Funk y Revolución en Somalia (II): Grandes Éxitos

Las décadas de 1970-1980 dejaron una huella muy profunda en la vida cultural de Somalia, especialmente en la música que vivió su época dorada bajo el régimen socialista dirigido por Mohamed Siad Barre. Aquellos años dejaron melodías inolvidables que marcaron a toda una generación y se recuerdan, hoy en día, con mucha nostalgia. Aunque la música funk fue el himno de Somalia, no faltó la mezcla de otros ritmos como el reggae, el afrobeat, el disco o los ritmos de Bollywood. 

Muchos fueron los grupos y cantantes que llenaron las salas y coparon la emisora nacional, Radio Mogadishu. Bandas como Sharero, Iftiin, Shambal, Waaberi, Dur Dur Band o Bakaka y cantantes como Aamina Camari, Hibo Nuura, Danan Hargeysa o Magool son solo algunos ejemplos de la larga lista de artistas que triunfaron en el Cuerno de África.  En este artículo os dejamos un recopilatorio de los grandes éxitos de la época. 

 

Iftiin Band / Xuduud Ma Leh Xubigaan (Este amor no tiene límites)

 

Esta banda fue sin duda uno de los grupos de música más conocidos en la década de 1970. Su triunfo se debió, además de la novedad y la calidad musical, a que contó con el apoyo financiero y mediático del régimen somalí. Iftiin Band fue un claro ejemplo de cómo triunfar con la mezcla. Además de ser uno de los grandes exponentes del funk, también lo fue del soul. En Xuduud Ma Leh Xubigaan (Este amor no tiene límites) las voces de Mahmud Abdallah “Jerry” y Maryan Naasir se funden en un soul clásico, pero con instrumentos electrónicos, creando un dúo inquietante. El tema del amor fue muy recurrente en aquellos años.

 

Band

Aamina Camari / Rag waa Nacab iyo Nasteexo (Los hombres son crueles y buenos)

Aamina Camari fue una de las voces más reconocidas en el Cuerno de África entre 1970-1980. Modelo a seguir para muchas mujeres en Somalia por su éxito como cantante solista. La voz de Aamina desprendía una fuerza hipnótica que logró no pocos aplausos entre sus seguidores. Quizás esta canción es la que menos representa el mainstream de la época, ya que no hay rastro del funk. Sin embargo, Rag waa Nacab iyo Nasteexo (Los hombres son crueles y buenos) es un claro ejemplo de música local con la influencia de ritmos más orientales, acercándose mucho a los ritmos de Medio Oriente y de la India. Esta canción representa un lamento hermoso y dramático, donde se mezcla la voz de Caamari con un arreglo de cuerdas, percusión y ritmos de sintetizador.

 

 

Waaberi Band  / Oktoobar waa tee, waa tumaa? (¿Qué es octubre?¿Qué es?)

 

Si el tema del amor triunfó en la década de 1970, no menos éxito tuvieron las canciones dedicadas a la patria y al sentimiento nacional. Desde luego la música de corte nacionalista se convirtió en el tema estrella de un  régimen que se había embarcado en la misión de conseguir la cohesión nacional. Waaberi Band, que surgió entre algunos miembros de la Asociación de Artistas Radiofónicos, fue totalmente financiada por el gobierno somalí y formó parte del Teatro Nacional de Somalia. Se les utilizó como representantes culturales del país al hacer tours en otros países como Egipto, Sudán y la República Popular de China. Una de esas canciones patrióticas fue Oktoobar waa tee, waa tumaa? (¿Qué es octubre?¿Qué es?) que hacía un recorrido por los principales eventos históricos de Somalia en el mes de octubre. No nos sorprende que esta fuera la canción favorita del gobierno ya que el Golpe de Estado perpetrado por Siad Barre tuvo lugar, oh sorpresa, el 21 de octubre de 1969. El éxito de la canción fue tal que se convirtió en un himno cantado por los niños en las escuelas y por las bandas musicales militares a su paso por las calles. Aquí tenéis una versión instrumental donde a la base funk se superponen el estilo más característico del afrobeat, que triunfó también en 1970 en el África Occidental.

 

 

 

Sharero Band / Caashooy (Pesadilla)


El impulsor de esta banda fue Ahmed Naji que, junto a la voz femenina principal de Faadumo Qaasim, se caracterizaron por la mezcla de funk, con raíces reggae y también afrobeat. Igualmente, mezclaron música del Golfo Persa y Yemen, lo que tiene que ver con las raíces de la familia de Naji. En un principio copiaron el estilo más puro del funk que venía directamente de Estados Unidos, para diluirse a mediados de la década con otros estilos. Se convirtieron en una de las principales bandas de los clubes nocturnos de Mohgadishu, tocando frecuentemente en el hotel Juuba. Caashooy (Pesadilla) es un claro ejemplo de música funk más clásica, aunque con algún rastro reggae de fondo. La voz del cantante, que en ocasiones llega a romperse, mezclada con los sintetizadores de fondo, da una fuerza increíble a este tema. 

 

 

Hibo Nuura / Haddii Hoobalkii Gabay (Si el Artista te decepciona)


Esta cantante inició su carrera musical en 1968, siendo solo una adolescente de 14 años. A principios de la década de 1970 se unió a Waaberi Band, lo que la catapultó a la fama. Se convirtió también en un referente por sus canciones patrióticas y nacionalistas que tanto gustaban a la élite del país. Durante los primeros años se dedicó a cantar canciones a favor del gobierno y especialmente del Presidente Siad Barre. Sin embargo, ante el aumento de la represión y las decadentes políticas impulsadas en 1980, se posicionó en contra del régimen somalí. Haddii Hoobalkii Gabay demuestra que a pesar de las numerosas influencias que tuvo el panorama musical de Somalia en aquella época, las raíces estuvieron siempre muy presentes. 

 

 

 

Dur Dur Band / Dooyo (Por favor)


Esta fue, sin duda alguna, la banda por excelencia en las salas de Somalia en la década de 1980. Cuando el resto del mundo comenzaba a cansarse del Funk y el Disco, Dur Dur Band dio un nuevo impulso al género, mezclando también soul, rock y pop. De sus novedosas combinaciones surgieron magníficas piezas como “Garsore Waa Ilhaa” (Dios es juez) o “Gorof” (Elixir). Llegaron incluso a hacer una versión del éxito de Londonbeat “I’ve Been Thinking About You”, con la coletilla “Ethiopian Girl” en 1992 que debió revolver al derrocado Siad Barre en su exilio en Nigeria.  De todo el repertorio que disponía este grupo hemos elegido Dooyoo (Por favor) por ser el tema que más éxito recabó en Somalia. Esta canción fue el gran exponente de los últimos coletazos del funk en el paóís, que pusieron el broche final a toda una era. Aquí, la voz de la cantante Shra Dawo hace maravillas con los ritmos funk.

 

The following two tabs change content below.
Pablo Arconada Ledesma

Pablo Arconada Ledesma

Licenciado en Historia (UVa) y Máster en Relaciones Internacionales y Estudios Africanos (UAM) Actualmente está realizando su doctorado en la Universidad de Valladolid, en el que analiza el papel de la Unión Europea en Somalia. Además, completa su formación estudiando un Grado en Antropología Social y Cultural (UNED) Trata de comprender (y explicar) el lugar que África ocupa en el mundo.
Pablo Arconada Ledesma

Latest posts by Pablo Arconada Ledesma (see all)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *