Entradas

“Mucha gente piensa que la música africana siempre tiene que tener una kora o un djembé”

Cuando George Ashirifie y Eugene Ampid (alias Kyekyeku) se reunían en el centro de la Alianza Francesa de Accra para tocar, no podían imaginar que con el tiempo recorrerían España juntos para actuar en festivales de música. Ambos son las voces principales de sus respectivas bandas, FRA! y Kyekyeku & Ghanalogue Highlife, los dos grupos ganadores de la última edición del Vis a Vis, un proyecto de cooperación cultural que desde hace diez años organiza Casa África para garantizar una mayor presencia de música africana en los escenarios españoles y generar industria cultural en África. “Vi la oportunidad de participar en Vis a Vis en Internet y le envié el enlace a George, luego estábamos entre los 12 grupos preseleccionados entre los 65 que se presentaron y el día que elegían a los seleccionados, George me dijo: ¿Te imaginas si FRA! gana y ustedes también ganan? ¡Eso sería fantástico!”, relata Kyekyeku con ilusión al recordar ese momento que les ha traído este verano a España para hacer aquello que le apasiona: “Enseñar la cultura local de Ghana a través de la música”. 

George Ashirifie y Kyekyeku.

Una de sus primeras paradas en esta gira de conciertos ha sido la tercera edición de MAPAS, el Mercado de las Artes Performativas del Atlántico Sur que se ha celebrado del 10 al 14 de julio en Santa Cruz de Tenerife. “Las oportunidades no están en todas las partes del mundo, es muy difícil conseguir financiación, incluso si consigues buenos contactos es difícil porque en la música no se trata de lo bueno que puedas ser, sino de las oportunidades que encuentres”. Y, en este sentido, el líder de FRA! añade: “Vis a Vis nos ha dado la oportunidad de llegar a España y MAPAS nos puede dar la oportunidad de llegar incluso más lejos que España”. ¿Y qué se puede hacer para depender menos de estas oportunidades externas? “No podemos desconectar la música africana de la industria musical que está fuera de África porque se trata de un sistema globalizado”, asegura George.

Para Kyekyeku la cuestión no está tanto en la cantidad de oportunidades que puedas encontrar, sino en la calidad de las mismas: “Yo he tenido oportunidades en África y aquí, y en ninguna de ellas he tenido apoyo institucional, esta es la primera vez, con el apoyo del gobierno español y del ghanés, y esto nos permite estar aquí y explorar nuestras posibilidades, y eso es bueno”. Aunque no es la primera vez que Kyekyeku & Ghanalogue Highlife tocan en España, afirma que en el caso de MAPAS tienen “la oportunidad de conocer a mucha gente de todo el mundo, y en eso consiste la música en conectar a la gente”.

Kyekyeku & Ghanalogue Highlife / Fotografía de Juan MaRe.

En sus conciertos en la isla canaria la conexión fue absoluta. Públicos de todas las edades no hacían ningún amago de resistirse. No lo hicieron con FRA! y tampoco con Kyekyeku & Ghanalogue Highlife. Era media tarde y hacía un calor soporífero, más digno de siesta, pero las butacas de la sala del Auditorio de Tenerife se encontraban prácticamente vacías porque la mayoría de los asistentes bailaban amontonados frente a un escenario que desprendía un sonido magnético.

Tanto Fra! como Kyekyeku tocan highlife, un género musical muy extendido en Ghana, que se llama ‘buena vida’ porque cuando surge, en los años veinte, era la música que se tocaba en las fiestas de la clase alta. “El highlife coge ideas de lugares diferentes y las mezcla con la vida ghanesa. Es una combinación del caribeño, de la música de las iglesias europeas, del bolero, del chachacha, de la rumba, … Era una manera de modernizar la sociedad a través de la música. Treinta años después, este género empezó a definir la música de Ghana”, explica Kyekyeku.

FRA! / Fotografía de Juan MaRe.

Sin embargo, la juventud imperante entre los miembros de ambas agrupaciones les ha llevado a dar nuevos aires a este sonido nacional. “No hacemos el típico highlife, sino que cogemos un poco de influencia de este highlife antiguo y añadimos más sonidos. Nosotros llamamos a nuestro estilo afrofusión, cogemos el sonido local y lo mezclamos con diferentes estilos de música”, explica el cantante de Fra! Y de ahí el nombre de esta banda, que en akan significa mezcla. Continua Kyekyeku explicando este ‘neohighlife’ agregando que su “generación está muy influenciada por la música estadounidense, por el rock, por ejemplo; y esto también es parte de nosotros. Para nosotros es muy importante poder usar la música de nuestra cultura y poder mirar al futuro y ver qué podemos proyectar de ella”.

Sus letras sí que distan de parecerse. Mientras que las creaciones de Fra! son “para sentirse bien, canciones felices para escuchar y bailar”, en el caso de Kyekyeku & Ghanalogue Highlife cantan acerca de “sistemas políticos y religiosos y sobre la vida como la conocemos en África. Hay cosas que ocurren en África que afectan al mundo entero también porque estamos conectados con todo. Por eso es importante hacer pensar a todo el mundo en qué podemos hacer para solucionarlo. En estos momentos a mí me preocupa que la gente use la religión y la espiritualidad como una forma de negocio. Por supuesto, respeto las religiones y la espiritualidad, pero cuando la gente lo usa para ganar dinero no está bien. Así que hablo de esto en mi música de una forma muy divertida para que la gente se lo pase bien, como una manera de invitar a pensar en ello”.

A pesar de sus diferencias musicales y aun siendo bastante identificable el sonido que ambos profesan, de cara a la industria su estilo pertenece a las ‘músicas del mundo’, al igual que el afrobeat, la maringa o el mbalax procedentes de la región de África Occidental o la mirunga, que proviene del otro extremo del continente. “Este término fue creado para poner toda la música africana en una misma caja”, dice George al respecto. A Kyekyeku no le molesta la etiqueta en sí, incluso considera que tiene ventajas. El problema lo ve en la generación de estereotipos que conlleva.

“Yo no tengo problema si alguien llama a mí música ‘música del mundo’, yo se lo que es mi música. Pero pienso que antes de que algo se llamara ‘músicas del mundo’ había grandes géneros como el blues o el rock que procedían de un único lugar y luego empezaron a aparecer grandes músicos africanos que fueron reconocidos, como Salif Keita o Miriam Makeba o Fela Kuti, y no sabían qué género darle a sus canciones, así que los empezaron a llamar músicas del mundo. Es una categoría para localizar esa música y eso la hace más accesible a la gente. Para mí la música del mundo como género no existe porque todas las que se meten en esa categoría son muy distintas entre sí. Hacer una categoría para la música no es lo más importante, pero hay un grupo de gente que piensa en este tipo de música como tribal y esto sí es un problema. Lo que hay que promover es que la gente localice esta música y la escuche. Mucha gente piensa que la música africana siempre tiene que tener una kora o un djembé, y esto es un problema porque en África hay muchos más instrumentos, mucha más música”.

MAPAS, la 1ª gran cita de las Artes Escénicas del Atlántico Sur

*Por Antonio Lozano

Entre el 12 y el 16 de julio se celebrará en Santa Cruz de Tenerife (Islas Canarias) la primera edición de MAPAS, Mercado de las Artes Performativas del Atlántico Sur. El evento reunirá a artistas (o sus representantes) de África, Latinoamérica y el Sur de Europa (España y Portugal) con programadores venidos de los cinco continentes, y las propuestas artísticas se presentarán en el ámbito de la música, del teatro, de la danza, del circo y de las artes de la calle.

Las Islas Canarias se encuentran en la intersección geográfica y cultural de los tres continentes cuyas propuestas artísticas participan en MAPAS. Ese carácter tricontinental forma parte esencial de la identidad canaria y la conversión del archipiélago en un espacio de encuentro y diálogo entre las culturas llegadas de todos ellos es, sin duda, una de las mayores aportaciones que puede hacer aquél al mundo.

En ese marco conceptual, nace MAPAS, por iniciativa del Cabildo de Tenerife y dos empresas de gestión cultural: la grancanaria Unahoramenos y la colombiana Redlat. El Cabildo de Tenerife trabaja en estos momentos en el objetivo de abrir la isla al mundo en un proyecto de desarrollo integral en el que la cultura es una prioridad absoluta. En este sentido, MAPAS constituye una oportunidad para hacer de la isla un punto de referencia internacional en el intercambio fluido de productos culturales, generar un espacio para la apertura de los mercados de las artes escénicas desde la isla a los circuitos mundiales e involucrar a la población canaria y a sus visitantes en el hecho cultural escénico.

África en el mapa escénico

La presencia de África en MAPAS es sin duda uno de los elementos más importantes de este mercado, por varias razones. En primer lugar, porque constituye una oportunidad de primer orden de acercar la cultura africana a la sociedad canaria y a los visitantes foráneos, algo fundamental no solo para el archipiélago canario, que geográficamente pertenece a este continente, sino para nuestro país –que a pesar de la proximidad ha vivido tradicionalmente de espaldas a la realidad africana-, para Europa y para el mundo. Pero además porque la organización de MAPAS, conocedora de la riquísima creación cultural africana en todas las disciplinas que aborda, pero también de las enormes dificultades a que esta se enfrenta para incorporarse en el mercado internacional, abre con este evento una puerta de acceso al mundo a las producciones artísticas africanas.

Sin duda hay algunos nombres –fundamentalmente en el mundo de la música, en mucha menor medida en el del circo y la danza- ya integrados de pleno en el circuito internacional. Pero otros muchos, en cualquiera de las disciplinas que aborda MAPAS, no lo están, y ello a pesar de su enorme nivel de calidad artística. Integrarse en el circuito mundial requiere hoy algo más que talento: hay que dar a conocer su trabajo, y el factor globalización no favorece a todos por igual, dejando en la sombra a muchos grandes productos artísticos del continente africano por no disponer de los medios necesarios para dar visibilidad a su trabajo. MAPAS es una ocasión de hacerlo, y la organización tiene conciencia de ello y se plantea como un reto especial el logro de ser útil a esa producción artística africana que encuentra barreras a menudo insalvables en sus intentos de darse a conocer.

¿Qué objetivos tiene MAPAS?

El objetivo esencial de MAPAS es el de la creación de un mercado en el que artistas y programadores puedan cerrar acuerdos en torno a la contratación de espectáculos de alto nivel, pero no se detiene ahí. Un aspecto importante del proyecto es el de la puesta en marcha de propuestas de formación, ligadas fundamentalmente al fortalecimiento de las industrias culturales, con talleres de mejora de capacidades y de creación de redes, pero también a la profesionalización y actualización de la formación e internacionalización de los agentes en activo y a la generación de redes para el intercambio.

Se trata por lo tanto de mejorar y estimular la cultura empresarial para las artes. Otro objetivo mayor es el de la propuesta de una programación artística durante la celebración de MAPAS, que reunirá a compañías de los tres continentes y de todas las disciplinas artísticas que este mercado acoge. Los espectáculos presentados serán seleccionados entre los admitidos para participar en el evento, y estarán abiertos no solo a los programadores presentes sino igualmente al público de la isla.

Constituye por lo tanto, más allá de un espacio de compra y venta de espectáculos, un programa cultural de alto nivel. Esta programación se llevará a cabo en los espacios culturales más emblemáticos de la ciudad, como el Auditorio, el Teatro Guimerá o el TEA, entre otros, además de en la calle. El encuentro entre artistas y programadores se llevará a cabo en forma de ruedas de negocios. Estas tendrán una duración de doce minutos y constituirán una primera toma de contacto entre ambos y se concertarán mediante cita realizada a través de la web del evento y previa visualización por parte del programador, por la misma vía, del espectáculo propuesto. La organización dispondrá de un amplio espacio para la celebración de estas rondas, cuya agilidad permitirá a los programadores contactar con un número importante de artistas a lo largo de los días que dura MAPAS.

Para lograr sus objetivos, MAPAS ha diseñado una página web que será mucho más que un medio informativo. En ella los artistas y los programadores encontrarán el espacio para inscribirse, para relacionarse, para alojar sus productos con el fin de que sean visualizados con vistas a las rondas de negocios y la selección para la programación artística. La fecha de inscripción para artistas y programadores está abierta en estos momentos, y las inscripciones registradas hasta el momento hacen augurar un éxito importante para esta primera edición. MAPAS nace pisando fuerte. El objetivo es que se consolide a nivel mundial como una cita anual de referencia internacional para las artes performativas del Atlántico Sur y los programadores de todo el mundo.

 

*Antonio Lozano (Tánger, 1956), es un profesor, novelista, traductor y amante de las letras. Promotor del Festival Internacional de Narración Oral “Cuenta con Agüimes”, colabora con MAPAS.