El brujo de la guitarra congoleña: Franco & Le T.P.O.K. Jazz

1956 : naissance de l'orchestre OK Jazz - 139.9 ko

Vamos a sumergirnos a la mitad del siglo XX. Bajo Zaire, actual República Democrática del Congo, ve nacer en Leopoldville (actual Kinshasa) uno de los mayores exponentes de la música africana de todos los tiempos. François Luambo Luanzo Makiadi, conocido popularmente como Franco. El zairense despunta como sucesor de Henri Bowane en el estilo Sabene (repeticiones de la guitarra eléctrica típicas de la rumba congoleña o soukous). Influenciado por la música cubana, otras músicas latinas como el Cha, Cha, Cha, la Samba o el bolero y diferentes sonidos africanos, Franco crea con diecinueve años la banda Ok Jazz (que se convertiría en la prolífica TPOK Jazz), la más importante del país en un momento en que su población luchaba por la independencia del rey Leopoldo II de Bélgica. Su voz recorrería la región de los lagos y África del este durante más de tres décadas, influenciando a varios músicos del continente y sponsorizado por distintos movimientos políticos del continente durante las independencias.

Encarcelado por el gobierno colonial y tras olas de violencia en la capital del Congo, Franco y la Ok Jazz se trasladarían a la metrópolis hasta la llegada al poder del primer presidente Mobutu Sese Seko. Con la obsesión del dictatodor Mobutu por crear emblemas culturales bajo la premisa de ‘la Authenticite’, su retorno fue aclamado por la nación. Su trayectoria musical, siguiendo las políticas de “africanización” del nuevo Zaire, ahondó las raíces en la música tradicional del país y enriqueció al músico y a toda la orquesta de una manera brutal. Decenas de grabaciones y actuaciones llevaron al guitarrista a la fama y la popularidad como artista panafricano.

En el año 1970, Mobutu creó un cargo político para él y lo ereigió presidente de la Unión de Músicos. Aunque posteriormente fue arrestado por la grabación de algunas cintas consideradas pornográficas, su popularidad no dejó de crecer y se dió a conocer en Europa, donde vivió intermitentemente. Su conversión al Islam, después al catolicismo y algunos escándalos entorno a su figura no frenaron el ganarse el título de “Gran Máster de la Música del Zaire” que le otorgó el gobierno, o el título popular de “brujo de la guitarra”.

Os adjuntamos un vídeo, en francés, que explica la vida de la figura de Luambo Makiado como músico moderno, como elemento clave en la sociedad zairense de la independencia, como estrella bantú, como pieza política indispensable de la ‘Authenticité’ zairense y como inspirador de todos sus contemporáneas y posteriores generaciones de músicos.

Este artículo se ha leído6243 veces!

The following two tabs change content below.
Gemma Solés i Coll
Experta en ciudades africanas, música y desarrollo. Le mueve la creatividad con la que construye futuro la juventud africana en contextos urbanos, especialmente en África del Este. Sus campos de trabajo son el periodismo escrito y radiofónico, los documentales y la gestión cultural. Cofundadora de Wiriko y coordinadora de Seres Urbanos (EL PAÍS), licenciada en Filosofía (UB), posgraduada en Estudios Africanos y Desarrollo (UPF) y máster en Culturas y Desarrollo en África (URV)
1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] era conocida como el corazón musical de África. De allí salieron grandes estrellas como Franco Luambo, Grand Kalle, Dr. Nico o Tabu Ley Rochereau, que llevaron el pop congoleño de la época a las […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *