Entradas

Papá Noel os desea felices fiestas, ¡aunque no a todos!

El artista detrás de nuestra postal navideña 2016:

Victor Ndula es un caricaturista y periodista de cómics keniano comprometido con el devenir social, político y económico del África Subsahariana. Sus agudos análisis políticos lo sitúan como uno de los caricaturistas más críticos con los gobiernos africanos, en especial, el keniano. Su atrevimiento y su humor han sido galardonados con el primer Premio Ranan Lurie, otorgado por las Naciones Unidas para promover la excelencia en las caricaturas políticas. Además, es uno de los artistas que trabajan en los campos de refugiados del norte de Kénia junto a ACNUR, para conseguir el empoderamiento de refugiados y refugiadas somalíes, sursudaneses o ugandeses a través del arte.

Desde uno de los periódicos más leídos de Kenia, The Star, Victor reparte puñetazos burlescos para todo el mundo diariamente. En la postal Navideña que regala a Wiriko esta Navidad 2016, Papá Noel hace caso omiso a los presidentes africanos que le piden eliminar el límite de mandatos. De izquierda a derecha, Pierre Nkurunziza (Burundi), Yoweri Museveni (Uganda), Joseph Kabila (República Democrática del Congo), Robert Mugabe (Zimbabue) y Jacob Zuma (Sudáfrica).

¿Cuál ha sido el devenir político africano en 2016 y qué nos deparará el 2017?

Entramos en un nuevo año que tendrá como denominador una época de incertidumbre para la democracia. Las señales, algunas difusas, apuntan hacia un autoritarismo creciente en lugares como Rusia, Turquía, Egipto y Etiopía. Estados Unidos eligió a Donald Trump como su nuevo presidente quien ha envalentonado a las fuerzas supremacistas blancas y cuyos tatuajes mentales incorporan una xenofobia alarmante. De paso, el líder en la Casa Blanca pretende, o al menos interpreta bien su papel, modificar algunas de las reglas actuales del orden mundial.

La ultraderecha está ganando una posición alarmante en Alemania, Gran Bretaña, Bélgica o Austria. Y en mayo, Françoise Hollande dirá “adieu” al Elíseo francés dejando un panorama hipnotizado por las posibilidades de que Marine Le Pen gane la presidencia de la República. Pero también es importante destacar que no todos los caminos apuntan hacia la recesión democrática. Y esto es particularmente cierto en África. Un informe del Afrobarómetro de diciembre revelaba que la demanda de la democracia en el continente sigue siendo superior a la de hace una década.

En 2016 se han celebrado en África un total de 16 elecciones que en su mayoría han visto cómo el poder se mantenía sino en las mismas manos, en círculos concéntricos y conexos: Uganda, Gabón, Zambia o Níger. Gambia huele a final de epopeya griega. Su presidente Yahya Jammeh ha anunciado que no abandonará la jefatura de Gobierno a pesar de haber perdido las elecciones, cuyos resultados ha rechazado por supuestas irregularidades. En primer lugar, reconoció la derrota el pasado 1 de diciembre e incluso felicitó públicamente al líder de la oposición Adama Barrow, pero una semana más tarde se retractó y presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional. En la República Democrática de Congo hoy ha amanecido con la noticia de que los políticos han acordado un principio de acuerdo bajo el cual el presidente Joseph Kabila –que tenía que haber claudicado el 19 de diciembre de 2016– dejará el cargo a finales de 2017. El anuncio se produce después de que decenas de personas hayan muerto esta semana en protestas contra el gobierno. De momento varios activistas africanos se han unido en un vídeo para manifestar su oposición. Pero hay excepciones. Ghana ha demostrado ser la irreverente al malvado patrón del “convoco elecciones-gano-acepto/convoco elecciones-pierdo-rechazo”. El presidente John Dramani Mahama aceptó su derrota a manos del candidato opositor, Nana Akufo-Addo a mediados de mes.

Cinco países africanos se encuentran entre los 10 principales países de acogida de refugiados del mundo según la ACNUR. Etiopía, en primera posición, seguida por Kenia, Uganda, República Democrática de Congo (RDC) y Chad. A finales de 2015 los países de África (excluyendo el norte de África) acogía a 4.413.500 refugiados.

Económicamente, la caída de los precios de las materias primas ha continuado golpeando a las grandes economías, en particular a Nigeria. Mientras, Sudáfrica, que ha vuelto a posicionarse otra vez como la mayor economía del continente, permanece sumida en la agitación política por la creciente corrupción, el aumento del desempleo y un sector universitario que sigue sin aceptar las altas tasas del espacio de educación superior. Más allá de África, el voto del Reino Unido para salir de la Unión Europea o la crisis económica que sobrevuela sobre el espacio euro ¿qué impacto tendrán estos acontecimientos en las señales e incertidumbres del sistema global en 2017? ¿Cómo afectará a África? ¿Qué podemos esperar de las elecciones previstas para 2017 en Angola, Ruanda, Liberia y Kenia? 

Frente a este contexto, y como afirmaba nuestro compañero de Wiriko Carlos Bajo en el especial El África conectada de Planeta Futuro (EL PAÍS), los movimientos sociales en el continente están dibujando nuevos espacios narrativos: “África siempre estuvo en movimiento, pero ahora una revolución se está gestando en el continente más allá de la política, a pie de calle, en redes, ordenadores, teléfonos móviles… Generaciones de jóvenes que no vivieron el colonialismo construyen el futuro y exigen democracia, transparencia, justicia social y derechos humanos a través de la tecnología”.

¿Cómo se articulará en este 2017 el activismo africano? ¿En qué formas desarrollarán su libertad y creatividad? ¿Qué impacto tendrán estos movimientos sociales, culturales y políticos en el año 2017?

Desde Wiriko continuaremos con el objetivo de visibilizar esa parte del continente.

Felices fiestas a todos y todas de parte de todo el equipo!

10 regalos culturales para la Navidad 2016 y Reyes 2017

Apreciados lectores y lectoras. Antes que nada, queremos advertir que este no pretende ser un post para alimentar nuestro, ya de por sí, apetito consumista en estas fechas. A pesar de la crisis y la precariedad laboral que vivimos, estamos en una época de excesos. Las estadísticas dicen que cada español se gastará, de media, unos 235 euros en regalos. En total, este país derrocha 13.000 millones de euros durante la campaña de Navidad. Unas cifras que, a menudo, se traducen en regalos inútiles y de pésimo gusto que acaban en una estantería, un cajón o, en el mejor de los casos, siendo revendidos en mercadillos de segunda mano en aplicaciones móviles como wallapop.

Según un estudio de Ticketea, el 72% de los españoles y españolas prefieren recibir regalos culturales. Sin embargo, solo 1 de cada 4 reciben un regalo de este tipo, y de esos 235 euros que nos gastamos cada uno en Navidad, solo 58 euros se dedicarán a cultura. El Tió (en Catalunya), el Papa Noel, los Reyes Magos, el amigo invisible… Acertar con los regalos de Navidad puede que no sea tan sencillo, pero las estadísticas indican que el 98% de los regalos que se hacen en forma de entradas para espectáculos o conciertos aciertan. Así que, nos hemos animado a elaborar una lista para que podáis regalar cultura africana estas fiestas o para que la compartáis con aquellos de vuestra familia que no suelen acertar (ejem)… Si recibís esto por parte de un ser querido, no os ofendáis, pensad que lo único que quiere es que este año triunféis en vuestras elecciones!

¡Ahí va nuestra selección Navideña 2016!

  1. Un libro: El Libro de los Secretos, de Boubacar Boris Diop, es una de las obras de la literatura senegalesa contemporánea que se deberían de añadir a la campaña #100lecturasafricanas, fomentada por nuestra colaboradora Sónia Fernández (LitERaFRicAs). La historia de un anciano senegalés que cree estar cercano a la muerte y escribe a su nieto, que vive en Europa, narra el empeño de un viejo para que la nueva generación de senegaleses no olviden la historia de su familia. Publicada en 2003 en Senegal en su versión wolof, no ha sido editada hasta este 2016 en español por la editorial Almuzara, coincidiendo con la publicación en español de otra obra del autor -Murambi, el libro de los huesos-, por la editorial Wanafrica.
  2. Un disco: El segundo LP del británico-ugandés Michael Kiwanuka, Love & Hate (2016). “Soy un hombre negro en un mundo blanco”, repite el estribillo del tema “Black Man in a White World”, uno de los hits que ha alcanzado el número uno en las listas de Billboard este año, y que lo han consagrado como uno de los mejores artistas para los selectores y amantes de la música negra. Después de su Home Again (2012), Kiwanuka ha demostrado ser uno de los mejores compositores y una de las mejores voces del panorama musical contemporáneo – comparado con Otis Redding o Bill Withers-, a parte de tener un directo que deja boquiabierta a la audiencia (en Madrid hizo sold out en sus dos comparecencias en 2016). Es una apuesta segura!
  3. Una peli (o varias, en familia): ¿Qué tal un “Vale por varias sesiones de cine en familia”? Filmin, la interesante plataforma española de cine online tiene diferentes opciones para que África entre por tu pantalla estas Navidades a un precio muy asequible. Entre su menú están la peli keniana Nairobi Half Life, la etíope Difret (de la que ya os hemos hablado), la franco-mauritana Timbuktú, la hispano-etíope Crumbs, el clásico senegalés Moolaadé o la hispano-zambiana Eighteam. Así como el documental español Tchindas, sobre el universo trans de Cabo Verde, Finding Fela, sobre la biografía del Rey del Afrobeat, o Kuchu, sobre el colectivo LGTBIQ en Uganda. Para los peques de la familia también hay una interesante receta con las pelis de animación Kirikú y las béstias salvajes o Wasahali. ¡Que gustazo! Para regalar Filmin (¡por 40€ tienes 6 meses de suscripción!), pincha aquí.
  4. Una entrada para un festival: Este 2017 el Rototom Sunsplash tendrá como eje central África. Del 12 al 19 de agosto, Benicassim se llenará de propuestas musicales y actividades culturales paralelas centradas en el continente africano. Ya están disponibles las entradas reducidas para los 8 días de festival a 150€. Te guste o no te guste el reggae, si eres amante de África, esta será una cita imperdible para el año que entra.
  5. Una entrada para una obra de teatro (para los más peques): Una bruixa a Barcelona, hasta el 8 de enero en el Teatre Victòria de la capital catalana, es una obra de la cubana afincada en Catalunya Lucrecia junto a Tamara Ndong Bielo, una actriz ecuatoguineana que llegó de muy pequeña a Barcelona y que se ha convertido en una de las jóvenes promesas de la interpretación nacional. Este musical infantil reivindica la importancia de la amistad en una historia de migración y de diversidad que pone en relieve los lugares más emblemáticos de la ciudad de Barcelona. Una historia llena de magia.
  6. Una entrada para un concierto: En 2017, el cantante camerunés Blick Bassy va a estar de gira por distintos Caixa Forums de España. El 22 de enero podremos verlo en Barcelona, el 24 en Zaragoza, el 12 de febrero en Madrid y el 14 de febrero en la Palma. Siendo una de las voces más originales entre los africanos afincados en Europa, este virtuoso compositor de la etnia bassa ha conseguido que marcas como iPhone se fijaran en él para utilizar una de sus canciones, Kiki, para el spot publicitario del iPhone 6. ¡Enamórate de su música y adquiere entradas por tan sólo 12 euros!
  7. Una prenda de ropa: Las zapatillas de la marca etíope SoleRebels son una de las muestras de que la Diáspora africana está de moda en España. Se trata de un calzado moderno, cómodo, ecológico y con un impacto real en el desarrollo de las personas que las confeccionan. Hechas con materiales reutilizados y confeccionados a mano, sus botas de invierno o sus sandalias de verano son prendas de comercio justo que no solamente serán un regalo que tus seres queridos van a amar, sino que tendrán un efecto positivo para las personas que las hacen. Las puedes encontrar en pleno corazón de la Vila de Gràcia, en el número 47 del carrer d’Astúries en Barcelona. O bien a través de su tienda online.
  8. Una pieza de arte: Michael Soi es un artista keniano y cronista social, cuyas críticas a la presencia china o europea en África, y sobre todo en Nairobi, son punzantes. Sus mujeres con pelo afro y gafas grandes son reconocibles y únicas. El artista también pinta geniales bolsos que son piezas exclusivas de arte que puedes llevar colgadas. ¡En Wiriko ya tenemos el nuestro y nos encanta! Podéis contactar con Michael a través de su Facebook profesional, o si estáis o pasáis por Nairobi, visitarlo en su taller en el Go Down Arts Center. Se hacen envíos desde Kénia.
  9. Un mueble: ELAS, una empresa social que desde un brindis a las mujeres africanas, recupera piezas de mobiliario antiguas y las restaura con mucho mimo a partir de telas africanas, es lo más en decoración. Creada por la periodista Lucía Mbomío y la química Berta Okenve con la intención de fusionar la tradición europea con la cultura africana más contemporánea, estas dos españolas de ascendencia ecuatoguineana, crean delicadas piezas de salón que serán la envidia de cualquier amante de las telas wax. Para los clientes más exigentes con sus hogares, esto será un regalo (o auto-regalo) magnífico e insuperable. Podéis pedir presupuestos y hacer pedidos a través de su página de Facebook o Twitter, o ver algunas de sus Dulcineas (nombre de su primera colección) en la tienda Enfant Terrible, ubicada en el número 30 de la calle Núñez de Balboa, en Madrid.
  10. Una joya: Es un clásico entre los clásicos. La orfebrería tuareg y el minucioso trabajo de la plata realizado desde hace siglos por este pueblo, sitúa a los herreros del Sahel como la mayor factoría de joyas del continente. Ya sean ti-n-neghel de Agadez o cruces de Zinder, collares, brazaletes o sortijas, las joyas de plata tuareg son un legado precioso y con una fuerte carga cultural que cualquiera debe saber apreciar. Aunque las podemos encontrar en diferentes sitios, y lo recomendable es comprarlas directamente en Niamey, por ejemplo, donde se encuentra la mayor parte de orfebres de Níger –desplazados desde Agadez– o en cualquier punto del Magreb con presencia tuareg; nuestra elección para estas fechas es que lo hagáis a través de la tienda online de la asociación Àfrica Viva, que trabaja con herreros tuareg del norte de Burkina Faso. No solo os aseguráis que ellos están recibiendo una retribución justa por su trabajo, sino que vais a contribuir a que esta pequeña inversión repercuta también en proyectos de cooperación de este país.

¡Felices Fiestas y que estas vacaciones, haya más culturas africanas en vuestro hogar!