LagosPhoto se reinventa para restituir el patrimonio artístico en África

Reinventarse o morir, esa parece ser la máxima que ha motivado este año pandémico a la organización de la undécima edición del festival anual LagosPhoto. No solo porque se ha adaptado a las restricciones que obligan a la prevención ante la COVID-19, al realizar en formato online desde Nigeria esta cita internacional con la fotografía artística. También porque, frente al aplazamiento indefinido de la devolución del arte africano expoliado que albergan los museos occidentales, se ha reconvertido en Home Museum, una exposición que reinterpreta el concepto de patrimonio para afirmar que este comienza en el hogar y muestra piezas que construyen, mediante diversas aportaciones individuales, una representación común de la herencia cultural.

Home Museum – Imagen de la exposición tomada del dosier de prensa de la última edición de LagosPhoto.

La idea surge a comienzos de 2020, más de un año después (ya va para dos) de la presentación del informe realizado por la historiadora francesa Bénédicte Savoy y el economista senegalés Felwine Sarr que, a instancias de una investigación solicitada por el Gobierno francés, recomienda la devolución permanente a los países de origen que lo soliciten de los objetos culturales africanos que fueron retirados y enviados a Francia sin consentimiento. Un documento de carácter puramente consultivo y no vinculante que, aun así, hizo temblar a los museos occidentales que siguen conservando las riquezas artísticas expoliadas a las antiguas colonias de África.

Pero los nervios se pasaron y  a día de hoy, la respuesta obtenida por parte de estas instituciones ha sido escasa o nula. De ahí que la temática sobre la que gira este año el festival lleve por nombre ‘Restitución de respuesta rápida’ para hacer de la devolución del patrimonio cultural africano al continente una cuestión participativa que se aleje de la óptica de las antiguas metrópolis donde están los museos y se centre en las personas de a pie. En definitiva, revertir las relaciones de poder y movilizar el interés cívico en el patrimonio cultural mediante la fotografía.

Tal y como se recoge en la propia web de LagosPhoto, se trata de, “en lugar de reclamar la propiedad estatal individual, enfatizar un diálogo entre culturas, subrayando que hoy en día los artefactos ya no se originan en un solo lugar sino que, como las generaciones más jóvenes, son intrínsecamente diaspóricos. La conciencia de la restitución del patrimonio cultural puede ayudar a iniciar una nueva ‘ética relacional’ entre la experiencia pasada y las vidas futuras. Aquí, la tecnología digital y los nuevos medios juegan un papel central en evocar recuerdos culturales y remediar el dolor de la historia encarnado en las colecciones de arte africano que aún se conservan en los museos europeos”.

Hablan de restitución y no de devolución para tomar las riendas ante un proceso que se ha caracterizado por las buenas palabras y la falta de acción, con el fin de avanzar desde un camino lateral, repensando el concepto de patrimonio desde dentro hacia afuera y construyendo una nueva representación de la identidad heredada y su valor cultural que sea accesible, inclusiva, empoderadora y ética, carente de las dinámicas de compra, acumulación y especulación.

Para ello en febrero de este año, el LagosPhoto emprende una investigación sobre las colecciones artísticas nigerianas con la colaboración de la Comisión Nacional de Museos y Monumentos del país, compuesta por más de sesenta instituciones museísticas. Fruto de este recorrido, se construye el primer cimiento para la restitución: forjar una comprensión democrática del patrimonio cultural a través de narrativas visuales.

El segundo paso, ya en mayo, fue lanzar una convocatoria en yoruba, hausa, igbo, pidgin, swahili, inglés, francés y ruso, inclusiva y abierta a la participación, sin límite de edad y origen, para responder a la ausencia de patrimonio dando una nueva vida al mismo con imágenes de colecciones personales y posesiones que, mientras por separado hacen referencia a recuerdos individuales, juntas crean una representación común del valor de lo histórico y lo cultural. Como resultado, 240 personas han contribuido a la exposición digital Home Museum (Museo casa, en su traducción al español), la iniciativa central de esta edición del LagosPhoto.

Home Museum – Imagen de la exposición tomada del dosier de prensa de la última edición de LagosPhoto.

Fotografías de jarrones, relojes, vajillas, ropa, monedas, radios, teléfonos, pasaportes o fotografías antiguas que hablan desde lo conocido sobre ascendencia, identidad, género y supervivencia para cocrear este nuevo imaginario de patrimonio al alcance de cualquiera, alejado del afán especulativo y basado en la idea de compartir y avanzar entre todas, todos y todes.

En paralelo, debates sobre la importancia de restituir el patrimonio a través de radios y televisiones locales nigerianas, puesta en marcha de museos itinerantes, programas con escuelas, representaciones teatrales y talleres de fotografía en distintos puntos del país para reconstruir el patrimonio cultural con lo que no fue arrebatado.

The following two tabs change content below.

Ruth Fernández Sanabria

Licenciada en Periodismo (UCM) y Máster en Estudios Africanos: Culturas y sociedades africanas (ULL). Fascinada por las realidades que construyen las identidades y convencida del papel de las creaciones artísticas como motor de cambio social. Coordinadora de la sección de Artes Visuales del magacín. (Tenerife) Contacto: ruth@wiriko.org

Latest posts by Ruth Fernández Sanabria (see all)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *