‘Corrientes de Consciencia’, 25 años de encuentros fotográficos en Bamako

Todo empezó hace 25 años. Era 1994 y brotaba lo que hoy es la principal manifestación artística en el ámbito de la fotografía en el continente africano: Rencontres de Bamako, la bienal que hace emerger hasta la superficie internacional a los fotógrafos y vídeoartistas de África y sus diásporas. Ahora, en 2019 arranca una nueva edición de la exposición, que se desarrollará en la capital maliense del 30 de Noviembre de 2019 al 31 de Enero de 2020 en un dispositivo urbano que comienza en el Museo Nacional de Malí y fluirá hacia el Museo de Distrito, el Instituto Francés, la Galería Medina y las propias calles de la ciudad.

Su título, Courants de Conscience, hace referencia al álbum epónimo Streams of Consciousness (1977) de Abdullah Ibrahim y Max Roach. Una metáfora literaria que pide una reflexión profunda, lírica y vibrante sobre el acto fotográfico, su especificidad, sus requisitos y su transmisión, en un mundo hipervisibilizado.

Lassana Igo Diarra, delegado general de la muestra, explica en su editorial: “La exposición utilizará la noción de flujo de consciencia como metáfora de flujo de ideas, de pueblos y de culturas que atraviesan y siguen el curso de los ríos como el Níger, el Congo, el Nilo o el Mississippi. Se prestará especial atención a la lejanía y los asuntos invisibles, a las voces e imágenes que se borraron previamente, así como a la celebración de la política y la poética de los ecosistemas (in)animados.”      

Tiende así una pasarela entre África y sus diásporas entendiendo el concepto planetario que incluye a los pueblos de origen africano repartidos por todo el mundo y desbordando los límites del espacio geográfico que llamamos África.

Streams of Consciousness son 21 minutos de música electrizante que inspiraron al director artístico Bonaventure Soh Bejeng Ndikung (Camerún), fundador y director artístico de SAVVY Contemporary Berlin, y al equipo de curadores formado por Aziza Harmel (Túnez), Astrid Sokona Lepoultier (Malí-Francia) y Kwasi Ohene-Ayeh (Ghana) para plantear esta edición como una invitación a reflexionar sobre la práctica artística de la fotografía como una corriente de consciencia y a considerar la fotografía más allá del corsé del fotógrafo.

Interpretan que el momento capturado por la fotografía emana de una riada de pensamientos y asociaciones que reflejan la voz interior del fotógrafo como un torrente inevitable y en constante movimiento “revelando mundos de pensamiento y circunstancias, las dimensiones históricas y geográficas que dieron lugar a la fotografía” explica Ndikung en su presentación y añade “el instante en que se toma la fotografía es un largo momento que genera esta corriente de consciencia. Tan pronto como se retiene la atención del fotógrafo, se establecen asociaciones conceptuales y estéticas, se invocan numerosas referencias y se convocan situaciones. Todos estos requisitos previos participan en la creación fotográfica. Lo que importa es la forma en que lo que se percibe con sensibilidad desencadena la visión del ojo interno, la voz interna, poniendo esa corriente de consciencia en acción”.

Retrato de Bonaventure Soh Bejeng Ndikung por Alexander Steffens / retrato de Kwasi Ohene-Ayeh por Kofi Kankam / retrato de Astrid Sokona Lepoultier por Moussa John Kalapo.

En este contexto fluvial, cerca de 85 creadores de toda África y la diáspora presentarán sus proyectos. La selección artística dio lugar a cuatro capítulos que llevan al espectador a su propia historia de ‘corrientes de consciencia’. Cada capítulo lleva el nombre de un verso tomado de un poema del preludio del Dilemme du fantôme, obra teatral de Ama Ata Aidoo.

  • Le bruissement soudain dans le sous-bois (El susurro repentino en la maleza): Sobre la presencia de lo invisible, la distancia y otras preguntas fantasmales.
  • Car la bouche ne doit pas tout dire (Porque la boca no debe contar todo): Sobre la política y la poética de los ecosistemas.
  • Nous sommes venus de gauche, nous sommes venus de droite (Venimos de la izquierda, venimos de la derecha): Sobre desplazamiento, vagabundeo y diásporas.
  • La brindille ne nous percera pas les yeux (La ramita no perforará nuestros ojos): Sobre la posibilidad de la esperanza y el futuro como promesa.

Siguiendo el espíritu reivindicativo que, sobre todo en sus últimas ediciones, ha empapado esta muestra, esta edición se centrará en mujeres fotógrafas de todos los ámbitos de la vida en el universo africano. La organización ha entendido que, de hecho, la fotografía ha sido monopolio de los hombres durante demasiado tiempo, como lo demuestra el dominio masculino en las exposiciones y publicaciones fotográficas a pesar de la existencia de una gran cantidad de mujeres, por lo que se unen a su lucha contra las estructuras patriarcales.

Para completar el aniversario de la bienal se han programado charlas con los artistas, performances, conferencias, lecturas, exposiciones complementarias y también un ciclo de cine, Fables of Time, que recoge historias políticas e ideológicas y reconoce la ambivalencia de la imagen en movimiento.

No podemos cerrar esta tradicional cita de Wiriko con la Bienal de fotografía africana Rencontres de Bamako sin una muestra de esta edición número 25. Por ello, hemos seleccionado tres artistas que nos han parecido de especial interés por su trayectoria, originalidad, motivaciones y compromiso social. Son:

Amsatou Diallo.

Nació en 1982 en Segou y en la actualidad vive y trabaja para la Fundación Aga Khan en Bamako (Mali). Es una incansable observadora de la la determinación de las mujeres en su país, tanto en el campo del arte como en la lucha contra la discriminación. Fundó en 2007 la Asociación de Mujeres Fotógrafas de Malí (AFPM) con el objetivo de apoyar a las jóvenes que empiezan en esta profesión tradicionalmente reservada a los hombres, además de proporcionarles un lugar de consulta e intercambio.

Invisible Borders Trans-African Photographers Organisation.

Es una iniciativa fundada por Emeka Okereke en Nigeria. La Organización trabaja para contribuir a la reparación de las numerosas lagunas y conceptos erróneos planteados por las fronteras dentro de los 54 países de África a través del arte y la fotografía. Su proyecto principal es The Invisible Borders Trans-African Road Trip Project, en el que aproximadamente una docena de artistas (fotógrafos, escritores, cineastas y artistas de performance) realizan viajes colectivos por África para explorar y participar en eventos fotográficos, festivales y exposiciones. Durante sus paradas en las diferentes ciudades crean trabajos fotográficos, de vídeo y literarios que reflejan su enfoque individual, a la vez que interactúan con la población y artistas locales.

Felicia Abban.

Fue la primera mujer fotógrafa profesional de Ghana. Con una larga trayectoria profesional de más de cincuenta años, trabajó como fotógrafa oficial para el primer presidente de Ghana, Kwame Nkrumah, durante la década de 1960. Fue su padre quién le enseñó a dar sus primeros pasos como fotógrafa y en 1955 estableció su propio estudio en Accra, en el que contrató a otras mujeres como aprendices. Ha sido reconocida como una de las primeras fotógrafas instrumentales de Ghana, proyectando la narrativa africana contemporánea a través de su lente.

The following two tabs change content below.
Raquel Okakene
África le rompió todos los esquemas hace ya unos cuantos años y vive desde entonces obsesionada con volver allí física y mentalmente. Una y otra vez. Forma parte de la Asociación Cultural Angatá y es autora del blog de viajes por África www.okakene.com
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.