Carmen Souza: “El jazz es improvisación a tiempo real”

La artista caboversiana Carmen Souza. Foto: carmensouza,com

La artista caboversiana Carmen Souza / Foto: carmensouza.com

“Jesus Cristo no dejes que se termine el grog, tengo el blues caboverdiano”. Así finaliza la canción Cape Verdean Blues, tema que abre EPISTOLA, el nuevo trabajo de la cantante caboverdiana Carmen Souza junto al músico lisboeta Theo Pascal. Un verso que describe casi sin quererlo a Souza, a su música y cómo encara la vida.

El pasado sábado 25 de abril y en el marco del Festival Jazzahead de Bremen, Alemania, Souza y Pascal presentaron su nuevo disco. Una carta abierta musicalizada por 10 temas para aquellos que quieran dejarse llevar por la música lusófona y el jazz.

“Es una nueva evolución de nuestra música. Son composiciones de Theo que hemos arreglado para dar más espacio a la improvisación. Tomamos temas realizados tiempo atrás y os llevamos por distintos momentos de nuestras vidas”, explica Carmen Souza a Wiriko tras su último concierto en Londres, donde reside.

Grabado en los estudios Jazzpilon de la capital inglesa, EPISTOLA es el séptimo trabajo en la discografía de la caboverdiana y otro ejemplo más de un “jazz orgánico” que ha marcado los doce años que el dúo lleva trabajando junto. “Conocí a Theo en una audición que realizaba para uno de sus proyectos como director musical”, dice Souza quien desde entonces no se ha separado de su gran amigo.

Y desde aquel encuentro Carmen y Theo comenzaron a hurgar en los sonidos tradicionales de Cabo Verde para combinarlos con ritmos contemporáneos. Ess e Nha Cabo Verde (2005, TheOo TheZz), su álbum debut, y Verdade (2008, Galileo Music Communications) marcaron la senda en la que la coladeira, el morna o el batuque se fusionaron con un jazz cantado en criollo. “La reacción fue muy interesante ya que les gustó la reinterpretación. Fue algo nuevo y muy fresco pero que pertenece al país”, describe Carmen Souza sobre su primera actuación en Cabo Verde.

“El primer músico en experimentar con estos ritmos y el jazz fue Horace Silver y después probó el saxofononista Luis Moraes pero no había nada cantado”, señala Souza.

La experiencia fue arriesgada aunque resultó más fácil de lo esperado gracias a la improvisación que aporta el jazz y a la sencillez de la música caboverdiana. “En la música de Cabo Verde existen muchas similitudes con el jazz negro que cantaban los esclavos en los campos de trabajo. Existe un vínculo ya que muchas de las músicas caboverdianas desaparecidas utilizaban las mismas escalas que los cantos espirituales negros. Es muy interesante estudiar esta correlación porque no existe una diferenciación grande”, explica Souza.

Carmen siempre tuvo la música como primera opción y desde pequeña se enroló en el coro gospel de su iglesia. Pero el ímpetu de su padre, trabajador en navíos cargueros, hizo que estudiase Traducción inglesa y alemana. Una carrera, la universitaria, que apenas si duró un año. “Me estaba engañando”, reconoce la compositora que desde entonces decidió dedicarse a la música.

“La música es algo que no me da miedo porque ayuda a que la persona se desenvuelva, a crecer. La música es un modo de encontrar la naturalidad y conocerse a sí mismo”, comenta la caboverdiana. Y continúa: “es muy importante para un músico oír su voz interior ya que pesar de las influencias cada uno tiene que hacer su propio camino”. Y esa búsqueda llevó a Carmen y Theo al aclamado trabajo Protegid (2010, Galileo Music Communications) donde la unión entre los sonidos tradicionales de Cabo Verde y el jazz se consolidaron de manera natural.

Pero la compositora, nacida en Lisboa, no se contenta con estancarse. Una vez encontrada la fórmula, Carmen Souza desafía su carrera a diario para poder crecer musicalmente y desde 2003 viene trabajando sin ponerse límites. “Cuando compongo no pienso en un verso caboverdiano aquí y otro allá. No me digo esto suena como Ella Fitzgerald o como Cesaria Evora. Se compone basándose en algo más profundo”, declara la cantante.

Con letras llenas de vida, de temas personales y sociales, sobre naturaleza y cargadas de espiritualidad, sus composiciones sin embargo intentan evitar el universal tema del amor. “El mundo tiene muchas canciones de amor y no necesito cantar de eso. Hay que cantar sobre cosas más intensas y comunes. El mundo está lleno de canciones de amor pero no ves mucho en el día a día”, comenta con una sonrisa agria la compositora.

Tras la presentación en Bremen, la gira de EPISTOLA ya cuenta con varias fechas en Europa para disfrutar de este nuevo lanzamiento que contará en directo con la colaboración del saxofonista Nathaniel Facey y el batería Shaney Forbes. En España el nuevo trabajo se presentará en Alahurín de la Torre, Málaga, el 31 de julio.

PSK Trio (Pascal+Souza+Kacomanolis) durante su actuación en St. Ethelburgas

PSK Trio (Pascal+Souza+Kacomanolis) durante su actuación en St. Ethelburgas / Foto: javidmgz

En un vagón musical lusófono
En mitad de la producción de su disco en vivo, Live at Lagny Jazz Festival, Carmen Souza se embarcó en una gira junto al percusionista mozambiqueño, Elias Kacomanolis, y con su inseparable Theo Pascal. Tomando las iniciales de sus apellidos, formaron PSK Trio, un proyecto que viaja por las raíces de la música lusófona.

“PSK Trío muestra todo el intercambio musical que se mueve entre Angola, Brasil, Mozambique, Portugal y Cabo Verde. Quisimos juntar esas energías”, dice Carmen quien ha aprendido mucho a lo largo del proyecto que pasó por el Centro de Paz y Reconciliación St. Ethelburga, en Londres, a finales de marzo. La que fuera una de las iglesias medievales más antiguas de la capital inglesa, y que ahora disimula bajo la atenta mirada de los rascacielos de la City, fue el escenario para este “African Railway Project” además de acoger sonidos lusófonos dejase espacio para otras influencias musicales.

Esto facilita a que el repertorio reúna composiciones propias como Afri Ka o Song For My Father y se junte con el Black Bird de los Beatles, All about Simon de Joe Zawinful o la fantástica Pata Pata de Miriam Makeba con la que finalizó el concierto y que hizo que los presentes no pudieran aguantar sentados.

The following two tabs change content below.
Javier Domínguez

Javier Domínguez

Periodista independiente afincado Londres. Escribe sobre cultura, viajes, derechos humanos y sostenibilidad y colabora con distintos medios
Javier Domínguez

Latest posts by Javier Domínguez (see all)

3 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. Jazzfrica dice:

    […] en el continente. También desde la diáspora y con trayectorias muy consolidadas Richard Bona, Carmen Souza o Somi dan muestras de que el jazz “tiene sus raíces en África”, como explicó […]

  2. […] el “jazz orgánico” de su anterior trabajo EPÍSTOLA, Souza y Pascal recuperan los sonidos de las rutas esclavistas que partieron de Cabo Verde hacia […]

  3. […] PSK Trio actúo a finales de marzo en el Centro por la Paz y Reconciliación St. Etherlburga, en Londres y tras el concierto tuve la oportunidad de sentarme a conversar con la caboverdiana Carmen Souza. El resultado es la entrevista que se publica en Wiriko: Carmen Souza: “El jazz es improvisación a tiempo real” […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.