Caras frescas en la 7ª edición de 1-54

Helina Metaferia, Headdress 27, 2021. Imagen cortesía de la galería Addis Fine Art

 

Otro año más, la feria de arte africano contemporáneo africano 1-54 regresó a Londres entre el 14 y el 17 de octubre en Somerset House, congregando a un total de 48 expositores y más de 150 artistas. Algo que cabe destacar de esta edición es que, de acuerdo con los organizadores, la feria invitó a 20 galerías radicadas en el continente africano, cifra que nunca se había alcanzado en las ediciones anteriores.

Uno de los aspectos que salta a la vista son las muchas caras conocidas que se ven año tras año, presentando trabajos muy similares en cada edición, hasta el punto de la inapetencia. Por fortuna, galerías jóvenes empiezan a acceder al circuito del mercado artístico, aportando frescura y emoción a los visitantes que, como yo, buscan descubrir nuevas propuestas artísticas. La galería holandesa Nuweland presentó el trabajo fotográfico del zimbabuense Micha Serraf, en una muestra colectiva que incluía fotografía, pintura, escultura y diseño. Partiendo de su experiencia personal como migrante en Sudáfrica, Serraf investiga las nociones de movilidad y desplazamiento. En concreto reflexiona sobre el modo en que ciertos sujetos, y sobre todo aquellos de identidades diversas, deben adoptar diferentes formas de existir en el mundo con tal de sobrevivir en varios contextos. Una capacidad de maleabilidad y metamorfosis que el artista considera clave para, por un lado, camuflarse y, por otro, conseguir la aceptación social. A Serraf le interesa diseccionar la idea heteronormativa de género y cómo negociamos nuestra pertenencia dentro de esta configuración.

El trabajo Mare Monstrum / Drown In My Magic (Madre Nostrum / Ahogado en mi Magia) del austriaco de origen nigeriano David Uzochukwu en la galería Galerie Number 8 de Bruselas, canaliza el poder de la mitología, concretamente mitos vinculados al océano y el agua. El artista concibe tritones negros, con los que crea una nueva tradición mitológica dónde ciertos seres se encuentran al resguardo en los brazos escamosos del otro y viceversa. Esta relación de simbiosis les permite escapar de los avatares de la marea, o la deriva, encontrando la libertad en lo monstruoso. Usando estrategias afrofuturísticas y considerando las secuelas del movimiento Black Lives Matter, Uzochukwu imagina espacios de convivencia y cuidado donde los cuerpos negros pueden encontrar tranquilidad y reposo.

Otra respuesta fresca al movimiento Black Lives Matter, es el de la artista etíope Helina Metaferia, presentada por la galería Addis Fine Art, que recientemente ha abierto una segunda galería en la capital británica. Empleando como medio el fotocollage, Metaferia recurre a material de archivo para reconstruir las historias silenciadas de personas negras, principalmente mujeres, en el contexto de Occidente. La artista revierte las historias complejas de opresión sistémica y posiciona a las mujeres en espacios de poder.

 

Najla Said, There Was no Answer, 2021. Imagen cortesía de Mashrabia Gallery of Contemporary Art

 

Igualmente debemos destacar el trabajo de la jovencísima Najla Said, que presentaba su proyecto fotográfico Sister, Oh Sister, en el stand de la galería de arte contemporáneo Mashrabia con sede en El Cairo. Sister, Oh Sister relata la experiencia de la artista como mujer en El Cairo. Said se apropia de elementos pertenecientes a la cultura vernácula egipcia y los recontextualiza para crear imágenes alternativas de feminidad. Sister, Oh Sister genera un espacio para la autorrepresentación, la autodefinición y la autovalidación.

Por último, nos referimos al trabajo de la camerunesa Angèle Etoundi Essamba, expuesto en la Galería Karole Kvaskevski. Reconocida fotógrafa con muchos años de experiencia a sus espaldas, su interés ha sido el de cuestionar la representación estereotipada de las mujeres africanas, resituando su lugar en la sociedad y en el mundo. Formada en la tradición de la fotografía documental, en los últimos años la artista ha empezado a experimentar con formatos más creativos que le permiten, por un lado, explorar nuevos lenguajes visuales y por otro, ensalzar más si cabe el papel de la mujer.

Este año se celebraba junto a la feria el 1-54 Forum que, titulado Continental Drift (Deriva continental) y comisariado por Dr Omar Kholeif, Director de Colecciones y Comisario Principal de la Fundación Sharjah Art, incluyó charlas con artistas, mesas redondas, pases de video y performances.  Estas examinaban colectivamente temas tales como el legado, la filantropía y el mundo digital. Finalmente, cabe destacar la instalación en el patio de la Somerset House de la artista de origen ugandés Lakwena Maciver. I’ll Bring you Fowers (Yo te Traeré Flores) era una composición de 20 canchas de baloncesto multicolor interactivas que incluían mensajes de ánimo y esperanza.

The following two tabs change content below.

Raquel Villar

Investigadora cultural y artista visual. Su investigación se centra en la producción artística y cinematográfica de mujeres africanas viviendo en el continente y en la diáspora latinoamericana y los diálogos temáticos y estéticos que se establecen entre un lado y el otro del Atlántico. Su práctica artística se enmarca dentro de la fotografía y el cine-documental a través de los cuales celebra la africanidad. Para ello establece colaboraciones con diferentes entidades dentro y fuera del continente africano.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *