Entradas

Grupo Bogolán Kasobane: “Es para nosotros un orgullo poner en valor nuestra tradición de una manera revolucionaria”

Bogolán proviene de la palabra bogolanfini, que en bambara hace referencia al resultado del barro sobre la tela. Una técnica vernácula ancestral transmitida por las mujeres malienses que, guardianas de la tradición, han pasado de generación en generación estos conocimientos durante siglos. Ahora llega a Madrid desde Mali de la mano del Groupe Bogolan Kasobane, quienes presentan la exposición ‘Grupo Bogolán Kasobane: el arte del barro en Mali’ que se inaugura este viernes cuatro de mayo en el Centro Cultural Casa de Vacas, en Madrid.Dedicada a las madres del bogolanfini y en memoria de Kandioura Coulibaly, fallecido en 2015 y quien fuera líder de este colectivo de artistas pioneros en el uso de la técnica del bogolán en el arte contemporáneo, esta muestra gratuita y abierta hasta el tres de junio, conjugará el bogolanfini ancestral con obras de otros artistas influidos por el grupo, como Annick Turner, Senou Fofana, Ladji Barry o Janet Goldner. Además la exhibición incluirá varias actividades paralelas, como visitas guiadas, conferencias y talleres, lo que constituye en su conjunto una magnífica oportunidad para conocer y entender qué es el bogolán desde sus orígenes hasta hoy. Como adelanto y siguiendo su filosofía de creación colectiva, los miembros del Grupo Bogolán Kasobane  contestan juntos las preguntas de Wiriko, acompañados por la artista y coordinadora de la exposición Irene López de Castro.

“Pez Ashanti”, Groupe Bogolan Kasobane

R.O: ¿Cómo nace el Grupo Bogolán Kasobane, cuál es su historia?

G.B.K: El Grupo Bogolán Kasobane nació en Bamako en 1978. Éramos un grupo de seis jóvenes artistas, recién licenciados en Bellas Artes por el Instituto Nacional de Arte (INA) de Bamako, que compartíamos los mismos ideales y decidimos unirnos y trabajar juntos. El Grupo Bogolan Kasobane lo fundamos Kletigui Dembelé, Boubacar Doumbia, Baba Keita, Nené Thiam, Souleymane Goro y Kandioura Coulibaly. Este último fue presidente hasta su fallecimiento en 2015 y ahora Nené Thiam, la única mujer del grupo, es la nueva presidentaHemos expuesto nuestra obra y dado conferencias en los cinco continentes del mundo y hemos recibido varios premios. También hemos participado en la creación de vestuario para teatro y cine y en la formación de artistas. Nuestro objetivo es innovar y promover la técnica de bogolán en Mali y en el mundo.

“La Fissure dans le Mure” Groupe Bogolán Kasobané

R.O: ¿Por qué elegisteis precisamente la técnica del bogolán como medio de expresión?

G.B.K: En el INA estudiábamos técnicas occidentales pero elegimos el bogolán, la técnica de pintura tradicional de Mali, porque la calidad de las pinturas occidentales era baja y costosa. Quisimos liberarnos de esas dificultades y reivindicar además nuestra propia cultura. ¿Por qué razón pintar con técnicas extranjeras, cuando teníamos aquí el bogolán heredado de nuestros ancestros, una forma de comunicación social con el que perfectamente podíamos dar rienda suelta a nuestra creatividad? De hecho, la palabra kasobane significa en bambara el fin de la prisión. Además conocíamos la alquimia del barro, que tiene que ver con nuestra propia cultura en torno a la tierra madre. Nos sentíamos identificados y cómodos, al tener todos los materiales a mano, las telas, las plantas, la tierras, las plumas de ave…. Algo además que era completamente nuevo en el arte contemporáneo. Fuimos los pioneros.

R.O: ¿Ha sido difícil superar el peso de una tradición tan arraigada para crear arte contemporáneo?

G.B.K: El sentimiento fue de liberación. Nadie nos imponía una técnica ni un modo de expresarnos, tampoco seguimos las composiciones tradicionales. Las obras del Grupo Bogolán Kasobane son independientes y completamente originales, aunque sí reflejan elementos de nuestra cultura, precisamente para seguir transmitiendo esa herencia pero siempre innovando hacia el futuro. Es para nosotros un orgullo poner en valor nuestra tradición de una manera revolucionaria.

Groupe Bogolan Kasobane (Foto: Jane Goldner)

R.O: ¿Qué hay de común y qué de diferente?

G.B.K: La técnica básica es la misma, pero hemos investigado e innovado con nuevos tipos de plantas y colores. También cambia el tipo de expresión, aunque sí decidimos utilizar algunos símbolos que tienen un significado y están incluidos en nuestras composiciones. Símbolos que además han pasado a la artesanía de bogolán moderna, la cual también hemos promovido ampliamente en todo Mali, especialmente en Bamako y Segou, en el Taller NDomo.

R.O: Es sorprendente que Grupo Bogolán Kasobane firme sus obras como grupo y no de forma individual ¿Por qué lo hacen de esta manera?

“LÓrigin de le Terre” Groupe Bogolan Kasobane

G.B.K: La cultura maliense no conoce el individualismo y el sentimiento de unión entre las personas es muy fuerte. El arte muchas veces no se firma, ese es un concepto que llegó con la colonización. Para nosotros firmar en grupo era dejar aparte el propio ego y entregar nuestra energía en nombre del bien común y de los más altos ideales, la Cultura como un vehículo para la paz y la cohesión social. En Mali decimos que no se puede coger una piedra con un solo Rdedo.

R.O: En 2015 falleció Kandioura Coulibaly, fundador y presidente del Grupo Bogolán Kasobané. ¿Cómo ha afectado esta pérdida al proyecto? ¿Cuál es su proyección a futuro?

G.B.K: El fallecimiento de Kandioura Coulibaly ha sido algo que ha conmovido mucho a la sociedad maliense, puesto que era una persona muy conocida por su carisma, su promoción del bogolán, su trabajo en el vestuario para cine y su amor por el coleccionismo. Sin embargo, el Grupo Bogolán Kasobane no dependía de un sólo miembro. Somos una familia y los ideales del grupo siguen más vivos que nunca, como esta exposición demuestra. Nosotros no creemos en la muerte espiritual y sentimos que nos acompaña desde otro plano. Grupo Bogolán Kasobane es además una escuela, así que debe continuar por el arte. Nuestros hijos que también han estudiado artes continuarán con el proyecto.

R.O: Tras varios años de conflicto en Mali, ¿cómo ha afectado ésto a la creación artística contemporánea?

G.B.K: En Mali los artistas y los artesanos estamos pasándolo mal a causa de una guerra que nos parece ajena, son bandidos extranjeros los que vienen y cometen atentados. Como parte de la sociedad nos afecta y afecta a la creación artística contemporánea. No es una buena situación, pero hay mucha creatividad, por no decir muchísima. Los estudiantes de Bellas Artes y arte multimedia son muy numerosos, así como los jóvenes que han elegido el bogolán como técnica. En la crisis también florece la creatividad. En algunos casos, con más fuerza. Pudimos comprobarlo hace poco cuando reunimos a 24 artistas contemporáneos para un taller de creatividad en Mopti, en el centro de Mali. El tema era la unión nacional por la paz en nuestro querido Mali y las obras producidas se expusieron en el Museo Nacional de Bamako.

“Progress II” Groupe Bogolan Kasobane

R.O: Irene, ¿Qué vamos a encontrar en la exposición, por qué ir a verla?

I.L: Es una exposición única, muy difícil de repetir, con piezas venidas de Mali, Polonia y EE.UU. Hay obras de gran tamaño enteramente pintadas con bogolán. Yo diría que refleja toda una cultura, a través del Grupo Bogolán Kasobane, que son los maestros de la juventud actual de Mali, los que además investigaron en la simbología ancestral, a través de personas cercanas al grupo, que pasaron años en el país y  pudiendo realizar los estudios de los símbolos y del lenguaje de las telas. Símbolos que actúan como un vocabulario y que hoy solamente se utilizan en la artesanía como motivos aislados. La mayoría de los españoles no conocen el bogolán ni saben cómo se hace. En esta exposición lo sabrán.

“La Carta de Kurugan Fuga” Groupe Bogolán Kasobane

El tiempo entre telas en Mali

kim

Fotografía: Kim Manresa, “El lenguaje de las telas”

Cierra los ojos y dame la mano. Te cuento y tú vete imaginando. Nos vamos de viaje a la mítica Malí y has dicho que me acompañas. Tombuctú aparece ante nuestros ojos misteriosa y llena de sabiduría y nos espera junto a la bulliciosa Bamako o la más desconocida Mopti. Vamos allí donde las casas se levantan con barro y sol en un prodigio de arquitectura vernácula y los libros se amontonan cubiertos por el polvo del desierto. Paramos para dejar que el viento nos acaricie el rostro mientras degustamos un dabileni. El sonido de una kora nos indica que hemos llegado.

laura-maicaUna puerta se abre y nos encontramos dentro de una Galería cuyo nombre es Mamah Africa. Así de pronto, por sorpresa, dentro de una maravilla de color y texturas. En un mundo entre telas. Malí en cualquier rincón de esta acogedora y amplia estancia; ya sea en forma de vestido, de agenda, de libro, de collar, de fotografía, de música, de dibujo, de pañuelo, ya sea en cualquiera de las multiformas que la imaginación de la diseñadora Maica de la Carrera ha soñado y creado.

Se lleva Malí muy dentro y hay que dejarlo salir. Desparramándose, sin freno, desde allí y desde aquí. “En la actualidad y a pesar de la profunda y delicada crisis interna que se vive en Malí, el país sigue generando y proyectando una energía y creatividad únicas, por eso quisimos hacerle un homenaje a esta rica tierra de culturas bañada por el río Níger”, explican Laura y Maica, las dos hermanas que están detrás de este creativo proyecto.

Para ello se celebró la segunda “Mamah Africa Week” que, durante el pasado mes de septiembre, ha acogido a músicos (Toumami & Sidiki Diabaté, virtuosos de la kora), escritores (Ismael Diadié Haidara, custodio del Fondo Kati y autor de varios libros, entre ellos Tombuctú: andalusíes en la ciudad perdida del Sáhara (Almuzara, 2015), o la presentación de la colección de moda otoño/invierno que se recrea en las texturas y formas de la vestimenta maliense. Un intenso mes en el que también se leyó, dentro del inaugurado Club de Lectura en colaboración con “Casa África”, a Ahmadou Hampaté Bâ, un clásico de la literatura de todos los tiempos, y cuyas palabras aún resuenan plenas de actualidad: “Permanece a la escucha-se decía en la vieja África-, todo habla, todo es palabra, todo intenta comunicarnos un conocimiento…

En las paredes de la galería aún cuelgan las obras de dos artistas, un fotógrafo y una pintora, que muestran el mundo maliense desde dos puntos de vista diferentes y que durante todo el mes de febrero aún se pueden contemplar.

bogolanEl fotoperiodista Kim Manresa nos sumerge en el trabajo de creación del bogolán, el tejido que nace de la tierra, íntimamente unido a la cultura bambara. A través de sus fotografías presenciamos la laboriosa elaboración de una de las telas malienses por excelencia que conlleva el cosido a mano, la impregnación del tinte, el secado y la posterior imprimación con barro de los diversos motivos cargados de gran simbolismo y enraizados en su propia cultura, lo que las convierte en auténticos signos de identidad. Kim Manresa nos magnetiza con unas imágenes que nos trasladan a la tierra de los ocres y los marrones, a través de trozos de algodón, puñados de barro y tintes naturales de los que surgen formas y colores en los que nos perdemos. Telas que trascienden la vestimenta para convertirse en objeto cultural, junto al azul índigo y los ricos y luminosos tejidos que las hermanas Carrera han traído desde Malí para crear con ellos todo tipo de objetos (agendas, adornos decorativos, bolsos, cuadernos, llaveros…) y moda.

El fascinante y misterioso río Níger y sus habitantes son el centro de la obra de la pintora Irene López de Castro quien afirma que “huyo de toda técnica moderna, más bien lo contrario, elijo las más sencillas y al mismo tiempo algo arcaicas… porque hay algo mágico en lo artesanal, en las pinturas que se amasan con pigmentos a mano, en los fondos con texturas que recuerdan a superficies arenosas…”. Y así son los cuadros que se pueden ver en la Galería, llenos de luz y en tonalidades que contactan con la tierra. El trazo elegante y suave de Irene hace surgir las largas piraguas de las aguas del Níger, principio y génesis de una obra que se interna en la esencia maliense desde la mirada de alguien que ha sabido zambullirse en su mundo cotidiano y ha extraído la belleza de lo sencillo y lo permanente.

Navegar por los cuadros de esta artista es “expandir nuestro universo” rozando lo más íntimo de un mundo que ella ama, admira y comparte. El río. Ese largo río fuente vital para muchos malienses, reflejo también en otra parte de su recorrido, en Bamako, del tumultuoso movimiento urbano que tan bien expresaba el escritor Moussa Konaté, “Más allá de la espesa cortina de caobas de la sabana, el río parecía adormecido bajo la fina nube de vapor que flotaba sobre su superficie; testigo indolente de las angustias e infamias de la ciudad, casi nunca se encolerizaba”. Un río, metáfora siempre de lo mutable, que incorpora imágenes detenidas que parecen flotar, impregnadas de ese concepto africano del tiempo tan diferente al nuestro, y que nos muestra figuras femeninas que lavan la ropa en sus orillas y las tienden al sol mientras conversan.

Untitled

Abre los ojos si quieres. La kora prodigiosa sigue sonando y nos resistimos a abandonar el local pero cerramos la puerta. Se acabó de momento el viaje, este viaje en el que me has acompañado. Puedes iniciar el tuyo cuando quieras. Lo tienes todo preparado para comenzarlo, y si no es éste, en la Galería “Mamah Africa” ya están pensando en el siguiente. Cuando quieras.

La Galería de Mamah Africa se encuentra ubicada en la calle Conde Duque número 48, bajo dcha en Madrid. Da cabida, además, durante todo el año a numerosas actividades relacionadas con la difusión de la cultura africana como presentaciones de libros, de discos, cuentacuentos, club de lectura, talleres de cartonaje y de tocados con telas africanas, de cocina…

Este año ha sido galardonada con el Premio Dedales de Oro.

Bogolán: arte en tela

Aula Wiriko

 

 

 

Curso Introducción a las expresiones artísticas y culturales del África al sur del Sahara

Por: Belén García

cinta bogolan

 

 

Bogolán o “telas de barro”. Artesanía ancestral hecha a mano en tela de algodón con arcilla y tintes naturales.

El bogolán o Bògòlanfini es un tipo de tejido tradicional de África Occidental muy ligado a la cultura de Mali. Su origen se remonta a la etnia Bambara donde la palabra bogo significa arcilla, barro y lan significa hacer; por tanto bogolán significa “hecho con arcilla”. Hay otros pueblos africanos de Burkina Faso y Níger que también utilizan este tejido como los Dogon, Malinkés o Sénoufous.

Karina_Walbrecq

Karina Walbrecq

Este tipo de tejido se fabrica con tiras alargadas de algodón que son previamente tejidas de manera tradicional y después son cosidas unas con otras. Una vez finalizado, se cuece el tejido mezclándolo con hojas maceradas a modo de tinte vegetal. El tiempo de cocción puede demorar horas. Se suelen utilizar árboles autóctonos, como el M´Peku (Lannea velutina) o el n´galama (Anogeissus leiocarpa), entre otros. Además de las hojas también se utiliza la corteza y los frutos de los árboles. La técnica lleva largo tiempo de realización, es muy laboriosa, ya que hay que sumergir varias veces el tejido en el tinte obtenido de los árboles según el tono que queramos conseguir, combinándolo con fases de secado y lavado con el fin de que los colores se fijen al tejido primario de algodón. Una vez obtenido el color deseado se realiza el estampado con barro. Después de este proceso y tras una exposición final al sol se aplica un último lavado para retirar el barro que pueda haber quedado adherido al tejido y que quede lo más limpio posible.En la antigüedad las mujeres malienses del pueblo Bambara eran las que según la tradición se encargaban de hacer este tejido con esta curiosa técnica. Prácticamente todas las mujeres sabían tejer ya que su tradición textil se remonta a siglos atrás. El bogolán es por tanto la identidad cultural de un pueblo.

Utilizan materiales como madera o metales con diferentes formas y son usados a modo de molde y con el pincel se dibuja en la tela con el barro teñido de los productos vegetales. Los vivos colores se obtienen de los pigmentos naturales de las plantas y al teñirlas con el barro se consiguen gamas de color ocre provenientes de la arcilla. Los colores que predominan son el ocre, amarillo, marfil, marrón y negro, que combinados con buen gusto dan un resultado singular y único.

Highlighted in stitching_Kader Keita

Highlighted in stitching, Kader Keita

Se crean así estampados muy característicos con temática, formas geométricas y simbología basada en los proverbios y en la sociedad del pueblo. Por ello tiene un gran valor cultural además de estético. Según el tipo de estampado podía ser usado como vestido por los antiguos cazadores, para ceremonias de matrimonio o para mujeres que iban a dar a luz, ya que le atribuían un sentido simbólico de protección. Antiguamente cada bogolán era único, el ideograma que diseñaba el tejido contaba una historia según su creador. En la actualidad su uso social es básicamente decorativo. El bogolán ha traspasado fronteras, en parte gracias a la creatividad de las nuevas generaciones de artistas. En el Museo Nacional de Mali se puede contemplar la riqueza de esta técnica ancestral.

En 1978 se crea el Groupe Bogolan Kasobané, que es un colectivo de artistas malienses pioneros en la innovación y preservación del arte bogolán. Su objetivo es la preservación de la cultura y la investigación histórica. El nombre Kasobané proviene de las iniciales de los miembros fundadores: Kandioura Coulibaly, Kletigui Dembele, Souleymane Goro, Baba Keita, Boubacar Doumbia, and Nene Thiam. El grupo tiene un estudio y una tienda en Bamako y también una galería en Segou.

El centro N´Domo es una escuela de Bogolán que nace en 2004 en Ségou (Mali). El artista Boubakar Doumbia es representante y promotor de este centro y especialista en la técnica tradicional del bogolán. En este centro de arte se puede apreciar el método artesano de elaboración del bogolán en todas sus fases. Esta escuela también es una empresa social que fue creada como una salida al desempleo de jóvenes que no terminaron sus estudios. El objetivo es dar a estos jóvenes una formación técnica en el trabajo de la técnica del bogolán y un compromiso personal, laboral y de solidaridad con los valores de la sociedad maliense.

Entre los artistas contemporáneos de bogolán tenemos a Kader Keita, maliense, graduado en la escuela de arte de Bamako. Además de gran artista es una persona muy comprometida socialmente lo que le llevó a fundar la asociación cultural “Pensons à demain”. Un porcentaje del dinero obtenido por la venta de sus obras de bogolán va destinado a esta asociación.

Ismaël Diabatél se graduó en 1968 en el Instituto de Arte de Bamako y en la actualidad trabaja con el Grupo Bogolán Kasobané, el artista está en una continua búsqueda del diálogo entre África contemporánea y África tradicional.

También en la Escuela de Bogolán de Segou trabaja el artista y diseñador Issiaka Dembélé. En el vídeo Issiaka explica a la vez que hace una demostración de la técnica del bogolán en esta escuela. https://www.youtube.com/watch?v=MEgKhncmk5U

En Djenné se creó la Cooperativa de mujeres (Coopérative de femmes) malienses que trabajan el bogolán. Esta cooperativa trabaja por y para las mujeres, ellas tejen, tiñen y confeccionan el tejido que después venden en su tienda, en su negocio se adaptan a los distintos pedidos.

En el mundo de la moda destaca el fallecido Chris Seydou (Seydou Nourou Doumbia) que incorporó en la moda internacional diferentes tejidos tradicionales africanos y entre ellos los estampados de bogolán.

Actualmente Mariah Bocoum es una nueva diseñadora de Mali y también seguidora de los pasos de Chris Seydou. En su espacio creativo de moda y cultura de Bamako “Les péchés mignons” hace honor a los materiales tradicionales como el bogolán, dándole así una dimensión universal al tejido.

En la actualidad el bogolán está en auge pues las escuelas de artistas y cooperativas de trabajo se están encargando de impulsarlo, en parte a la participación en festivales y exposiciones de arte internacionales. El bogolán ha pasado de tener una función social atribuida por las antiguas generaciones, como ropa para los cazadores o para las mujeres, a buscarle una funcionalidad social como por ejemplo su empleo en el mercado de la decoración como cuadros de arte o para complementos del hogar como colchas, manteles, tapicería, cojines, etc.

En el mundo de la moda, los diseñadores africanos han incorporado los estampados del bogolán en sus creaciones de ropa y líneas de moda. Hoy en día es otra salida comercial.

Al ampliar el horizonte internacional el bogolán se está utilizando también como reclamo del mercado turístico.

 

Bibliografía consultada:

Blog Tejedoras bajo el cielo:

http://tejedorabajoelcielo.blogspot.com.es/2010/06/bogolan-hoy-quiero-dar-protagonismo-al.html

Misosoafrica:

https://misosoafrica.wordpress.com/tag/bogolan/

Casa de Mali:

http://casademali.org/mali/artesania-de-mali/

Anogeissus leiocarpa:

http://www.prota4u.org/protav8.asp?p=Anogeissus+leiocarpa

 

Artistas:

Groupe Bogolan Kasobané : http://www.oocities.org/infomali/bogolan/kasoban.htm

Boubakar Doumbia, Le N´Domo: http://designnetworkafrica.org/people/le-ndomo/

Mariah Bacoum:

http://www.afrik.com/fima-2013-mariah-bocoum-un-nouveau-chris-seydou-au-mali

http://mariahbocoum.tumblr.com/

Chris Seydou, Ismaël Diabaté: http://www.mnh.si.edu/africanvoices/mudcloth/index_flash.html

Kader Keita: http://www.kaderkeita.org/

 

Escuelas:

Groupe Bogolan Kasobané: http://www.africancrafts.com/artist.php?id=groupekasobane

N´Domo: http://www.ndomo.net/index.html

 

Vídeos:

Issiaka Dembélé Bogolán parte 1: https://www.youtube.com/watch?v=MEgKhncmk5U

Issiaka Dembélé Bogolán Parte 2: https://www.youtube.com/watch?v=SXBoU68VJhc

Coopérative de femmes: https://www.youtube.com/watch?v=rVApiUXs01o