Entradas

Los paralelismos de Omar Victor Diop

En la sala 635 del Museo Metropolitano de Nueva York reside el retrato de Juan de Pareja, asistente de Diego Velázquez, que el propio pintor sevillano realizó en 1650. Recoge la información del museo que, según uno de los biógrafos del artista, cuando este hito del retrato occidental se exhibió por primera vez “recibió tal aclamación universal que, en opinión de todos los pintores de diferentes naciones, todo lo demás parecía pintura, pero esto solo como verdad.”

Exhibición Diaspora Omar Victor Diop / Foto: javidmgz

El aplauso quizás venga, como se recoge en la Wikipedia, por la destreza de Velázquez “de dotar de dignidad a los personajes que, por su profesión o condición, carecen de ella en la consideración social”. Es el primer cuadro que se conoce de un de hombre español con descendencia negra: Juan de Pareja, un hombre mestizo, hijo de una madre africana y un español; y esclavo, aunque Velázquez le otorgó la libertad años más tarde e iniciaría su carrera como pintor independiente en Madrid.

En la galería Autograph, al este de Londres, se homenajea a Juan de Pareja en una fotografía en la que no se ve al antequerano, sino al fotógrafo senegalés Victor Omar Diop. Es el propio fotógrafo el que sustituye al pintor, al igual que lo hace en toda la serie ‘Diáspora’con la que Diop recrea pinturas históricas entre el siglo XV y el XIX de africanos que consiguieron notoriedad. Pero el senegalés dota de simbología futbolera a sus imágenes para abordar paralelismos sociales.

Juan de Pareja, Frederick Douglas, Olaudah Equiano, Albert Badin o Jean-Baptise Belley son la excusa para lanzar preguntas sobre la figura de los futbolistas africanos en Europa. Diop viaja al pasado y se pregunta si la reputación ganada por los personajes históricos es comparable a la de los futbolistas. Todos tuvieron que enfrentarse a los abusos raciales y a la discriminación, pero finalmente se ganaron un lugar en la sociedad. ¿Un espejismo?

“El fútbol es un fenómeno global interesante que para mí revela a menudo dónde está la sociedad en términos de raza. Cuando se observa la forma en que se percibe la grandiosidad del fútbol africano en Europa, existe una curiosa mezcla de gloria, adoración heroíca y exclusión. De vez en cuando, hay cantos racistas o se lanzan pieles de plátano al campo y toda la ilusión de integración se destruye de la manera más brutal. Es esta paradoja la que estoy investigando en el trabajo”, dijo el artista sobre el proyecto en una entrevista a The Guardian

Alin Sitoe Diatta (Senegal, 1944) and Trayvon Martin (Florida, 2012) © Omar Victor Diop

La galería Autograph acoge esta primera exhibición en solitario en el Reino Unido del fotógrafo senegalés. Pero la muestra, comisionada por René Mussai y Mark Sealy, regala además otra serie de
fotografías que apelan a la resistencia política negra.

En 1944, desterrada en Tombuctú, murió con tan sólo 24 años Aline Sitoé Diatta. Conocida como la ‘Juana de Arco’ senegalesa, Diatta luchó contra la colonización francesa. La joven se levantó contra el imperio. Y eso le costó la vida.

Otra muerte. Otro joven. Diop juega de nuevo con el paralelismo histórico para llegar hasta los movimientos sociales más actuales. En 2012, una manifestación rendía homenaje en la neoyorquina Union Square a Trayvon Martin. Disparado por un hombre blanco, que evadió la cárcel justificando una actuación en defensa propia, el fallecimiento de Martin fue el detonante para el movimiento Black Lives Matter.

Con ‘Liberty: A Universal Chronology of Black Protest’, Diop se autorretrata para honrar aquellos que se levantaron contra el colonialismo u otra forma de opresión. Es un relato cronológico de los movimientos sociales o protestas negras que van desde las marchas en Selma, en 1965, a los disturbios liderados por las mujeres nigerianas en 1929 contra los administradores británicos. El fotógrafo senegalés también se detiene en la masacre de Thiaroye, donde soldados africanos que lucharon junto al ejército francés en la II Guerra Mundial fueron asesinados por el propio bando galo en 1944, cuando exigían los pagos que se le debían.

“La historia de la protesta negra es rica, ya sean revueltas de esclavos, marchas por la libertad o contra el apartheid, movimientos por la independencia o contra la violencia policial. Hay retratos de metáforas en los que la idea de identidad negra es central. Disfruté siendo el sujeto y el objeto de estas fotografías, sin embargo, no son autorretratos en el sentido tradicional”, apunta el fotógrafo.

Las causas de ayer son las mismas que las de hoy. Y Diop muestra “una narrativa reinventada de la historia de los negros y, por lo tanto, de la historia de la humanidad y del concepto de libertad”.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Meta-ficciones sobre Hollywood, de Omar Victor Diop y Antoine Tempé, inauguran la sala de exposiciones de la Alianza Francesa de Málaga

Búsqueda de la belleza, glocalización, juego cinematográfico… Esta fue la suma de elementos que inauguraron oficialmente el 17 de marzo la sala de exposiciones de la Alianza Francesa de Málaga, ciudad en la que en estos días comienza el Festival de Cine. La exposición está formada por dos salas con dos poster_expo_diop_tempe_smallproyectos diferentes, ‘Re-mixing Hollywood’ y Miguel de Moreno, en un acto oficial al que asistieron el alcalde de la capital, Franciso de la Torre, el embajador de Francia en España, Yves Saint-Geoours, entre otras muchas autoridades. También fueron invitados los artistas Omar Victor Diop y Antoine Tempé, autores de Re-mixing Hollywood, así como el comisario y artista malagueño Javier Hirschfeld.

Si el trabajo de Diop y Tempé es un guiño cinematográfico, el de Hirschfeld se trata de un diálogo intercultural. A ambos les une la búsqueda de la belleza, tal como nos contaba el propio Javier Hirschfeld. Un mes después de la animadísima inauguración, en vísperas del Festival de Cine Español de Málaga, ambas exposiciones siguen teniendo una gran afluencia de público, así como una muy buena acogida de la Alianza Francesa. Hablamos con Javier Hirshfeld para que nos lo cuente.

JavieryMigueldeMolina

Javier Hirshfeld junto a su fotografía de Miguel de Moreno (Foto: Estrella Sendra).

“Los artistas siempre están buscando referencias” – comenzaba diciendo el malagueño con respecto al diálogo intercultural y meta-artístico evidentes de estas dos exposiciones– “En Occidente se juega mucho a hacer una revisión de la historia del arte”. Javier Hirshfeld cuenta cómo la tradición de fotografía de estudio africano se ha convertido para él “en un referente, como lo puede ser el barroco.” Y añadía: “al final, no se trata más que de un proyecto de persecución de la belleza, la cual busco en iconos clásicos”. En el verano de 2013, fue invitado a la Isla de Gorée, en Senegal, precisamente para exponer su propia obra, Malagorée, en la antigua casa de los esclavos, hoy en día visitable por turistas locales e internacionales.

No quise hacer una exposición de mi trabajo y ya está, sino aprovechar esa gran oportunidad para el aprendizaje e intercambio artístico. Allí todo el mundo me hablaba de Víctor, Víctor, Víctor, así que me puse en contacto con él y desde el principio nos entendimos muy bien artísticamente”, contaba Hirshfeld. Ese Víctor del que tanto le hablaban era Omar Víctor Diop, hoy reconocido internacionalmente y expuesto en las principales ferias de arte contemporáneo, como la 1:54 de Londres, o Partcours, el pasado invierno en Dakar. “Desde un principio me encantó su trabajo, porque respondía a un interés personal por África. Victor representaba la personificación o corroboración de ese interés, con una obra que huía de exoticismos”, contaba Hirshfeld.

4078fa_1a7339eadad94bfe86d6df8bbf925ffd

Hoy, Omar Victor Diop es uno de sus grandes referentes, como lo puede ser el ya fallecido maliense Seydou Këita. Con esta exposición Re-Mixing Hollywood, comienza una relación laboral más estrecha con el fotógrafo senegalés, actuando como su comisario, y permitiendo así una mayor visibilidad de su trabajo. “Para mí es un lujazo trabajar con uno de mis referentes, que tanto me ha hecho indagar en la tradición de estudio de fotografía africano y que tanto me ha hecho crecer”. Contaba el artista malagueño.

"Blow Up", Dakar, 2013. Models: Viktor and Aminata. From the series ONOMOllywood by Antoine Tempé & Omar Victor Diop.

Blow Up. Antoine Tempé.

En Re-Mixing Hollywood, proyecto también conocido como Onomollywood, los artistas Omar Victor Diop y Antoine Tempé escogen 20 imágenes de películas de Hollywood que les marcaron mucho personalmente, “sintiéndose con total derecho y libertad a jugar con esas imágenes”, explicaba Hirshfeld. Según el artista malagueño, es fruto del gran referente de Omar Víctor Diop, la cultural global, en una ciudad global, como lo es Dakar, pero con los pies en lo local”. Así, iconos del cine, como los de la película de Frida Kahlo, la de Blow UP, Psicosis, Pulp Fiction, Matrix o Desayuno con diamantes, son llevados a Dakar, capital de Senegal, y a Abidjan, capital de Costa de Marfil. “Es una celebración de la magia de una buena película. Te preguntas cómo sería esta historia si hubiese sido filmada en África con actores y modelos negros”, contaba el fotógrafo senegalés Omar Víctor Diop durante la inauguración. Lo que es interesante, desde el punto de vista de Hirshfeld, es que más allá de este juego y búsqueda de la belleza, hay una documentación de esa otra África, de esa cara menos conocida de África, que huye de los tópicos, y que ya se daba en su trabajo de Estudio de vanidades, por el que también apostó entonces la Alianza Francesa, aún cuando la sede no se había inaugurado oficialmente.

Con esta ficción de la ficción, esta metaficción sobre el cine, desde la fotograía, la salada Málaga huele ya a cine, tal vez con una añadida reflexión sobre la representación.