Entradas

“Las mujeres africanas estamos luchando para proteger nuestra identidad”

1377220_561726220567954_285573321_n

El nombre de Naomi Wachira saltó el año pasado al estrellazgo con su álbum debut African Girl (2013). Tardó más de dos décadas en publicar su primer LP, pero la cantante de 37 años y compositora keniana afincada en Estados Unidos ha dado finalmente un salto mediático. Madre soltera, periodista y especializada en teología, decidió dejar su trabajo para dedicarse a la música y con su debut discográfico, Naomi dispara a bocajarro una idea simple y que impregna toda su filosofía con una gran humildad: la fuerza y el orgullo de ser mujer africana.

Sea con banda o bien acompañada de su guitarra acústica, Naomi cumple la función de narradora o cuentacuentos que algunos asimilan cuando se les habla de cantautores africanos. Sin embargo, su eclecticismo y la adopción de patrones musicales Pop no la alejan en absoluto de su cometido de levantar conciencias acerca de situaciones injustas o comportamientos abusivos.

G: ¿De qué trata tu música?

N.W: Tan simple como suena, trata sobre la vida. Es mi punto de vista sobre lo que veo y sé de mí misma, lo que observo en los que me rodean y la sociedad en general. Pero más allá de esto, es mi expresión de esperanza, ya sea en las relaciones personales o simplemente en nuestro mundo.

Me gustan mucho tus letras, son simples y humildes… ¿lecciones de vida?

Autobiográficas, supongo.

¿De qué va tu canción Stand Up

Sobre las relaciones que oprimen y reprimen, y de la necesidad de levantar la voz.

¿Como describirías tu estilo?

Desde el principio lo llamo Afro-Folk porque en realidad se trata de música Folk con ritmos africanos.

¿En qué lenguas cantas?

Básicamente en mis lenguas: inglés y kikuyu.

¿Cómo definirías diáspora y cuál ha sido tu experiencia de migración?

Diaspora es el fenómeno que describe la vida en un sitio distinto del que has nacido, preservando la cultura de la que provienes. Para mí, salir de Kenia ha sido una experiencia increíble. Me trasladé a Estados Unidos cuando tenía diecinueve años para ir a la universidad. He pasado la mayor parte de mi vida adulta aquí, y he aprendido muchísimo  sobre mí misma. Sobre todo, he aprendido a ser dueña de mi propia existencia y a tomar decisiones sobre la vida que realmente quiero llevar.

¿Te has leído la última novela de Chimamanda Ngozi Adichie, ‘Americanah’? ¿Te sientes identificada con la protagonista de la història, Ifemelu, o crees que realmente hay muchas Ifemelus en EUA?

Me he leido la obra, y me ha encantado! Y la verdad, conozco a muchísimas Ifemelus… Las mujeres africanas en esta parte del planeta siempre estamos luchando para proteger nuestra identidad.

¿Cuál es tu relación actual con Kenia?

Kenia es mi hogar. No podría encontrar un sitio mejor donde ir cuando necesito descansar o recuperarme de la vida. A pesar de todo, fue en Estados Unidos donde empezó mi carrera musical.

En España decimos que “nadie es profeta en su tierra”.

Ya… Pero me siento afortunada porque también puedo compartir mi música con “los míos”.