What a catch Zuze

No, África no se acaba de subir al carro del ‘waste art’

En los últimos años hemos visto cómo cientos de artistas se han sumado a la tendencia del waste art, la técnica que se basa en crear arte a través de la reutilización de materiales desechados. Alabados en las grandes citas y encuentros internacionales y aplaudidos por una ciudadanía cada vez más concienciada, algunos artistas están apostando fuerte por esta tendencia. Mientras en el Norte global el debate sobre si este tipo de arte es solo una moda más o si realmente el objetivo es crear sociedades más sostenibles, sigue abierto; algunos artistas en África llevan varias décadas trabajando con residuos, logrando unos resultados y una calidad envidiables.

En el continente africano el uso general de estos materiales no es nuevo, tampoco en el proceso de creación artística. Desde la década de 1990 surgieron todo tipo de respuestas culturales ante la creciente producción de basura en el continente, sobre todo plásticos. Un buen ejemplo son los benineses Dakpogan y Hazoumé que se han convertido en dos referentes internacionales y tienen una larga experiencia en la creación de máscaras a través del uso de residuos, fundamentalmente de bidones reutilizados. A esa primera generación de artistas se unen hoy, con gran empuje, artistas jóvenes que ven en la contaminación y la emergencia climática una amenaza real para la supervivencia de su planeta. Algunos ejemplos son el colectivo Garbage Collector en Uganda, el grupo de música KOKOKO, que crea sus propios instrumentos musicales con desechos, o la apuesta por la creación de mosaicos con material reutilizado de la nigeriana Chineye Okoro Onu, son una muestra más de la fuerza y la creatividad que irradian las nuevas generaciones.

En regiones como Europa o América del Norte el uso de materiales reciclados para crear obras visuales como esculturas y pintura, aunque no es nuevo, sí que se ha consolidado con más fuerza en la última década. La amplia conciencia social que existe, la preocupación por la emergencia climática y la sensación de destrucción continua de los ecosistemas en nuestro planeta son, sin duda, algunas de las causas que explican este auge. No obstante, en el continente africano la necesidad actual de reutilizar materiales como medida de prevención no es la única causa: “Definitivamente los artistas africanos están a la cabeza cuando se trata de materiales reutilizados y reciclados, no hay duda”, comenta el artista sudafricano Mbongeni Buthelezi. “Esto podría ser impulsado por muchas razones, una de ellas podría ser la falta de recursos. Debemos entender que tenemos experiencias diferentes de las de otros continentes”, añade.

Leer artículo completo publicado en El País – Planeta Futuro el 23 de junio de 2020. 

The following two tabs change content below.
Pablo Arconada Ledesma

Pablo Arconada Ledesma

Licenciado en Historia (UVa) y Máster en Relaciones Internacionales y Estudios Africanos (UAM) Actualmente está realizando su doctorado en la Universidad de Valladolid, en el que analiza el papel de la Unión Europea en Somalia. Además, completa su formación estudiando un Grado en Antropología Social y Cultural (UNED) Trata de comprender (y explicar) el lugar que África ocupa en el mundo.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *