Los mejores libros africanos del 2020

* Este artículo ha sido publicado originalmente en African Arguments, pincha aquí para acceder al original.

Por Samira Sawlani (traducido por Estrella Sendra)

Ya sea a través de entrañables historias de amor, desgarradoras novelas históricas, o de suspense, los y las escritoras africanas nos han ofrecido brillantes libros en 2020. Todos ellos nos han hecho decir “venga, sólo un capítulo más”. Aquí, 20 de los mejores libros del 2020.

Collage publicado en African Arguments (10 diciembre 2020)

El rey de las sombras, de Maaza Mengiste

Seleccionados para el Premio Man Booker, esta obra maestra está ambientada en la época de la invasión de Mussolini en Etiopía. En ella, la memoria, historia y prosa artística se encuentra estrechamente relacionados.  La historia gira en torno a Hirut, una chica del hogar (criada) dispuesta a tomar las armas y luchar en la guerra. Sus relaciones e interacciones con un elenco de personajes arrojan luz a la brutalidad del conflicto. Violaciones, violencia, valentía, cobardía, oscuridad y luz. Este es un libro inolvidable sobre las mujeres que lucharon y la importancia de contar nuestras propias hsitorias.

 

Por la noche toda la sangre es negra, de David Diop

Alfa Ndiaye es uno de los muchos senegaleses que lucharon por Francia durante la Primera Guerra Mundial. Cuando su compañero soldado “Chocolate” y su amigo Mademba fallece de manera macabra, Ndiaye se transforma en una especie de monstruo. Se cuela por la noche, matando a soldados alemanes, trayendo de vuelta los recuerdos con sus manos, con un deseo voraz de muerte. Una lectura tan conmovedora como necesaria, contando las historias pendientes desde hace mucho tiempo de soldados africanos que lucharon de parte de los poderes coloniales durante la guerra.

La muerte de Vivek Oji, de Akwaeke Emezi

Hijo de madre india y padre nigeriano, el protagonista Vivek Oji llega al mundo el día en que fallece su abuela, un presagio de lo que vendrá. A lo largo del libro, lo conocemos a través de las personas que lo rodean, a medida que estas lidian con su vida y su muerte. De vez en cuando Oji habla desde la tumba. “No soy lo que la gente se piensa. Nunca lo fui. Y cada día fue difícil, andando por ahí y sabiendo que la gente me vio un día, sabiendo que se equivocaban, completamente, que mi yo real les era invisible. Ni siquiera existía para ellos.” Una novela fascinante de una de las grandes escritoras de nuestra era. La novela trata temas tales como la familia, las relaciones, la cultura, la identidad y el modo en que el mundo exterior puede sofocar cruelmente nuestros seres innatos.

La muerte del compañero Presidente, de Alain Mabanckou

Maestro de la sátira, los libros de Mabanckou se ubican principalmente en su país de origen, la República del Congo, y son una combinación de ingenio, comedia y tragedia. Su última obra no es diferente en ese sentido. Tras Mañana cumpliré 20 años, seguimos viendo el mundo a través de los ojos del protagonista de 13 años de edad, Michel, y su infancia un tanto graciosa “post-colonial”. Las cosas se ponen serias con el anuncio del asesinato del Presidente Ngoubai, momento a partir del cual nadie está a salvo y nuestro héroe se encuentra en medio de la locura.

Acuerdos imperfectos, de Frances Mensah

La reina de los dramas románticos ha vuelto, tras el éxito de sus novelas From Pasta to Pigfoot y Second Helpings. Centrándose en las vidas de tres amigas que viven en Ghana, esta cautivadora lectura trata de los desafíos en la amistad, el amor, las relaciones y la búsqueda por esa eterna felicidad.

La primera mujer / Una chica es un cuerpo de agua, de Jennifer Nansubuga Makumbi

Makumbi continúa destacando en el mundo literario con su última novela, la cual se centra en Kirabo, una joven adolescente en Uganda durante el mandato de Idi Amin. Habiendo crecido en un pueblo, busca descubrir la identidad de su madre, una respuesta que nadie le dará. Más tarde, su padre se la lleva a Kampala, desde donde la mandan a un internado. La observamos descubrir su propia identidad y el mundo en que esta es desafiada por la cultura y el patriarcado. Pero esta no es tan sólo la historia de Kirabo. De un modo más general, el libro explora el impacto del folclore, la tradición y las normas sociales en las mujeres.

Vidas de ultratumba, de Abdulrazak Gurnah

La décima novela del famoso escritor tanzano describe el impacto del colonialismo no solo en naciones enteras sino en las vidas individuales de sus ciudadanos. Ambientada en África del Este, el libro sigue las vidas del matrimonio formado por Asha y Khalifa; Afiya, su niña; Ilyas, que se convierte en parte de los Schutztruppe Askaris y se va a luchar por Alemania en la guerra; y Hamza, quien vuelve a casa herido y ha de reconstruir su vida. ¿Qué queda por vivir después de que, como dice uno de los personajes, “los alemanes hayan matado a tanta gente que el país está lleno de basura formada por cráneos y huesos y la tierra está húmeda de sangre”? Vidas de ultratumba lo cuenta todo sobre estas historias.

Reino Trascendental, de Yaa Gyasi

La tan esperada segunda novela de Gyasi se centra en la licenciada en neurociencia ghanesa-americana Gifty, que pasa gran parte de su tiempo llevando a cabo experimentos en el laboratorio. En principio, esto parece simplemente un trabajo, pero profundizando nos damos cuenta del estrecho vínculo con su trauma y con el dolor de la niñez, en muchos sentidos. El impacto del racismo, la pérdida de su hermano por sobredosis, el viaje de su padre a Ghana para nunca volver, una madre profundamente religiosa al borde de la depresión. ¿Cómo reunir la compleja relación entre fe y ciencia en este abanico de pérdidas y dificultades de la vida cotidiana?

Su única esposa, de Peace Adzo Medie

Ambientado en la Ghana contemporánea, esta es la historia de la modista Afi Tekple, quien ha aceptado casarse con un hombre de negocios rico cuya madre la ha escogido con la esperanza de que este dejaría a su “novia inadecuada”. A medida que Afi se traslada por la luminosa Accra para estar con su marido, el cuento de hadas que se esperaba no llega a materializarse. Sin embargo, hay más de una versión de un final feliz, donde poder encontrarse a través de las amistades femeninas, la comida, la moda, la cultura y el viaje hacia la independencia.

Mogadishu a través de los ojos de un arquitecto, de Omar Degan

Omar Degan forma parte de la diáspora somalí que ha elegido volver a casa a ayudar a reconstruir el país. Parte de este viaje ha sido publicar este libro de no ficción, que lleva al lector de viaje por Mogadiscio a través de fotografías combinadas con trazos de historia. Es un recuerdo de que más allá de las narrativas de guerra, hay mucha belleza que ver, además de historias que recordar y un patrimonio cultural que salvaguardar.

Viajar siendo negra, de Nanjala Nyabola

“Esta no es una memoria de viajes”, dice Nyabola. En efecto, este libro de no-ficción es mucho más que eso. Cuenta con un conjunto de ensayos que exploran temas como la raza, la identidad, el privilegio y la migración, vistos a través de la lente de una vida en movimiento. Refleja cómo ser negro significa que uno puede integrarse tanto en Haití como en Burkina Faso, y sin embargo experimentar la peor de las discriminaciones e incluso casi llegar a morirse en otros lugares. Estas no son tan solo sus historias, sino las de muchas otras personas, contadas con destreza y constantemente desafiando al lector a hacerse preguntas y ver el mundo desde distintas perspectivas.

Los Dragones, el gigante, las mujeres, de Wayétu Moore

Estas memorias de la escritora liberiana no es simplemente una historia sobre gente que huye de un conflicto, sino que trata de lo que pasa después. Cuando te encuentras aparentemente a salvo en América, puede que estés dejando atrás una guerra pero, como persona inmigrante negra y africana, otra serie de batallas dan comienzo.

Nada de rosas desde mi boca, de Stella Nyanzi

Activista, académica, escritora y heroína, la Dra. Nyanzi recopiló esta colección de artículos cuando se pasó 15 meses en la cárcel bajo cargos de delitos cibernéticos tras haber publicado un poema en Facebook en el que supuestamente insultaba al presidente de Uganda, Yoweri Museveni. Desde el estado de las cárceles al feminismo, esta recopilación es descarado, categórico, implacable e inspirador. Tal como la propia Nyanzi.

El amor de color, de Bolu Babalola

Si existe algún libro que desearías que no terminase, es éste. Una colección de historias que se desarrollan a lo largo de mundo contadas de nuevo por la escritora británica-nigeriana Bola Babalola. Da vida a los cuentos míticos que tratan sobre el corazón. Está escrita de manera exquisita y sería el regalo perfecto.

Addis Abeba negra, editada por Maaza Mengiste 

Este es un viaje a una ciudad que ha visto la alegría y el horror, que ha probado la sangre y que ha olido el perfume de las rosas, que refleja la luz del sol al mismo tiempo que a veces se encapota en la sombra de la oscuridad y que puede cambiar de forma en función de quién seas. Esta rica colección de historias cortas te atrae y lanza a un asalto sobre los sentidos.

Este Cuerpo Dolorido, de Tsitsi Dangarembga

Aunque se publicase en 2018, su nominación al Premio Booker la hace lectura obligatoria de nuevo este año. En ella, nos reunimos con Tambu, la protagonista de la novela de 1998 de Dangarembga, Condiciones Nerviosas. De edad media y en un hotel como lugar de residencia, Tambu busca trabajo y un tipo de vida diferente en la que lucha por sus demonios, manteniendo al mismo tiempo una indiferencia casi cruel a lo que la rodea. Mientras que Zimbabue sigue deteriorándose, dando lugar a una sensación de sofoco acentuada por la misoginia, la corrupción y el fracaso del sistema, pronto se da cuenta de que es imposible separar a una misma de las condiciones que la rodean. Dangarembga brilla una vez más.

La más fina B del Sur, de Makena Maganjo

La vida en el Estado de Malaga, en Nairobi, es de todo menos aburrida. Un lugar donde se forman amistades, las historias se esconden y los secretos se desvelan cuando antiguos y actuales residentes se reúnen para reflexionar sobre los giros que han dado sus vidas, con el telón de fondo de un país que está experimentando cambios políticos y económicos.

La chica con la voz elevada, de Abi Daré

Adunni, de 14 años, está casada con un conductor de taxi y acaba trabajando como criada en Lagos. Lo que sigue es su búsqueda de empoderamiento en una sociedad en la que su clase y su género la exponen a distintos tipos de opresión. El sello de una gran novela reside en su habilidad de colocar en el centro de atención historias anteriormente no contadas. Eso es justo lo que esta novela hace, al examinar el matrimonio infantil, la violencia entre mujeres, la explotación de trabajadoras del hogar.

Un acto de rebeldía, de Irene Sabatini

Algunas de las mejores novelas de nuestros tiempos han sido escritas por escritores de Zimbabue. Esta tradición continúa con la última novela de Irene Sabatini. Ambientada en la época de Mugabe, Un acto de reveldía retrata el impacto de la violencia política en la vida cotidiana en Zimbabue. Una historia de amor se sitúa en el centro de la narración, recordándonos que ni siquiera los grandes hombres de la política están exentos de temas relacionados con el corazón.

Nairobi negra, editada por Peter Kimami

En esta colección de historias cortas participan algunos de los mejores escritores de Kenia, consiguiendo capturar la belleza, el horror y la mística de Nairobi. Todo el mundo tiene una historia y lo que palpita en esta colección es el papel del colonialismo, así como la experiencia de las mujeres, la división de clases y el poder de la lengua.

The following two tabs change content below.
Wiriko nació en 2012 como asociación cultural para la divulgación y promoción de las artes y culturas africanas. Wiriko.org, su principal proyecto, es el primer Magacín 100% dedicado a las Artes y las Culturas Africanas del Sur del Sáhara en lengua castellana. Una ventana para dar a conocer las realidades culturales contemporáneas de África y una plataforma para acabar con su desconocimiento y estereotipos. Como herramienta colaborativa para la interconexión y la cooperación cultural, impulsa un África muy distinta a la de los cuatro jinetes del Apocalipsis (guerra, hambre, pobreza y destrucción), y fomenta una visión más realista de lo que se produce, a día de hoy, en el continente africano.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *