1977, Chagas abandona su país natal en 1992 para instalarse en Portugal, donde aprende las bases de la fotografía durante tres años. Posteriormente, se muda a Londres y se forma en fotoperiodismo en el London College of Communication y en la Universidad de Newport, Gales. En 2008 decide volver a Angola, sin embargo, con la guerra civil ya terminada hace 6 años, se encuentra una Luanda muy distinta a la de su adolescencia.

Es entorno a su biografía donde podemos encontrar las tres ideas principales de su obra: por una parte, la idea de desplazamiento -“me he mudado tantas veces que aún hoy sigo preguntándome dónde está mi hogar. Cuando volví a Angola, encontré la casa de mi madre completamente igual, pero todo lo demás a su alrededor había cambiado” -. Por otra, los cambios en los hábitos de consumo, afirmando que durante su adolescencia en Luanda la gente solía reutilizarlo todo y, después de 16 años de ausencia, se encontró con una economía creciente en la que los objetos se convertían en desechos rápidamente. En última instancia, encontramos la identidad, tema que se yuxtapone a los dos anteriores en gran parte de su obra.

Estas ideas están presentes en su serie fotográfica “Found not taken”, en la que el artista colecta objetos abandonados en la calle y los desplaza para fotografiarlos, con el objetivo de asociarlos a un entorno que él considera más idóneo, dándoles una nueva identidad. Este proyecto le ha seguido en sus desplazamientos: empezó en las calles de Londres, siguió con las de Newport y finalmente, las de Luanda, que fueron las que protagonizaron su obra en la Bienal de Venecia 2013. La serie, que continúa abierta según los movimientos del artista, muestra su apego por la temática del consumo que deja stock rechazado, abandonado, y la de los desplazamientos: moviendo los objetos de un lugar a otro para crear nuevas relaciones entre ellos y su entorno, emerge también la cuestión de las raíces y las migraciones, del espacio urbano y las identidades.

Posteriormente y ya asentado en Angola, el artista realiza la serie “Oikonomos” (2011), en la que aparecen personas fotografiadas con camisa blanca y distintas bolsas puestas en la cabeza tapándoles el rostro. A partir de bolsas africanas, americanas o chinas, Chagas utiliza la fotografía para analizar la vida cuotidiana relacionada con el consumismo y los cambios como consecuencia de la globalización. El hecho de que todas las personas vistan igual y sólo se les distingan por el tipo de bolsa que les cubre el rostro –precisamente el rostro, forma de identificación primera de cada uno-, parece querer cuestionarnos sobre cómo nuestros patrones de consumo definen cada vez más y con más fuerza nuestra identidad.

El mismo estilo, aunque con un significado distinto, es el protagonista de su serie más reciente “Tipo passe” (Fotos de pasaporte – 2014). Se trata de una serie de 12 retratos tipo pasaporte de personas vestidas con traje o camisa en las que, una vez más, su rostro queda oculto, pero esta vez por distintas máscaras tradicionales africanas. Por un lado, la ropa hace referencia al tipo de traje que llevan los angoleños cuando se hacen fotografías de pasaporte: según las autoridades, representan al país en el exterior y deben dar una buena imagen. Por otro lado, de las máscaras vuelve a emerger el tema de la identidad, pero esta vez como reivindicación de diversidad: “Quería tratar el multiculturalismo. Cuando la gente habla de África lo hace como si fuera sólo un país, pero es un continente.

De este modo, Edson Chagas nos invita a cuestionarnos sobre estas tres ideas desde un continente marcado por la diáspora –desplazamiento-, y con una historia reciente en la que la identidad ha tenido siempre una gran importancia: ayer fue el colonialismo quien la menospreció y hoy es el consumismo de masas quien la pone en cuestión.

Bibliografía