Mural en Dakar realizado por el colectivo RBS Crew./Foto: Facebook de Madzoo.

La rabia senegalesa se plasma de colores en lienzos y murales

Toda frustración social tiene un límite, incluso en aquellos países caracterizados por la calma. Senegal, que ha sido una tierra marcada en los últimos tiempos por la estabilidad, vive fuertes protestas en las calles a raíz de la detención del líder opositor, Ousame Sonko. Este hecho ha servido de mecha para encender a una parte de la población, ya enfurecida por la falta de oportunidades y una crisis económica agudizada por la COVID-19. 

Mural en Dakar realizado por el colectivo RBS Crew./Foto: Facebook de Madzoo.

Mural en Dakar realizado por el colectivo RBS Crew./Foto: Facebook de Madzoo.

 

Como también ocurrió durante el inicio de la pandemia, el impacto de los acontecimientos sociales se deja ver en forma de arte en Senegal. Una vez más, las calles de la capital de Senegal se vuelven de color, esta vez para denunciar la deriva democrática de la que muchos ciudadanos se lamentan. Otros usan sus paletas, caballetes y lienzos para también posicionarse a través del arte. 

“Nuestra pintura refleja un cúmulo de frustraciones y es una llamada de atención a las autoridades para que asuman sus responsabilidades”, subraya Serigne Mansour Fall, presidente del colectivo artístico panafricanista senegalés RBS Crew en una entrevista a Wiriko. Este grupo de profesionales del arte callejero realizó varios murales críticos con la situación senegalesa y con las huellas del colonialismo francés. El último de ellos fue borrado, tal y como denunció RBS en sus redes sociales: “Un mensaje contundente para toda esta juventud africana consciente y para todos aquellos que llevan la pesada carga de nuestras aspiraciones de libertad. No puedes arrestar una idea. Puedes matar al mensajero pero nunca el mensaje”. Reivindican en un post de Instragram. Aún así, el presidente del colectivo subraya que a pesar de la censura, las redes sociales y el mundo interconectado en el que vivimos imposibilitan que el arte pueda ser totalmente borrado. De hecho, las fotografías de su mural fueron compartidas una y otra vez por numerosos usuarios desde que se conoció su eliminación. 

El mural, realizado en el populoso barrio de Parcelles en Dakar, tuvo como motivo de inspiración las constantes protestas que se han vivido recientemente por todo el país. “Como senegalés preocupado y como ciudadano implicado en este proceso de cambio, nuestra aportación artística ha sido crear un grafiti”, señala Fall. 

Otro mural, en este caso del artista callejero senegalés Docta, quien ha querido mostrar su desacuerdo con la situación política senegalesa, muestra a un joven cabizbajo acompañado de una bandera de Senegal. Una imagen que aglutina en un solo individuo la desazón de una gran parte de la juventud. Y al igual que RBS, también denuncia en su perfil de Instagram la actitud censora de las autoridades: “¿Por qué querer amordazar los grafitis y la libertad de expresión consagrados en nuestra Constitución?”. 

La muerte de uno de los jóvenes durante las protestas en Dakar, de quien sus chancletas quedaron inertes en el suelo arenoso donde su portador perdió la vida, fue la inspiración para el pintor senegalés residente en Francia, Gueye Badara. Estas imágenes, según nos confiesa, sacudieron y desafiaron su alma de pintor hasta lo más profundo. “Estas sandalias dañadas han recorrido todas las calles de Dakar en busca de un futuro brillante de trabajo, de una ganancia adquirida con el sudor de su frente”, destaca. 

Así que, con pincel en mano, decidió plasmar en un cuadro esta estampa fugaz con el propósito de sacarlo a subasta y donar a la familia del fallecido el dinero obtenido. La pieza ya está vendida y Gueye enviará el dinero a los familiares del joven esta semana. 

Uno de los artistas senegaleses que más proyección ha alcanzado, sobre todo gracias a las redes sociales, es Bou Bou. Este pintor e ilustrador de Dakar también se ha sumado a las reivindicaciones artísticas de las últimas semanas con uno de sus característicos vídeos.

Bou Bou es un artista de retrato que usa técnicas de lo más originales y creativas. No solo hace uso de sus propios dedos y palmas de la mano a modo de pincel, sino también de otras partes de su cuerpo y objetos de diversa naturaleza, como utensilios de la casa o deportivos para dar forma a lo que le dicta su imaginación. En esta ocasión, acude a los los colores de la bandera senegalesa para crear una composición de fortaleza hacia la ciudadanía senegalesa.

The following two tabs change content below.

Alicia Justo

Licenciada en periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Periodismo Internacional de la UNED y Agencia EFE. Defensora de la cultura y el arte como valores transformadores de la sociedad.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *