Entradas

‘Africa is the future’: parece una marca ¡pero no lo es!

africa-is-the-future-2Africa is the future’ (‘África es el futuro’) es el nombre de una ingeniosa campaña que creada en 2004 por Nicolas Premier y Patrick Ayaman y que parte de una idea muy simple: “desafiar la imagen que los medios de comunicación internacional transmiten sobre África, mediante la difusión de este provocativo eslogan por todas partes”, afirma Nicolas Premier en una entrevista para Wiriko.

Hace ya diez años, Premier y Ayaman decidieron utilizar el poder que tienen las marcas en la actualidad para difundir un mensaje e intervenir en los medios, aunque como afirman en su web “Parece una marca, habla como una marca, se mueve como una marca, ¡pero no lo es!”. Así, la creación de una imagen y de un lema con unas grandes dosis de diseño gráfico, supusieron el lanzamiento de su primer y principal proyecto que fue la elaboración y venta de camisetas con el lema “Africa is the Future” estampado: “El núcleo del proyecto son las camisetas, en primer lugar porque están vinculadas directamente a las personas y se mueven con ellas, así que básicamente se pueden ver en todas partes, sin necesidad de ningún permiso ni están sujetas a ningún tipo de control. En segundo lugar, posicionándose como una ‘marca’, AITF podía utilizar todas las herramientas de comunicación de marca para fijar esta intervención artística en el espacio público”, apostilla Premier.

10YEARS1

A la pregunta “¿Por qué África?”, Premier responde: “AITF significa en primer lugar, que el continente es el centro de todas las cuestiones mundiales. Esto no es ni una anomalía ni una excepción. Refleja con exactitud la relación entre las potencias mundiales. Cualquier reflexión seria sobre el futuro, debe tener en cuenta las realidades del continente africano y lo que nos dicen”. Sin saber con exactitud cómo será África en el futuro, Premier afirma la necesidad de que los Estados africanos se conviertan en dueños de sus propios recursos, sobre todo en los que a energía se refiere.

¿Cómo sería África en 2034? De ese posible escenario parte el segundo proyecto de los creadores de la campaña, que además supone la celebración de su décimo aniversario: “El continente africano ha cambiado de nombre a ‘Repúblicas Unidas de África’ (URA) y se ha convertido en la potencia mundial dominante. La URA es la líder en tecnología, viajes espaciales, arte, cine, moda, arquitectura y más”. Con esta visión lanzan AITF Magazine, la revista más leída en la imaginada URA. La revista está inspirada gráficamente en la revista americana LIFE que durante los años cincuenta, como DRUM en Sudáfrica, reflejaba en sus portadas el sueño americano en la posguerra. Premier matiza: “La razón por la que se puede percibir un estilo de los años cincuenta se debe a que corresponde a la edad de oro de la revista LIFE. Todo lo que hemos hecho es mantener su forma y estética, pero desviando el contenido para dar a luz a una nueva realidad, capaz de crear una distancia crítica de las representaciones habituales”.

La repercusión de la campaña es amplia, ya que según los propios creadores se ha expandido a medios, políticos y artistas e incluso tiene su propio hashtag en Twitter (#africaisthefuture).“Desde hace diez años, hemos notado que el enfoque de AITF podría plantear preguntas sobre cómo se percibe el mundo y la forma en que es presentado por los medios de comunicación de masas. Hemos abierto una brecha en el consenso mundial sobre lo que África es y será siempre. Es como si AITF hubiera traído nuevas posibilidades para el imaginario, base de todo cambio”, afirma Premier.

Sin duda, la emergencia de este tipo de iniciativas y proyectos ofrecen una contra-narrativa del discurso que los grandes medios ofrecen sobre África. En este sentido Premier y Ayaman consideran que más importante que el hecho de estar de acuerdo o no, es que este lema invite a reconsiderar la visión que se tiene sobre el mundo, pero sobre todo, a pensar por uno mismo.

 

¿Quién quiere ser voluntario en África?

Nada mejor que el humor para ejercer la crítica mordaz. Esa que duele y, tras la risa, provoca la autocrítica. No se trata de la flagelación sin piedad, sino de mirar al espejo y observar lo que proponen los creadores de campañas publicitarias que apelan a la fibra sensible. El año pasado alcanzaron el objetivo de tener una gran repercusión tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales con la campaña Let’s Save Africa! (¡Salvemos África!) al igual que con la rompedora Africa for Norwey (África por Noruega). Este vídeo retrataba los estereotipos y clichés más clásicos en los anuncios de las grandes fundaciones y ONG. Así daba comienzo la primera edición de los Award Rusty Radiador (Premios Radiador Oxidado), unos premios en el que un jurado internacional nomina a algunos ejemplos de las peores y las mejores campañas de recaudación de fondos.

El vídeo promocional para la segunda edición Who wants to be a volunteer? (¿Quién quiere ser un voluntario?) no es -al menos hasta el momento- un reality show, y subraya la tendencia a analizar al continente africano como un único país bajo la pregunta “¿cuántos países forman África?” Un tema en el candelero mediático y que podría servir para alertar a los medios de comunicación que en los últimos meses, por ejemplo, han informado exclusivamente sobre el ébola reforzando el imaginario de que es una enfermedad extendida al conjunto del continente. Contextualización y conocimiento como un buen antídoto contra la ignorancia.

Imagen de la pregunta final por la que el concursante podrá convertirse en un voluntario en África.

Imagen de la pregunta final por la que el concursante podrá convertirse en un voluntario en África.

Who wants to be a volunteer? retrata algunas de las creencias de muchas personas que viajan África enmarcadas en la imagen del “héroe blanco” que necesita salvar, educar o promover el cambio, y la del “otro exótico”. Como afirman los creadores de este nuevo vídeo con aspiración de ser viral: “El hambre y la pobreza son feas y llaman a la acción. Sin embargo, tenemos que crear un compromiso basado en el conocimiento, no los estereotipos. Tenemos que cambiar la forma en la que las campañas de recaudación de fondos comunican los problemas derivados de la pobreza y de un desarrollo en vertical”.

Los Award Rusty Radiador forman parte de un proyecto del Fondo de Asistencia Internacional de Estudiantes y Académicos noruegos (SAIH) creado en 1961 y, además de incentivar a una mayor creatividad e innovación en la comunicación de las organizaciones sociales, pretenden llamar la atención sobre las percepciones de África. “No es una crítica a la gente joven con ganas de ir a África para trabajar como voluntarios. El vídeo parodia la tendencia cada vez mayor de estudiantes que visitan África en nombre de la caridad o el voluntariado, pero sin un auténtico sentido moral del altruismo”, explicó el líder de SAIH Jørn Wichne Pedersen. Los ganadores se anunciarán el 2 de diciembre en Oslo. Y mientras, se pueden votar las mejores y las peores campañas de ayuda en su página web.

Imagen promocional del programa ¿Quién quiere ser voluntario?

Imagen promocional del programa ¿Quién quiere ser voluntario?