Nathalie Mba Bikoro y Alicia, la chica que cayó del cielo

aula-wiriko-350x124

3ª Edición del Curso Introducción a las expresiones artísticas y culturales del África al sur del Sahara

Por Laura García-Borreguero Gómez

 

Nathalie Mba Bikoro

Nathalie Mba Bikoro

Nathalie Mba Bikoro, Gabón (1985) estudió en Francia y posteriormente en Reino Unido. Artista multidisciplinar, filósofa, comisaria, profesora universitaria, escritora… Difícil de encasillar dentro de una sola disciplina. Uno de sus proyectos creativos artísticos se basa en las obras literarias de Lewis Carroll “Alicia en el país de las maravillas” y “Alicia a través del espejo”. Usa esta temática literaria como columna vertebral e hilo conductor de las creaciones que va desarrollando, ya sean literatura, artes visuales (litografías, performance, instalaciones, video arte…) etc.

Es una artista crítica con los discursos de la historia y teoriza sobre el postcolonialismo, la diáspora, la migración y las identidades afro. Explora la identidad criolla, el patrimonio, la memoria y la patria. La artista investiga el pasado colonial, la tiranía, los dictados de género, las tradiciones y mitologías.

Crea una serie de imágenes diversas en las que explora la “criollización de las identidades” que contiene la condición humana. Sus creaciones artísticas mostradas a través de narrativas-interrogativas cuestionan la historia construida por occidente. Sus futuros especulativos y sus nuevos paisajes de lo imaginario y lo geopolítico, rompen los discursos de “otredad“. El cosificado “otro” que pensadores y artistas occidentales impusieron a Africa y sus pueblos, se ve cuestionado en sus obras. Utiliza estereotipos prevalecientes para plantear el cuestionamiento de la autenticidad de las proyecciones y fabricaciones occidentales de una identidad africana o estilo negro.

La obra multidisciplinar de esta artista rehúye las categorías cerradas, como la que clasifica a los creadores en función de una genérica identidad negra. “Lo importante no es de dónde provienes, sino cómo te construyes a ti mismo” afirma Bikoro.

Su trabajo va mucho más allá del contexto de la raza y la identidad, sin intentar crear una nueva bipolarización de “Occidente y el resto”, sino retratar la interconectividad y dependencias compartidas en el patrimonio y la responsabilidad de las sociedades criollizadas y profundamente divididas. Prefiere la comunicación como instrumento esencial, el intercambio de experiencias y provecho mutuo, el diálogo para saber de dónde somos y qué somos, el recurso al lenguaje para entender la condición humana. Recalca la necesidad del generoso trueque de experiencias: “para entender al otro tienes que abrirte tú mismo como condición de partida”, afirma la artista.

Su experiencia de investigación de migraciones inter e intra continentales hace que cuestione aspectos de la interculturalidad, lo cual demuestra en el interés por deconstruir y reconstruir mitologías del pasado y del presente. En sus trabajos investiga los eternos retornos de los estereotipos históricos y visuales a lo largo de la historia del arte y cómo éstos influyen en nuestras sociedades y en las interacciones sociales actuales.

Proyecto “Alicia en el país de las maravillas”

“Alicia en el país de las maravillas” es un trabajo que explora la identidad de género, el matriarcado y las relaciones patriarcales, la antropología y la mitificación del continente africano a través del tiempo, por medio de diferentes disciplinas artísticas desde litografías hasta videos de arte, performance, colección de cuentos infantiles, colaboración con artistas digitales, ONGs para la educación y la cultura…etc.

A través de esta adaptación única del clásico literario que revisita con la misma intención que el original “tenemos que recorrer diferentes escenarios y geografías para descubrir quiénes somos y crecer”, Bikoro desarrolla unaesta serie de diferentes manifestaciones artísticas sobre una niña llamada Alicia que intenta descubrir su identidad en su país de las maravillas de “África & más allá”. La protagonista es una niña y esa niña es cada uno de nosotros. Alicia no es ni género ni especie, es niño y niña a la vez, es jóven y vieja, metamorfosis en diferentes paisajes. Ella sale de casa de su madre dispuesta a vivir un mundo de expectativas. Cae en el agujero del conejo, lo que la coloca en un viaje donde encuentra a su padre, un viaje suspendido entre la tradición y la modernidad a través de la imaginación y la realidad que le permite construir sus identidades al superar retos en todos los terrenos que atraviesa.

La desaparición de la realidad conduce a la ausencia de su madre, Alicia entra en las dimensiones del espacio-temporalidad dirigida por su padre quien le inicia en una “apoptosis” (destrucción o muerte celular programada y provocada por la propia célula, con el fin de autocontrolar su desarrollo y crecimiento) de las raíces históricas que rompen los dispositivos antropológicos que le han enseñado. Como Alicia tanto niños y niñas, como jóvenes y viejos, negros y blancos…deben crear su mundo por su cuenta. Un mundo que sin imaginación no podría existir. La imaginación como herramienta para producir conversación y conexión. La comunicación como instrumento esencial. Intercambio de experiencias y diálogo para entender la condición humana.

“Cuando yo estaba creciendo en Gabón, no había bibliotecas. Los protagonistas de los libros que difícilmente podías encontrar, eran extranjeros y superhéroes de lugares que nunca conocimos. No existían libros sobre quiénes somos, lugares a dónde pertenecemos o nuestros propios desafíos. Había ideas sobre lo que nos creamos y creemos, sobre un mundo que es bueno y malo, blanco y negro, y que oprime nuestra imaginación”. Sólo puedes comunicar tu voz si usas la imaginación, ya que “a través de la creatividad podremos construir un diálogo infinito, encontrar soluciones infinitas, infinitas alternativas, infinitas identidades, infinitos futuros”, relata Bikoro.

Alicia aprende a no tener miedo de romper con las tradiciones que establecen las funciones y destinos particulares en un mundo que no da opciones. Ella cae en el agujero del conejo para romper algunos de los límites de la sociedad.

Bikoro retrata en este proyecto una sociedad dividida entre tradición y modernidad donde la autorealización depende de la capacidad de elegir. Formula preguntas que nos remiten a la memoria o la antropología, la oposición entre mito y realidad, los valores sociales y el peso de la herencia familiar para construir nuestras propias identidades. “No demando preguntas concretas, sino que aspiro a activar diferentes modos de pensar” confiesa.

 

 

Litografías y performance

Alicia sigue siendo una observadora, una testigo que crece sin cesar junto a escenas de la transformación post-colonial. Alicia y los demás personajes entran en conflicto con preguntas sobre el origen o el destino, las identidades dadas o construidas, la pasividad o el activismo y el pasado o el futuro.

Este trabajo trata de la autonegación, la identidad cultural y el nacionalismo, oponiéndose a los métodos de estructuras antropológicas que la artista destruye cambiando el material del proceso fotográfico a través del grabado y también la narración corporal a través de la performance.

“No creo en la fotografía, siempre se utiliza como lo verdadero, lo real…en realidad es todo menos la verdad. Para mí la fotografía es todo ilusión, teatro, es construcción panóptica, lo incluye todo en una vista. La fotografía fue antropologizada y teatral, presentaba la cultura africana que realmente fue construida. No quiero utilizar fotos para hablar de mi historia y sobre la realidad de las comunidades de gentes alrededor del mundo, no quería utilizar esa herramienta antropológica donde todo está quieto. Así me alejé de la fotografía, pero entendí que podía transformarla. En vez de utilizar la cámara e imprimir directamente, empecé a construir cogiendo documentación y recortes para montar collages para decir que hay una verdad más allá”.

 

Litografía “The Carousel” Photo lithography 1.1 ed, 25x90 cm, 2014

Litografía “The Carousel” Photo lithography 1.1 ed, 25×90 cm, 2014

En sus litografías Bikoro, combina imágenes altamente simbólicas con imágenes cotidianas contemporáneas de lugares alrededor de su casa, en Gabón, en África, para jugar con los estereotipos familiares de lo “exótico”, mientras los rompe. Alicia se rodea de los objetos de su vida cotidiana y se cuestiona el sentido de las cosas, explorando la cuestión de cómo definimos sociedad, qué mecanismos nos mantienen unidos y cuál es el rol que juegan en este proceso la política, los tabús y las tradiciones. Los personajes que aparecen no son todos humanos, algunos son animales que representan a sus familias y pueblos.

Les Statues Meurs Aussi We Have Landed

Litografía “Les Estatues Meurs Aussi”/ “We Just Landed” Lithography electro.etching. 3.4ed, 16×54 cm, 2014

En la mitad del paisaje Alicia sale de su casa y se encuentra con un astronauta. El astronauta es otra invención de la historia del poder. Son los EEUU, es el Occidente en la colonización que piensa “he descubierto un espacio extraterrestre y lo convierto en mi territorio”. Alicia va hacia él y le dice “eres uno de nosotros, eres yo. Esto no es tu nueva tierra sino que ya es tu casa, la que estás reiventando, estás excavando algo para volver a crearte, así que puedes levantar tu máscara”.

Entendemos cómo esta niña de Bitam, norte de Gabón, pertenece al resto del mundo, una historia sobre nuestras vidas, nuestras familias y nuestras creencias , vive historias a las que todos pertenecemos, donde nos incluimos y nos damos cuenta de que hay pocas cosas que nos diferencian. Todos somos seres humanos, todos somos animales.

“Considero importante juntar todas esas historias, no es la historia de África, sino la historia humana. Hablo de América Latina, ­­­­­EEUU, Australia, Asia, África y Europa. Y decir que así estamos conectados; es lo que hemos creado, eso es el diálogo que producimos”.

La propuesta de Mba Bikoro no pretende proporcionarnos ni una narración lineal ni tampoco una serie de materiales perfectamente concluidos que requieran del espectador una lectura unidireccional.

Parte de los beneficios obtenidos con materiales vendidos de “Alicia en el País de las Maravillas” son destinados a bibliotecas y escuelas en Gabón. Adicionalmente se apoyan proyectos de 5 pequeñas organizaciones independientes relacionadas con las artes, cultura, sanidad y educación en Ghana, Senegal, Bogotá, Nairobi y Polonia.

Más información:

www.nbikoro.com

The Yellow Crossing: the interview with Nathalie Mba Bikoro

Nathalie Mba Bikoro | Kalao Panafrican Ceations Gallery Bilbao preview

Take This Hammer | curated by Jesus Ahedo | Kalao Panafrican Creations Gallery Bilbao

 

The following two tabs change content below.
Wiriko
Wiriko nació en 2012 como asociación cultural para la divulgación y promoción de las artes y culturas africanas. Wiriko.org, su principal proyecto, es el primer Magacín 100% dedicado a las Artes y las Culturas Africanas del Sur del Sáhara en lengua castellana. Una ventana para dar a conocer las realidades culturales contemporáneas de África y una plataforma para acabar con su desconocimiento y estereotipos. Como herramienta colaborativa para la interconexión y la cooperación cultural, impulsa un África muy distinta a la de los cuatro jinetes del Apocalipsis (guerra, hambre, pobreza y destrucción), y fomenta una visión más realista de lo que se produce, a día de hoy, en el continente africano.
Wiriko

Latest posts by Wiriko (see all)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *