Entradas

Engánchate a las novedades literarias africanas de esta primavera

En el mes de mayo el célebre escritor y pensador keniano Ngugi wa Thiong’o (1938) visitó Madrid y Barcelona para hablar de “las formas ‘minorizadas’ de la literatura”, coincidiendo con la nueva edición de La revolución vertical (2019), una obra que en 2016 encabezó un proyecto de traducción en lenguas africanas y que desde marzo está disponible en versiones bilingües en gikuyu y castellano, catalán, asturiano, euskera, gallego y aranés. Este es un ejemplo de que las literaturas africanas se están haciendo con un sitio permanente en nuestra sociedad, en la que los libros etiquetados de “clásicos” se refieren a producciones de Occidente, y conforman así una jerarquía en la que autores europeos y americanos disfrutan de la visibilidad de la cúspide mientras las plumas africanas quedan bajo su sombra.

¿Por qué las mujeres salvarán el planeta? (2019). El rayo verde. Fuente: Andreu Zaragoza.

No hay duda de que el panorama literario de hoy en día no es el mismo que el de hace veinte años. Esto se debe a los cambios e imperativos que traen consigo los nuevos tiempos; es decir, la globalización ha afectado el mundo de las letras, le ha hecho transformarse gradualmente. Pero hay actores que han sido determinantes para alterar la configuración de la pirámide de la que hablábamos antes. Las independencias de los países africanos trajeron consigo movimientos culturales que reivindicaban la autoría propia del continente. Figuras como Thiong’o tuvieron un gran impacto, pues no olvidemos que el pensador, persiguiendo el fin de descolonizar la mente, abandonó el inglés como lengua de escritura en favor del gikuyu. Todos estos factores han hecho que sea posible ver cómo obras de autores y autoras de España comparten los escaparates de librerías con, por ejemplo, la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie (1977). Por lo tanto, la producción africana se está extendiendo más allá de las fronteras nacionales, abarcando una amplitud de géneros y temáticas que anteriormente las confinaban a narrar crónicas del colonialismo y de la esclavitud.

También es necesario reconocer el papel fundamental que tienen las editoriales para que podamos tener al alcance estas obras literarias. Sin ellas muchos de los trabajos de autores y autoras como Chinua Achebe, Ken Bugul, Nadine Gordimer, Ama Ata Aidoo, Wole Soyinka o Bessie Head seguirían esperando a ser traducidos y publicados. Por ello, desde Wiriko queremos destacar las novedades de las letras africanas que nos esperan en estos meses gracias a la labor de algunas editoriales con base en España.

 El Rayo Verde

En una publicación de marzo hablábamos ya de La revolución vertical (2019) de Ngugi wa Thiong’o y cómo este cuento ha sido traducido por El Rayo Verde y el Raig Verd al castellano, catalán y asturiano. En la conferencia que tuvo lugar en el Museo Nacional y Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, el autor expresó que esta historia es para todos los públicos, ya que se refiere a cuestiones que nos afectan como personas (igualdad, convivencia, etc.).

Por qué las mujeres salvarán el planeta (2019) reúne ensayos y entrevistas de autoras involucradas en la lucha feminista que ponen de manifiesto la correlación entre el feminismo y el medioambiente. De entre las voces recogidas destacamos a la sudafricana Zandile Gumede (1961), quien actualmente ejerce de alcaldesa en la Municipalidad Metropolitana eThekwini; Atti Worku (Etiopía), fundadora y directora ejecutiva de la organización Seeds of Africa; los textos de Shukri Haji Ismail Bandare (Somalia 1947), ministra de medioambiente y desarrollo rural de la República de Somalilandia, y Fatima Jibrell (Somalia 1947), cineasta, activista medioambiental y fundadora de la organización Horn Africa (ahora Adeso); y por último, Nidhi Tandon, activista y escritora nacida en el este de África que trabaja con mujeres y comunidades minoritarias. Esta publicación hace hincapié en materia de igualdad de género (visibilizando el trabajo de mujeres de diferentes nacionalidades) a la vez que nos hace reflexionar en torno al vínculo de la naturaleza, la ecología y el medioambiente con el sexo femenino. Por lo tanto, Por qué las mujeres salvarán el planeta amplifica la voz de autoras africanas, situando además a las mujeres como protagonistas en la lucha contra el cambio climático.

Baile del Sol

De la mano de la colección de literatura de Casa África encontramos Doce relatos urbanos. Doce voces africanas (2019), publicado también en el mes de marzo. Las ciudades son las protagonistas de las doce historias que componen esta publicación. Se trata de cómo los autores y las autoras africanas expresan su punto de vista a través de los espacios urbanos. En el blog África Vive, Ángeles Jurado nos habla un poco más sobre cómo diseñó este proyecto hace dos años, qué escritores y escritoras aceptaron formar parte de la colección, así como la intención de trasladarnos a nuevos lugares mediante los relatos.

La editorial también ha incorporado en sus ediciones castellanas la primera novela de la nigeriana Chinelo Okparanta (1981). En Bajo las ramas de las udalas (2019) conocemos a Ijeoma, una niña cuyo padre es asesinado a causa de la guerra civil nigeriana en 1968. Huyendo del conflicto bélico, la protagonista conoce a Amina. La relación entre ambas lleva a Ijeoma a reflexionar sobre cuestiones de fe y amor entre otras. Por lo tanto, Okparanta nos invita a acompañar a la protagonista en su paso de la infancia a la vida adulta, siendo testigos de los cambios, reflexiones y decisiones que tienen lugar durante su desarrollo personal.

Crononauta

Quién teme a la muerte (2019). Nnedi Okorafor

Fuente: Crononautas

Siguiendo la línea de compromiso con la igualdad de género, la editorial alternativa Crononautas ha contado con una preventa online de la nueva edición de Quién teme a la muerte (2019). Publicada por primera vez en 2010, esta novela, escrita por la estadounidense de origen nigeriano Nnedi Okorafor (1974), presenta un mundo ficticio postapocalíptico. En él su protagonista será testigo de experiencias que combinan la magia, la naturaleza, las tradiciones y aspectos de plena actualidad (genocidio, violaciones y ablaciones entre otros).

2709 books

Publicado en 2015 por Wanafrica, a partir del mes de mayo está disponible otra edición de Murambi, el libro de los huesos (2019), una novela del escritor senegalés Boubacar Boris Diop (1946). Aunque en ocasiones anteriores la editorial ha publicado versiones bilingües de otras obras del mismo autor, en este caso se trata de una nueva edición traducida al castellano. A pesar de que no es una novedad literaria, podremos disfrutar una vez más del trabajo de Diop, el cual rescata el genocidio de Ruanda de 1994 para denunciar el acontecimiento histórico y la impunidad de los actores en él implicados.

Taurus

Fuente: Popular libros

En verano de 2018 el filósofo anglo-ghanés Kwame Anthony Appiah (1954) sumaba a la lista de sus trabajos The Lies that Bind: Rethinking Identity, una obra que, como indica su nombre, explora la identidad. Taurus, el sello editorial de Penguin Random House Grupo Editorial, se ha encargado de ofrecer una edición en castellano en la que el público hispanohablante pueda reflexionar sobre la cuestión identitaria de la mano de las preguntas propuestas por Appiah. De acuerdo con una reseña de The Washington Post, Las mentiras que nos unen: Replanteando la identidad (2019) está dividido en cinco secciones que se corresponden a lo que el filósofo comprende como las cinco bases de la identidad moderna: la religión, el país, la clase, el color y la cultura. De esta manera, Kwame Appiah pone en entredicho el funcionamiento de la identidad tal y como lo hemos conocido hasta ahora.

Plaza y Janés

Otro de los sellos de Penguin Random House ha publicado la biografía de Ousman Umar Viaje al país de los blancos (2019). En ella, el ghanés cuenta su historia, cómo con tan solo 13 años cruzó el desierto del Sáhara, dejando atrás su país natal para migrar a Europa, lugar que a priori presenta muchos factores de atracción. Según una entrevista que realizó para Europa Press, el dinero que recaude gracias a la venta de su libro estará destinado a la organización NASCO Feeding Minds, fundada por él mismo con el objetivo de “proporcionar alfabetización digital a los niños y niñas de Ghana”.

Estas son algunas de las novedades de las letras africanas contemporáneas. Como vemos, la pluralidad del continente se manifiesta en la producción cultural y literaria, dando lugar a obras de ficción, de memoria histórica e inclusive biográficas. Cada vez son más las editoriales que apuestan por publicar a autores y autoras africanas, favoreciendo así una mayor democracia en el campo de la literatura.

Liberia, Wayétu Moore y otros escritores

7ª Edición del Curso Introducción a las expresiones artísticas y culturales del África al sur del Sahara

 

Por Daniel Villanueva

La joven escritora Wayétu Moore (Monrovia, 1985), de origen liberiano, afincada hoy en Estados Unidos huyó de su país por la guerra a la edad de 5 años, junto con su familia. Desde entonces ha vivido y estudiado en universidades estadounidenses. Su primera novela “She Would Be King” ha atraído la atención de la crítica internacional. Por tanto, Moore se acerca al selecto grupo de autoras de origen africano aplaudidas por la industria editorial global como Chimamanda Adichie o Taiye Selasi, que además de ser mujeres, tienen éxito y escriben desde la diáspora.

La escritora de origen liberiano, Wayéto Moore. Autor: Yoni Levy en Wikimedia

Otro de los rasgos de estas autoras de éxito es su visibilidad en el entorno digital y en esa misma línea, Wayétu Moore también hace uso extensivo de redes sociales, a modo de ejemplo tiene más de 12,500 seguidores en Instagram. Precisamente, las últimas semanas Moore está de gira en su país natal, Liberia, así como en Ghana y Nigeria, para promocionar sus novelas y promover su iniciativa editorial .

Las descripciones promocionales de “She Would Be King” insisten en inscribirla en el controvertido estilo del “realismo mágico africano”. Lanza una mirada sobre la historia de la formación de Liberia, mezclando el envío a la madre “África” de esclavos americanos, con su encuentro con la población autóctona y la fundación del país. En diferentes círculos se ha anunciado la publicación de una segunda novela en 2019 llamada “Dragons, Giant, Women” sobre las experiencias respecto a la guerra de Liberia durante su infancia. La propia autora ha explicado en una entrevista a Naïra que se trata de un volumen de memorias; que los dragones del título responden a una experiencia concreta: “Durante la guerra, mi padre y mi abuela crearon esta realidad alternativa para nosotros. Nos decían que estábamos huyendo de los dragones, los dragones venían”. Precisamente el gigante es su padre, al que considera un “hombre extraordinario”. “Que hizo tanto para protegernos y que hubo tantos momentos durante la guerra y durante la vida en los que pudo haberse rendido y no lo hizo”, alaba Moore. Por último, la mujer del título es la madre de la escritora “decidió que iba a sacar a su familia de la guerra y lo hizo, en realidad, con la ayuda de una mujer soldado”.

En 2011 Moore estableció la editorial “One Moore” para fomentar la publicación de libros infantiles, escritos desde una perspectiva africana. Esta valiente iniciativa está haciéndose eco en varios países como Ghana y Nigeria, donde también editan y publican libros infantiles que se pueden adquirir a través de Internet . A su vez, Wayétu Moore ha abierto y sufragado una modesta librería en Monrovia, con el mismo objetivo de fomentar la lectura. Esta iniciativa de Wayetu Moore es una muestra de resistencia, ya que no es fácil encontrar librerías en la mayor parte de las capitales de África Occidental y su funcionamiento, a menudo, es incierto.

Aún así, gracias al eco positivo de la galaxia internet y las redes sociales permite acceder a muchos otros autores, que hace 20 años hubiese sido casi imposible conocer. Por ejemplo, en la misma cuenta de Instagram de Wayétu, aparece, en su modesta librería de Monrovia, charlando con un joven escritor liberiano: Saah Millimono. En este caso, Saah es residente en Monrovia, y no forma parte de la diáspora. Su primera y única novela,Boy, Interrupted fue galardonada en 2013 con el segundo premio de la editorial keniana KWANI, en su Manuscript Project. La novela es una historia de amor que relata como un niño sufre en las duras condiciones de la vida, pero encuentra apoyo en la familia de una amiga del colegio. Sin embargo, con la irrupción de la guerra civil sus vidas cambiarán enormemente separándose y reuniéndose nuevamente superando los horrores de la guerra.

Saah Millimono, ha trabajado como escritor de historias de ficción en el periódico local Daily Observer y también ha realizado trabajos en US AID. Según un artículo en el propio Daily Observer está terminando de cursar sus estudios y trabajando en su segunda novela “Agosto 1990” (también sobre la guerra de Liberia, de la que escapó milagrosamente junto con su hermana).

Está claro que el perfil de Saah Millimono es diferente al de Wayétu Moore y otras escritoras de éxito de la diáspora que hemos mencionado. No obstante, como hemos indicando, Moore utiliza su cuenta de Instagram para evidenciar su apoyo a Saah Millimono. La escritora no duda en manifestar lo orgullosa que está de tener escritores en Liberia pese a que no hayan sido reconocidos a nivel internacional, lo que dificulta el acceso a sus libros.

La librería One Moore Bookstore, en Monrovia. Fuente: Facebook de la librería

El caso de Wayétu Moore pone de manifiesto la importancia de la “literatura de la distancia”, que agrupa a una buena parte de una actual generación de escritores (afortunadamente, con mucha presencia de mujeres, con algunos elementos comunes en su perfil). Esta literaturaira sistemáticamente a su alrededor y se fija en las comunidades de las diásporas africanas. Sólo viendo los perfiles de Instagram de estas escritoras exitosas se entiende bien este fenómeno y su descripción.

A menudo, la actividad de estas escritoras aparece junto al uso del concepto de “afropolitismo”. El ejemplo más claro es el de la ghanesa Taiye Selasi. Además, Selasi explica en una de sus exposiciones que ella se ve a sí misma más allá, en un concepto un poco diferente “multi-localismo”, pues se siente parte de la ciudad en la está en cada época de su vida que le ha marcado. También es cierto que el “afropolitismo”, como temática literaria, abre a los escritores ventas tanto en mercados “occidentales”, como en el propio continente. Desde el punto de vista del marketing, es una estrategia irreprochable. Otro debate sería el de la “autenticidad” del recurso literario a la diáspora y al afropolitismo.

 

El libro que atraviese las fronteras africanas será digital

• Bahati Books es un sello editorial que demuestra cómo los nativos digitales están revolucionando la industria editorial

Apenas un puñado de autores africanos están invitados a la mesa de las grandes estrellas de la literatura universal. El sector editorial mundial sigue teniendo su centro de gravedad en el Norte global y eso condiciona considerablemente los autores que tienen acceso a la publicación y los que acaban siendo referentes de los lectores. Sin embargo, el entorno digital ha llegado para desequilibrar la situación y para introducir nuevas variables. Los pequeños proyectos editoriales, de pronto, tienen mucho más que decir. Bahati Books es un ejemplo de cómo están cambiando las cosas, de cómo los nuevos modelos pueden traer vientos de cambio.

Mosaico de publicaciones de Bahati Books

Habitualmente la industria editorial se ha enfrentado a una serie de problemas aparentemente insalvables en África. Siempre se ha hablado de los elevados costes de producción y de los inasumibles precios de transporte, que se suman a un arraigado desinterés por el libro como objeto en culturas marcadas por la tradición oral. A pesar de esos inconvenientes Barbara Njau, una joven de origen keniano, y Kudakwashe Kamupira, nacida en Zimbabue, se embarcaron en 2015 en la creación de una nueva editorial, un nuevo sello que además renovaba el concepto de la edición de libros. Bahati Books fue la apuesta de estas dos jóvenes emprendedoras que se habían conocido en Londres. Era una editorial de libros exclusivamente digitales escritos por autores africanos y destinados a los lectores igualmente africanos, pero también a cualquiera que esté dispuesto a descubrir una literatura diversa y alejada de los estereotipos.

A pesar de que una nueva editorial no responda aparentemente a la idea de una empresa con proyección en el modelo industrial y comercial actual, Bahati Books recibió pronto la atención de foros de innovación empresarial. Fue considerada “mejor start-up” del programa de aceleración empresarial IDEA London y recibieron también el reconocimiento del programa de apoyo a las nuevas empresas del King’s College de Londres. “Nuestra intención cuando creamos Bahati Books era cambiar la narrativa sobre África”, explica una de las fundadoras, Barbara Njau, “porque las narraciones tienen mucho poder a la hora de determinar cómo nos vemos y las narrativas dominantes sobre África, sobre todo las de la mayor parte de los best sellers, se centran en las historias negativas”. “Pocas personas piensan en thrillers o en historias de ciencia ficción, cuando se habla de literatura africana. La asocian fácilmente con novelas de guerra o pobreza basadas en África. Por eso creemos que hacía falta una plataforma para diversificar las historias sobre África y para ofrecer a los lectores la experiencia de lo no contado sobre el continente. Además, damos a los autores la posibilidad de que su novela se publique en formato digital y lleguen a mucha más gente”, concluye Njau.

Las fundadoras de Bahati Books, Barbara Njau, a la izquierda, y Kudakwashe Kamupira, a la derecha. Fuente: BAHATI BOOKS

Las impulsoras de Bahati Books se han metido de lleno en el mundo editorial, un mundo al que tienen muchas críticas que hacer. La primera es que la mayor parte de los editores tradicionales “pasan por alto”, según sus propias palabras, a esos escritores a los que la editorial digital ha abierto una puerta. Otra de esas críticas es que “para muchos editores, una novela romántica ambientada en África no es tan sexy como un cuento sobre la pobreza de un niño africano”. Lo que Bahati hace, publicar historias que no necesariamente encajan con el esquema que se le supone a la literatura africana, todavía es nadar contra corriente y Njau y Kamupira son conscientes. Sin embargo, ellas consideran que Bahati Book es la muestra de un cambio creciente en el mundo de la literatura, de un movimiento “interesado en ver África bajo una luz diferente”. Este “movimiento”, como los consideran estas emprendedoras, moviliza a editores que abren nuevos caminos; a escritores que hacer que los lectores puedan identificarse en sus historias, algo que no siempre había ocurrido; y a lectores no africanos que cada vez están más interesados en leer cuentos africanos de diferentes géneros, según la propia experiencia de la editorial.

* Artículo publicado originalmente en Planeta Futuro gracias a un acuerdo de colaboración entre Wiriko y esta sección de EL PAÍS. Para seguir leyendo, pincha aquí.

Konan celebra el cumpleaños de 2709 Books

cr5mjnbo_400x400Hace tres años que 2709 Books publicaba el primer relato de Venance Konan, era Robert y los Catapila. Aquel comienzo era en realidad muchos comienzos. Era el pistoletazo de salida de un proyecto afortunadamente descabellado, el de una editorial nueva en tiempos de vacas flacas, una editorial especial, poco convencional. Pretendía acercar autores africanos a los lectores hispanohablantes, lo harían en formato únicamente digital y lo harían a precios más que asequibles (entre dos y seis euros), sin renunciar a poner a disposición de sus clientes (aunque la palabra no agote la relación de los lectores y los editores) unas traducciones de calidad de autores poco conocidos en España.

No vale la pena insistir en que 2709 Books era una de esas deliciosas locuras a las que nadie con visión de negocio le daría ningún crédito. No era eso lo que tenían en la cabeza los impulsores de este proyecto. En estos tres años, la editorial había publicado nueve obras de cinco autores africanos: el marfileño Venance Konan, el ecuatoguineano Francisco Zamora Loboch, las senegalesas Aminata Maïga Ka y Mariama Ndoye y la también marfileña Fatou Keïta.

Venance Konan. Fuente: 2709 books - Abdoulaye Coulibaly

Venance Konan. Fuente: 2709 books – Abdoulaye Coulibaly

Venance Konan ha sido, sin duda, el autor talismán de esta nueva editorial que rompe todos los esquemas. Y, seguramente, por ese motivo, la celebración del tercer aniversario de 2709 Books ha contado con la presencia del autor marfileño. El millonario, ha sido el relato de Konan, con el que los responsables de la editorial han conmemorado esos tres años de existencia, el sexto del autor, el décimo de la editorial. No podía ser de otro modo, porque el relato responde a los cánones del escritor en el que 2709 Books ha depositado una considerable confianza.

cover_el_millonarioLos relatos traducidos al castellano, muestra un Konan con un estilo muy característico. Un digno heredero de los relatos tradicionales, sus historias responden al esquema de los cuentos con una voluntad pedagógica. El autor marfileño adereza estas narraciones con un fino humor, un tono satírico que, a menudo, hace que la crítica de las prácticas sociales sea aún una crítica más incisiva. El millonario cuenta la historia del imán de la mezquita de un barrio humilde que se encuentra con que ha ganado la lotería a pesar de que jugar a juegos de azar contraviene los principios de su religión. A través de este relato, de la manera más sencilla posible, Konan pone de manifiesto la imperfección de la humanidad, las contradicciones de la vida real frente a las posturas doctrinarias y, sobre todo, la hipocresía. Una refrescante historia que no por eso deja de estar cargada de enseñanzas, al más puro estilo tradicional.

Lo mejor de este aniversario de 2709 Books es que, en realidad, es la promesa de una historia que continúa. Nos hemos encontrado con una noticia inesperada, esperanzadora y satisfactoria. Marina M. Mangado, la editora y el alma del proyecto, ha avanzado los próximos proyectos de 2709 Books algo poco usual, también, en el sector. De este modo, ha adelantado que para el cuarto aniversario de la editorial, es decir, en septiembre de 2017, 2709 Books publicará una selección de la antología de Jalada Afrofuture(s). Se trata de uno de los proyectos, el del colectivo de escritores panafricano Jalada, más refrescante e innovador de la literatura actual del continente y 2709 Books ha querido acercarlo a los lectores hispanohablantes. Si muchas otras veces, desde esta sección, se han reclamado traducciones de obras de autores africanos, ahora simplemente podemos decir a los responsables de esta editorial: “¡Felicidades! y ¡Gracias!”.

África inunda Londres de literatura

AW-Postcard-Jpeg

 

Africa Writes, el mayor festival anual de la literatura y el libro africano organizado por la Royal African Society de Londres, abre hoy sus puertas hasta el domingo. Celebrando su quinto aniversario, el encuentro ha conseguido aglutinar a más de 50 autores, poetas, editores, artistas y académicos, incluyendo a algunas de las voces más influyentes de la literatura contemporánea africana.

Nawal El Saadawi, la escritora feminista egipcia reconocida internacionalmente, cuyo trabajo ha sido traducido a más de cuarenta idiomas e incluye títulos como Woman at Point ZeroWomen and Sex (prohibido en Egipto durante casi dos décadas), será la figura principal del festival. Como expresó hace unos días: “Estoy muy satisfecha de participar en el quinto Africa Writes Festival. África es rica en mujeres y hombres creativos, de la riqueza material fina y de tesoros históricos únicos. Egipto está en África, no en el llamado ‘Oriente Medio’ (¿en medio de qué?). Estoy orgullosa de mis raíces africanas”.

Las nuevas escrituras así como las mujeres escritoras ocuparán un lugar prominente en el programa de este año. El festival también alumbrará sobre las narrativas de los desplazados, la migración y las historias perturbadoras en situaciones de crisis. Precisamente, los escritores Kayo Chingonyi, Inua Ellams y Zodwa Nyoni participaron el pasado lunes en una mesa redonda con sus historias de asilo y huída.

Esta tarde, el festival presenta “Sexo, amor y poesía”, una velada con lecturas y debates sin censura que serán moderados por el activista nigeriano y defensor de los derechos del colectivo LGBTI, Bisi Alimi. El domingo, el Africa Writes cerrará su quinta edición con una puesta en escena de la obra El inmigrante, de la dramaturga Joy Gharoro-Akjopotor. La historia explora en el año 2035 cómo se vería el mundo si África fuera el continente más grande del mundo. Con este marco, Oliver, un británico en busca de asilo, se encuentra retenido en la frontera africana por Usman, un funcionario que no es aficionado precisamente a los inmigrantes. Lo que sigue será una batalla dialéctica y cruce de historias que ayudarán a contextualizar aún más la crisis de los refugiados en Europa.

Nawal_I-am-proud-of-my-African-roots

En los últimos cinco años, el festival Africa Writes se ha convertido en un evento clave con sede en Londres y ha acogido a algunos de los grandes nombres de la literatura africana, incluyendo a Chimamanda Ngozi Adichie (2012), Ngugi wa Thiong’o (2013), Ama Ata Aidoo (2014), Wole Soyinka (2014) o Ben Okri (2015). Desde presentaciones de libros y mesas redondas, a espectáculos y talleres, la quinta edición ofrecerá un nuevo programa de amplio alcance que conectará a escritores africanos, británicos y aquellos que se encuentran en la diáspora. Los paneles de discusión explorarán el papel de la escritura de no ficción en el desarrollo de las narrativas de África, la diversidad en las publicaciones infantiles, y las nuevas hebras en el género de ficción contemporáneo.

Para más información: http://africawrites.org/ 

 

Un Salon du Livre poco africano

Entrada del Salon du Livre. Fuente: Augusto Starita - Secretaria de Cultura Argentina

Entrada del Salon du Livre. Fuente: Augusto Starita – Secretaria de Cultura Argentina

Los editores africanos continúan teniendo una escasa presencia en el Salon du Livre de Paris. Se trata de una vieja reivindicación. Hace años que desde diferentes organizaciones de libreros africanos se pone de manifiesto la ausencia en esta cita que resulta fundamental desde el punto de vista empresarial. Este vacío evidencia las dificultades de las casas de edición para acceder a un escaparate fundamental, sobre todo, para los empresarios del libro de la antigua esfera colonial francesa. La ausencia de los editores, sin embargo, no significa que la literatura africana no haya tenido presencia en edición de 2014, celebrada hace un mes y medio.

Al margen de las consideraciones morales, no hay duda de que la presencia en este salón es una buena ventana para los autores africanos. No en vano, los pocos que han tenido la oportunidad de acudir no han dejado de aparecer en los medios, como es el caso de Janis Otsiemi, el escritor gabonés de novela negra del que ya hemos hablado en esta sección, que ha publicado sus últimas obras en la editorial francesa Jigal. En apenas unos días, el autor gabonés ha conseguido aparecer en los principales medios franceses.

En definitiva, la principal puerta de entrada de los autores africanos en el Salon du Livre de Paris ha sido un espacio que en las últimas citas ha consolidado su presencia en esta feria. Livres et Auteurs du Bassin du Congo es el stand en el que de manera más estable y sistemática se programó la asistencia de escritores africanos durante los cuatro días del encuentro (del 21 al 24 de marzo). Como hace sospechar su nombre, los autores y las autoridades congolesas han tenido un especial protagonismo en el espacio, pero eso no quiere decir que por el escaparate no hayan pasado escritores de otros lugares del continente, fundamentalmente de la zona del Golfo de Guinea y de la región centroafricana.

Mesa redonda sobre la novela policiaca en el stand de Livres et Auteurs du Bassin du Congo, con Florent Couao-Zotti, Janis Otsiemi, Alain Mabanckou, Maurice Gouiran y Nicolas Michel. Fuente: Livres et Auteurs du Bassin du Congo

Mesa redonda sobre la novela policiaca en el stand de Livres et Auteurs du Bassin du Congo, con Florent Couao-Zotti, Janis Otsiemi, Alain Mabanckou, Maurice Gouiran y Nicolas Michel. Fuente: Livres et Auteurs du Bassin du Congo

Durante tres días, este espacio fue el escenario de más de cuarenta actos, entre mesas redondas, entrevistas, encuentros con autores o talleres de escritura. Por el stand pasó una envidiable nómina de autores de origen africano entre los que se encontraban desde Calixthe Beyala, Nimrod, Alain Mabanckou, Hemley Boum o el mencionado Janis Otsiemi, entre muchísimos otros. Se habló de literatura, de algunos de los aspectos concretos de la literatura africana, pero también de ciertos géneros como la novela policiaca y el cómic, y además se habló de políticas culturales y del futuro de la edición, fundamentalmente a través de debates relacionados con la edición digital.

En este espacio, algunos editores africanos sí que tuvieron su momento de protagonismo, pero siempre como parte de los debates y las discusiones que se proponían en el espacio de Livres et Auteurs du Bassin du Congo.

El premio Mokanda

Es dentro de la programación de este espacio, en el que se entregó el premio Mokanda al poeta congolés Gabriel Okoundji. Se trata de la tercera edición del galardón y la primera que se otorga a un poeta. El premio está destinado a “una obra íntegramente francófona, que debe estar inspirada por un amor y un vivo interés por África, aunque no es obligatorio que el autor sea originario del continente”, según señala una nota de la Agence d’Information d’Afrique Central. Esta misma fuente pone de manifiesto que, casualmente, el premio ha recaído en un poeta por primera vez en esta edición, precisamente el año en el que Livres et Auteurs du Bassin du Congo estará presente en el Marché de la poésie, otra feria literaria celebrada en Francia. Se trata sólo de un dato con el que no se pretende poner en duda la calidad del galardonado.

Otro espacio para la literatura africana

La publicación trimestral Geopolitique Africaine organizó una serie de actividades dentro de este mismo espacio de Livres et Auteurs du Bassin du Congo, en el que los autores y las obras que tuvieron más protagonismo fueron los dedicados a la no ficción. Este escaparate fue el escenario de cuatro mesas redondas, durante los cuatro días de apertura de puertas para el público general de la feria. Y supusieron una oportunidad para abordar temas como la futura organización de las ciudades africanas, la cultura como motor de desarrollo y el papel de las mujeres en el continente.

Ausencia casi total de los editores africanos

Más allá de estos islotes de literatura africana, la lista de editores participantes en el Salon du Livre muestra una sorprendente ausencia de las editoriales africanas. Esta lista de editoriales demuestra que apenas dos empresas radicadas en África subsahariana (una mauritana y otra guineana) tenían un stand propio en el que mostrar sus trabajos de manera permanente. Resulta curioso que en un momento en el que la literatura africana, probablemente, vive uno de sus momentos de mayor proyección, desde la atracción generada por los autores de la época de las independencias; el escaparate de la producción editorial francófona evidencia esta ausencia. El motivo de esta situación puede poner de manifiesto la existencia, aún, de una cierta rémora: que estos autores africanos irrumpen en el mercado literario mundial sólo de la mano de las editoriales del norte. Da la impresión de que las editoriales africanas no han podido, en la edición de 2014, vencer los obstáculos que ya habían denunciado en años anteriores.

 

oozebap: la resistencia de los valientes

Desde hace siete años oozebap es una valiente iniciativa de difusión de la cultura y el pensamiento africanos. Este proyecto ha operado, además, como acicate para la producción de estudios sobre temas africanos y lo ha hecho desde una posición de trabajo colaborativo, al margen de instituciones y de ayudas oficiales para no sentirse atado por los lazos invisibles de los compromisos interesados. Quizá esa voluntad de ser libres, independientes, constructivos es una de las explicaciones que hace tambalearse este sueño hecho realidad.

Uno de los pilares del proyecto durante estos siete años ha sido la producción editorial. La organización ha avanzado con escasos medios, una precariedad que ha suplido con tesón y con un compromiso sincero de sus miembros y colaboradores. Tal es así que el catálogo de oozebap es uno de los referentes de la literatura africana en castellano. Al lado de editoriales con mucho más empaque, oozebap puede presumir de haber traducido y publicado obras de autores como Boubacar Boris Diop, Ousmane Kane o Patrick Chabal; y de haber colaborado en estas acciones con organizaciones como Fahamu/Pambazuka News (Sudáfrica, Kenia, Reino Unido); CODESRIA, Council for the Development of Social Science Research in Africa (Senegal); Survie (Francia); Junta Islàmica Catalana y Espai Àfrica-Catalunya. Basta con echarle un vistazo a su catálogo.

Portada del número 10 de la revista Africaneando, editada por oozebap

Los impulsores de oozebap son además los responsables de la revista Africaneando, de un proyecto de puesta en línea de documentos sobre África y el Islam, de un archivo de artículos y publicaciones relacionadas fundamentalmente con las obras que han publicado, y del centro de documentación virtual “Dones + Àfriques” (Mujeres + Áfricas) del que salió uno de sus libros.

Ahora un problema burocrático pone contra las cuerdas este proyecto edificado con la ilusión y el esfuerzo de sus impulsores. Su principal responsable Dídac Lagarriga señala en un comunicado: “En todos los mensajes con noticias y novedades que hemos enviado durante estos años hemos firmado con un ‘para que sirva’. Porque este es nuestro primer y último objetivo. Si oozebap deja de serte útil, lo aceptamos. Pero si piensas que todavía puede dar más de sí, ayúdanos. Hace poco más de un año la versión española de Le Monde Diplomatique dijo: ‘oozebap es un referente del pensamiento y la cultura africana en nuestra lengua, y la colección de libros es todo un ejercicio de aproximar el África plural a los lectores’. Y nosotros añadimos: ¡Y queremos seguir siendo referentes!”.

Y desde luego, la desaparición de oozebap, si se hiciese inevitable, sería una mala noticia para todas las personas interesadas en África. Al menos, para aquellas que saben que existe un África dinámica, vibrante y llena de vida, más allá de los estereotipos de la violencia, el hambre y las catástrofes naturales o la imagen superficial de los animales y los paisajes exóticos. El panorama de la producción editorial sobre temas africanos es ya suficientemente débil como para poder permitirse la desaparición de una de sus piezas claves. Por ello, llegados a esta situación sólo quedan dos opciones: ayudar a sanar al enfermo o acudir a llorar a su funeral. Los responsables de oozebap, en todo caso, están dispuestos a seguir trabajando y aferrarse al aliento de ilusión que les ha hecho sobrevivir durante siete años y para ello han lanzado una campaña de búsqueda de recursos y apoyos. Les deseamos toda la suerte