Entradas

7 otoños de Wiriko y hacia más cultura africana para la transformación social

El 7 tiene connotaciones especiales en toda África. Según la mitología egipcia Sefhet o Seshat, representada con este número, era la guardiana de los libros de Thoth. También representa la harmonía y la perfección en África Occidental entre pueblos como los Dogon o los Bambara y pertenece al reino de lo divino para los Malinke o los Kolokuma. De hecho, en numerosas tradiciones del mundo el 7 es un número con gran carga mística. Por eso, ahora que Wiriko cumple 7 otoños, el equipo mira la temporada a la que da inicio con tanta ilusión como el primer día pero con mucha responsabilidad y respeto, tal como merece nuestra labor, labrada día a día por una brigada de agitadores culturales y periodistas comprometidos con la transformación social.

Wiriko nació hace 7 años como medio de comunicación y como asociación cultural para promover y divulgar las artes y culturas africanas contemporáneas en el mundo hispanoparlante. Nuestra tarea periodística nunca fue equidistante. Lo que ocurre en África ocurre en Europa, y viceversa; lo que pasa a los africanos y africanas nos afecta, y lo mismo sucede a la inversa. Además, África vive fuera de África, también en las calles de Lavapiés o San Cristóbal de los Ángeles de Madrid, en la Rambla del Raval o el Gòtic de Barcelona, en las calles de Salt o en el barrio de Los Pajaritos de Sevilla… Y nuestras piezas nacen tanto en África como en Europa. Así que a aquellos y aquellas a los que Malabo, Kinshasa, Johannesburgo o Luanda les parezca lejos, deben saber que África también fluye a través de la realidad de sus conciudadanos y conciudadanas de origen africano. Aunque pocos sean los proyectos informativos en los que conocerla de forma objetiva, rigurosa, crítica, ética y comprometida.

Exotizada y menospreciada. Vilipendiada, menos tenida y marginada por los grandes grupos mediáticos —¡sin excepción!—, África asoma la cabeza de vez en cuando en los telediarios y portadas de algún periódico para confirmar que es un continente de conflictos, pobreza y epidemias. Estampa que se contrarresta con grandes dosis de afrooptimismo financiado por aerolíneas a la llamada de nuevos turistas e inversores extranjeros sedientos de un nuevo tablero colonial dispuesto a talar el último trozo de bosque o usurpar el último pez, la última roca de coltán o la última gota de petróleo. Cambiaron los crucifijos por dólares y el fervor religioso por el fundamentalismo capitalista, y una vez convertido el “otro” en igual en un marco fundamentado en las desigualdades, todos a jugar… Y pocos a ganar, mucho.

¡Más cultura e (inter)acción!

Algunos (pero no suficientes) privilegiados y privilegiadas utilizan el arte para explicar escenarios aparentemente lejanos y no siempre obvios, denunciar injusticias y educar(nos) para empoderar(nos) hacia un cambio colectivo. Lo hacen a través del cine. De la música. De la literatura. De las artes visuales. Gritando y protestando a través de medios creativos y didácticos.

Eso es el arte en sí, una píldora, una herramienta y un potente recurso para despertar(nos), unir(nos) y combatir la apatía y la inmovilidad colectivamente.

Si periodismo y compromiso humano van de la mano, el periodismo cultural es por antonomasia un periodismo comprometido hasta la médula. Por ello, en este magacín los derechos humanos han sido transversales y un eje focal desde el inicio, y el motivo por el que damos visibilidad a los artistas y agentes culturales más críticos y más comprometidos a nivel político y social. Pero eso no es todo.

¡Educación y cultura para la transformación y la cohesión social!

La cultura, para transformar, debe fomentar la acción y potenciar la interacción.

Por ello, y de forma humilde pero incesante, a lo largo de estos 7 años que cumplimos en octubre, Wiriko se ha expandido de medio digital escrito a radio, para poder llegar a la realidad cultural africana en nuestras calles y poner el micrófono (y no solo la pluma) en las experiencias africanas más cercanas, impulsando la participación ciudadana y la lucha antirracista. Hemos elaborado, junto a profesores y profesoras africanas de prestigio, un programa pionero de formación online que se está afianzando cada vez más —¡inscríbete a la 8ª edición del Aula Wiriko!— y abriéndonos paso en cursos presenciales y congresos académicos, así como en el campo de la educación no-formal. Por ello, queremos dar a conocer que estamos trabajando nuevas líneas formativas junto a importantes universidades e instituciones, y que pronto anunciaremos dónde podéis asistir a nuevas conferencias y clases de Wiriko, incluyendo el III Congreso Formativo en Desarrollo Sostenible (CODES), que se celebrará del 1 al 5 de octubre en Valladolid.

Por otra parte, también queremos hacer pública la consolidación de nuestras actividades offline, a las que vamos a dedicar de forma prioritaria grandes esfuerzos y recursos esta 8ª temporada que hoy arranca. Algunos de los proyectos que tenemos entre manos actualmente son el Festival Internacional de Cines Africanos de Barcelona (FICAB) —¡que en pocas semanas celebrará su primera edición en gran formato competitivo!— o Moto Kiatu, un colectivo de DJs expertos en música electrónica africana que ya ha pisado escenarios como el Festival Nyege Nyege de Uganda y que acaba de participar en el Festival de Arte Urbano más importante de África, el Chale Wote de Accra (Ghana), invitado por el colectivo Jowaa.

Además, junto a socios indispensables como el Grupo de Estudios Africanos en Madrid, el Centre d’Estudis Africans i Interculturals de Barcelona, la Open Society Foundation, el Centro de Alianzas para el Desarrollo, Forward Films, La Casa Encendida o la Catedra UNESCO de Políticas Culturales y Cooperación iremos anunciando diversas actividades y proyectos en el transcurso de esta nueva etapa que emprendemos hoy para seguir ampliando nuestras labores de sensibilización ciudadana y gestión cultural.

Sin más preámbulos, y con todas vosotras y vosotros… Iniciamos la 8ª temporada del magacín cultural Wiriko, ¡con más ganas y energías que nunca!

 

Agradecimientos:

Queremos agradecer su confianza en nosotros a festivales como Pirineos Sur, donde participamos desde hace varias ediciones; a Planeta Futuro, la sección de Derechos Humanos de EL PAÍS, con los que llevamos colaborando desde el inicio; el periódico El Salto, con el que compartimos filosofía y trincheras varias; el Festival d’Altres Cinemes de Palma y la Conselleria de Serveis Socials i Cooperació del Govern de les Illes Balears por confiar en nuestra trayectoria; a Mamadou Dia y las compañeras de Hahatay por ser nuestra familia senegalesa o a la productora audiovisual Quepo, por querernos bien. También a Nanouki por hacernos partícipes de este gran proyecto que es el CODES de Valladolid.

Gracias, también, a nuestras amigas y amigos de Africaye, la irreemplazable Cooperativa Freepress, los aliados de Traficantes de Sueños, Crudo Volta, FCAT, Basurama, nuestra tribu radiofónica de Sonideros de Radio 3 o a proyectos inspiradores como Afroconciencia. Y también a las compañeras de LaFede y la Coordinadora de ONGs, por compartir la senda del cambio. Y a la casa de todas, Casa Africa, por su apoyo, confianza y predisposición día tras día desde 2012.

Nuestro más sincero agradecimiento también a los más críticos con nuestro trabajo. También vosotros nos ayudáis a mejorar este tinglado y nos obligáis a evaluarnos y reformularnos, y a no olvidar aquello por lo que nacimos.

Y sobre todo, y muy especialmente, muchas gracias a todas y todos los artistas africanos que dedican parte de su tiempo a contestar entrevistas, muy a menudo (más de lo que nos gustaría) vía email o a través de videoconferencias. Gracias por vuestra tremenda paciencia y por hacernos llegar las fotografías, los textos… a tiempo, por comprender y compartir nuestros objetivos, y por despertarnos y mantenernos alerta con vuestras propuestas y vuestro arte. Este agradecimiento está especialmente dirigido al artista responsable de la imagen de la 8ª temporada del magacín, el maravilloso fotógrafo ghanés Derrick Ofosu Boateng.