Revisitando a Conrad y revisando la globalización

El novelista congoleño, In Koli Jean Bofane. Fuente: Web de la editorial Actes Sud/Lionel Lecoq

El novelista congoleño, In Koli Jean Bofane. Fuente: Web de la editorial Actes Sud/Lionel Lecoq

El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad, es probablemente uno de los libros más conocidos sobre África y, sin duda, el que más se cita como paradigma de la visión eurocéntrica del continente negro desde la literatura y al que más se mira cuando se quiere ejemplificar la imagen parcial y deformada de la desconocida región que se extiende al sur del Sáhara. Precisamente desde el Congo que visitaba, pero no descubría, el Marlow de Conrad llega una revisión de esa realidad enfocada habitualmente desde unos lugares comunes. Es un autor nacido en la República Democrática del Congo y residente en Bélgica el que rompe el encuadre más frecuente para girar la cámara y mirar a la globalización desde el corazón del continente africano.

Congo Inc. es la novela más reciente de In Koli Jean Bofane, publicada en 2014. Con ella, Bofane pretende arrojar un poco más de luz sobre la realidad congoleña y ayudar a comprender que su análisis es complejo. El autor explicaba en una reciente entrevista el sentido de la idea Congo Inc.: “El Congo es el algoritmo primordial. Sirve para todo y ha permitido que el mundo sea lo que es ahora”. Y en esa ensaladera Bofane coloca el caucho en la época industrial, el que permitió que la I Guerra Mundial se hiciese sobre ruedas; y coloca también el uranio que puso fin la II Guerra Mundial; y el cobre de la munición de la guerra de Vietnam; y además pone a los refugiados del genocidio ruandés y a los combatientes que cruzaron las fronteras sin preocuparse de cuestiones de soberanía; las compañías petroleras o los gorilas aparecen también en la ecuación que traza el escritor.

En el centro de Congo Inc. aparece Isookanga, un pigmeo que vive en el bosque, pero que está completamente fuera de lugar. El protagonista no encaja en la idea de comunión con la naturaleza, se decanta más por la de su explotación y encuentra su entrenamiento ideal en un juego de internet Raging Trade, que sublima el capitalismo más salvaje y despiadado. Isookanga o, más bien Congo Bololo, su personalidad en el juego compra y vende, se estrena en el mundo del petróleo, la minería o las tierras. Evidentemente la competencia va más allá de las reglas del mercado y se enmarcan más bien en las de la esclavitud, los asesinatos, la limpieza étnica, o los desplazamientos de población.

Convencido de que más allá de Internet, el mundo está lleno de riquezas que le están esperando, Isookanga se traslada a Kinshasha. Una Kinshasha que es la máxima expresión de la globalización. En sus calles se mezclan los señores de la guerra de Kivu que han cambiado las armas por la corbata, los empleados de Naciones Unidas e, incluso, antropólogos. Y con ellos, todo un ejército de buscavidas de lo más variopinto. Bofane dibuja el abigarrado retablo de personajes desde el humor ácido que le ha permitido sobrevivir en su tumultuosa vida.

congoincNo es extraño escuchar el relato de una turbulenta trayectoria que ha incluido, según el escritor, momentos en los que se ganaba la vida “pistola en mano”, junto a episodios de crítica social, etapas de “sin papeles”, publicista o estudiantes de comunicación, antes de convertirse en escritor de éxito. In Koli Jean Bofane consiguió con su primera novela, Matemáticas congoleñas, el Grand Prix Littéraire d’Afrique Noire. Era el año 2009, el año anterior, el escritor congoleño había saltado, según explica, casi por obligación, de los cuentos a la novela. Bofane asegura que tras el genocidio ruandés se hartó de que sólo hablasen de los hecho analistas no africanos y por ello decidió dar voz a través de la literatura a los congoleños.

Han pasado cinco años desde aquella exitosa historia y Bofane se había convertido en una de las voces de la literatura africana más esperadas. Ahora Congo Inc. ha empezado un recorrido de promoción avalado por una narración corrosiva y realista que dibuja una realidad de la globalización a la que no estamos acostumbrados. Como muestra un botón: el uranio de la bomba nuclear de Hiroshima salió de las minas del Congo y, a pesar de eso, se ha intentado mantener al país alejado de la “historia”.

The following two tabs change content below.
Carlos Bajo Erro

Carlos Bajo Erro

Licenciado en Periodismo (UN), postgraduado en Comunicación de los conflictos y de la paz (UAB) y Máster Euroafricano de Ciencias Sociales del Desarrollo: Culturas y Desarrollo en África (URV). Es coautor del ensayo Redes sociales para el cambio en África (IV Premio de Ensayo Casa África). Sus ámbitos de interés y de estudio son la comunicación, las TIC y la literatura. Responsable de las áreas de Comunicación y de Publicaciones y coordinador de la sección de Letras del Magacín. (Barcelona) Contacto: [email protected]
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *