Entradas

El renacimiento del libro africano

CARTEL sila1Hoy se abre, en Tenerife, la programación del Salón Internacional del Libro Africano (SILA). Con el paso de los años este festival se ha convertido en una cita ineludible en lo que se refiere a la literatura africana en España. El SILA es la excusa perfecta para acercarse a la diversidad de las culturas africanas y una de las pocas oportunidades para reivindicar la riqueza de las manifestaciones artísticas del continente olvidado. Las letras se convierten, a través de este salón, en un elemento fundamental de conexión entre España y África. A pesar de la proximidad, esta conexión es mucho más precaria que la de muchos otros países europeos. Por este motivo, la puesta en marcha del SILA es una buena noticia.

Durante dos días, el SILA propone una aproximación a la literatura africana desde diferentes perspectivas. El programa del evento abordará las políticas públicas en torno al libro, el papel de las bibliotecas digitales, la bibliodiversidad y la actividad de los editores independientes, los nuevos modelos de librerías y el estado de la literatura contemporánea. Y lo hará empleando formatos diversos, desde mesas redondas en las que participarán todo tipo de expertos hasta exposiciones o diálogos con autores.

El SILA permitirá además acercarse a algunos libros a través de presentaciones, concretamente a Zemi Kede, un recorrido por la sensualidad en la literatura tradicional africana de la beninesa Agnès Agboton, del que ya se ha hablado en esta sección y a África más allá del tópico, un esperado trabajo póstumo del senegalés Amadou Ndoye. Y de la misma manera que se pueden acercar a los libros, los asistentes también podrán hacerlo con los autores, ya que la propia Agnès Agboton y el liberiano Vamba Sherif, autor de Vínculos Secretos, charlarán con Inma Luna y Ángeles Jurado, respectivamente.

Agnès Agboton y Vamba Sherif. Fuente: blog del SILA y web del autor

Agnès Agboton y Vamba Sherif. Fuente: blog del SILA y web del autor

En paralelo a estas actividades, el SILA completa su oferta cultural con un ciclo de cine al que han titulado Las miradas nos cuentan y en el que se podrán ver tres trabajos del camerunés Jean-Marie Teno  Hommage, Afrique je te plumerai y Le malentendu colonial. La lista se completa con el corto Cuando llegue, de María Jesus Alvarado, y el documental Kásuumaay. Una experiencia de paz en Casamance, de Xavier Puigserver.

Kásuumaay. Una experiencia de paz en Casamance (trailer) from xavipuigserver on Vimeo.

Estos son algunos de los ingredientes con los que la organización de esta cuarta edición del SILA pretende “dar a conocer estas importantes y aún hoy poco conocidas realidades literarias, debatiendo con sus protagonistas (escritores y editores) en qué consisten las dificultades de escribir y editar en África, con el objetivo de buscar soluciones y facilitar las ayudas para la traducción de estas obras, que han sido escritas –en muchos de los casos– en el idioma de las antiguas potencias colonizadoras, y en otros en el materno”. El SILA se ha puesto como objetivo acercar estas manifestaciones culturales africanas a España, pero también fomentar la relación entre los actores españoles del mundo editorial con escritores y editores africanas facilitando un encuentro cara a cara.

La organización de este salón, además, ha tenido que hacer frente en los últimos años (desde que en 2009 se celebró la primera edición) a todo tipo de vicisitudes. La itinerancia, que le ha llevado de Tenerife a Las Palmas, los problemas de financiación (a los que se han enfrentado a pesar de ser un evento único e imprescindible) y algunos problemas de identidad han hecho que el camino de la organización no estuviese precisamente sembrado de rosas. Sin embargo, los impulsores de esta cita, encabezados por la editorial Baile del Sol, que posee una de las pocas colecciones de literatura africana que perdura en el panorama editorial español,  se han acostumbrado a trabajar contra corriente y este año han sido capaces de volver superar todos los obstáculos. Para la organización de esta edición han contado con la financiación del Área de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife y la colaboración de Casa África, la Alianza Internacional de Editores Independientes y el propio TEA – Tenerife Espacio de las Artes, en el que se celebran las actividades.

Wiriko, presente

En esta edición del SILA, los organizadores del encuentro han querido contar con la colaboración de Wiriko. Esta colaboración se ha concretado en la participación de Carlos Bajo, el coordinador de la sección de Letras Africanas del Magacín Wiriko, que será el encargado de moderar una mesa sobre literatura contemporánea el sábado 15 de noviembre. En esa mesa, está prevista la participación de Josefina Bueno, Profesora de Filología de la Universidad de Alicante; Celso Muianga, editor mozambiqueño; Vamba Sherif, escritor liberiano; Agnés Agboton, escritora beninesa; y el filólogo Romeo Gbaguidi, coordinador General de la Organización para el Fomento de los Estudios Internacionales (FEI) de Benín.

Desde Canarias leyendo África

Awa Meite, la artista polifacética que presenta su novela en Las Palmas. Fuente: www.journaldumali.com

Ayer arrancó en Las Palmas de Gran Canaria una nueva edición del SILA, el Salón Internacional del Libro Africano, una oportunidad para asomarse al panorama literario y editorial del continente vecino. En esta ocasión destacan iniciativas como las actividades descentralizadas que llevan una pequeña parte del SILA no sólo al resto de las islas Canarias y a Madrid sino también a Senegal, Egipto y Marruecos. Por otro lado, resulta especialmente atractiva la presencia de autores africanos en las mesas de debate del salón, algunos de ellos afincados en España y otros venidos desde el continente negro.

Por ejemplo, ayer martes 11 de diciembre, el Aula Cervantes del campus de la UCAD de Dakar, acogió la presentación de la traducción al español de la obra del filósofo senegalés Cheikh Anta Diop, Naciones negras y cultura. Se trata de una obra clave de la literatura y el pensamiento africano editado por Bellaterra y traducido y prologado por Albert Roca. En la presentación en el Aula Cervantes participó el profesor de la UCAD Aboubacry Moussa Lam, uno de los mayores expertos en la figura del pensador senegalés.

Éste es sólo uno de los ejemplos de esta voluntad de poner en conexión las letras africanas con las europeas, los autores y editores de uno y otro continente. Así, un escritor de novela policíaca español como Carlos Álvarez discutirá de tú a tú con un autor senegalés que ha cultivado el mismo género como Abasse Ndione en las instalaciones diplomáticas españolas en Dakar. La poesía se tratará en el Instituto Cervantes de Rabat, de la mano de el poeta marroquí Abdelmajid Benjelloun y la poetisa española Laura Casielles, Premio Nacional de Poesía Joven Miguel Hernández 2011. Y por último, la Oficina Técnica de Cooperación española de El Cairo será escenario de un debate de características similares en el que el egipcio Omar al Taherhablará con el escritor español Juanma Brito sobre la literatura relacionada con movimientos sociales. Este esquema de charlas a dos (como representantes de las dos orillas) puede resultar tremendamente fructífero y en todo caso es una muestra de interés y de respeto por las producciones culturales que se realizan en el continente africano.

El esfuerzo realizado para el acercamiento de la cultura africana hasta el público español se hace evidente en el programa del SILA. La sede de Casa África, uno de los principales apoyos de este evento será el escenario de la presentación del libro de Jean Bosco Botsho, autor congoleño afincado en Barcelona, Lugares Sagrados de África, la Cuna de la Humanidad, que realiza un recorrido por la religiosidad africana desde una perspectiva sin prejuicios. En el mismo escenario estará la beninesa, también barcelonesa de adopción, Agnes Agboton para presentar Semi Kede. Y Isselmou Ould Abdel Kader presentará Le muezzin de Sarandogou, un libro que trata sobre el deber de memoria

Entre las actividades que Casa África organiza en relación con la celebración del SILA se encuentra la cuarta edición del Ecuentro de Biblioteconomía. Pero nos resulta especialmente interesante la presencia en las islas de la autora maliense Awa Meite, dentro del programa Letras Africanas de la institución canaria. Meite presentará en Las Palmas su novela Memoire d’oublis. La autora malí tiene un perfil artístico multidimensional y ha demostrado desenvolverse con soltura tanto en la dirección cinematográfica, como en la pintura o en el diseño de moda.

El programa se completa como no podía ser de otra manera con encuentros de editores y escritores españoles y africanos y con conferencias de expertos, pero también con muestras de otras disciplinas artísticas como las artes plásticas y el cine. Todas las actividades se desarrollan entre el 11 y el 21 de diciembre, aunque la programación estrictamente del salón del libro en Las Palmas se concentra entre el 11 y el 15 de diciembre.

POLÉMICA ORGANIZATIVA

La organización de este encuentro ha generado una polémica entre la entidad que se había encargado de poner en marcha en el SILA y que lo había animado hasta esta edición y las asociaciones que han planificado el programa actual. Por lado, la Asociación SILA, que hasta este año se había encargado del encuentro, reclama como suya la marca SILA y por ello ha denunciado públicamente la actitud del Gobierno de Canarias, uno de los promotores del evento. Por otro lado, los representantes del propio gobierno isleño de la organización de la presente edición del salón señalan que se produjo un concurso público para la organización del encuentro, que la UTE Fundación Canaria Farrah Looking For Development fue la ganadora de ese concurso y que esta es la entidad que ha recibido el apoyo del Gobierno Canario y del resto de instituciones que dan cobertura al salón. Finalmente, los promotores de la actual edición aseguran que tienen la concesión para la celebración del salón el próximo año, mientras que la asociación SILA asegura que continúa trabajando para recuperar el control del encuentro en 2013. Las diferencias administrativas y legales tendrán que dirimirse en los próximos meses para que la edición 2013 del único encuentro de literatura africana que se celebra en España no sea engullido por cuestiones que no son las puramente culturales.