Francis Keré, arquitectura al servicio del pueblo

Por Elisa Rodríguez San José

 

No es habitual encontrar a arquitectos de renombre involucrados en obra social, el trabajo a veces invade la rutina y no se dedica el tiempo a pensar en el desarrollo arquitectónico global. Sin embargo, es más sorprendente aún encontrar a profesionales populares en el sector que regresan a su lugar de origen para cooperar en el crecimiento del mismo. Este es el caso de Francis Kéré, arquitecto que nos mostró su obra técnica a través de la exposición “Elementos primarios” en el museo ICO de Madrid. Kéré nació en la comunidad de Gando, Burkina Faso y realizó sus estudios como arquitecto en la ciudad de Berlín gracias a una beca académica. En los últimos años, hemos podido leer mucho sobre su labor humanitaria, sin embargo, ¿qué sabemos acerca del porqué de sus formas? ¿Encontramos una justificación en ellas o únicamente están diseñadas por medio del azar?

 

Elaborado por la autora

 

Estas dos líneas captan nuestra atención de maneras diversas. La sinuosidad de sus formas nos muestra una relación entre ellas. Su perímetro genera un espacio orgánico. Podemos interpretar la sensibilidad de la mano que trazó su forma. En definitiva, las estamos relacionando de algún modo por su apariencia plástica. Su lleno genera una superficie, un espacio orgánico concreto en un entorno indefinido. El aspecto se asemeja a una mancha de tinta en un folio blanco o a una masa moldeable. Su vacío crea un espacio dentro de un lleno, este nuevo espacio esta aparentemente escarbado en un lleno que podría ser la tierra.

 

 

 

Elaborado por la autora

 

Volviendo a las líneas, podrían haber sido trazadas por una misma mano, sin embargo, lejos de esta impresión, son siglos los que separan temporalmente una de la otra y son distintas las formas de configurar sus espacios. La primera, con mayor numero de concavidades y convexidades, es la planta arquitectónica de una caverna, origen de la arquitectura tradicional. Donde la forma se convierte en vacío y es escarbada en la tierra. La segunda es la planta del Atelier en Gando, obra del arquitecto Francis Kéré. Aquí la curva se convierte en un muro de adobe sobre el terreno y delimita el espacio. En este proyecto tradición y modernidad se fusionan de diversas formas:

 

 

Si a esta primera línea orgánica le incorporamos unos puntos se establece una diferencia con la segunda. Al trazo se le suma un desarrollo técnico. Estos puntos son los pilares e indican en este esquema una evolución de conocimiento desarrollada en ese espacio temporal que separa ambas curvas. Implican un desarrollo técnico en el que se ponen de manifiesto los tres elementos de Kéré: el muro textil, mediante el muro de adobe, el suelo estereotómico, mediante la elevación de una plataforma configurada por la superficie de la planta y el techo tectónico mediante una cubierta sujeta por pilares.

 

Elaborado por la autora

 

Este último elemento, el techo tectónico, es quizás el más técnico y representa a algo tan básico como es el árbol cuya sombra protectora constituye la arquitectura primera y sigue siendo elemento protector en Burkina Faso y en la arquitectura de Kéré. Esta interpretación del árbol la traduce a su arquitectura mediante la construcción de una cubierta liviana que protege de la lluvia y genera sombra. Además, continúa introduciendo elementos vegetales en el entorno de sus obras para crear mayores superficies de sombra de manera natural y un ambiente saludable. Los elementos marcan la diferencia entre Kéré y la tradición, pero mantienen una conexión con la historia al igual que sus formas orgánicas.

 

Elaborado por la autora

 

La sensibilidad a través de la sinuosidad en los trazos es característica a lo largo de toda la obra de Francis Kéré en Gando. Podemos apreciarlo fácilmente observando la planta de sus edificios donde la disposición de los volúmenes y la relación entre ellos nos recuerda a las de un asentamiento Gurunsi tradicional de la zona una muestra más de su conexión con la historia. Vemos como los módulos están organizados de forma circular manteniendo espacios de encuentro en su centro y algunos volúmenes contiguos se disponen de manera irregular:

 

 

 

Planta Asentamiento Gurunsi

 

 

 

Planta Escuela Secundaria Gando. Francis Kéré

 

 

 

 

Planta Escuela Secundaria Koudougou. Francis Kéré

 

La síntesis entre tradición y modernidad es la herramienta necesaria en una ciudad con pocos recursos y una gran necesidad de desarrollo. Para ello no solo es necesaria la sensibilidad en el proceso procedente de sus raíces en la tierra, también un desarrollo técnico que ponga en práctica los sistemas actuales de la construcción y se adapte a las condiciones que ofrece el lugar. El Atelier es un ejemplo del compromiso de Francis Kéré con Gando, un compromiso que ignora los interesas económicos y traspasa la mera idea de proporcionar una dotación necesaria para la evolución de la población en el campo educativo. Esta obra, además es respetuosa con la historia y sensible con el lugar. En un paseo por Gando, la arquitectura de Kéré se funde con el entorno, entra en armonía con la atmósfera y esto permite a los burkineses familiarizarse con el nuevo espacio y sentirlo suyo.

 

 

The following two tabs change content below.
Wiriko nació en 2012 como asociación cultural para la divulgación y promoción de las artes y culturas africanas. Wiriko.org, su principal proyecto, es el primer Magacín 100% dedicado a las Artes y las Culturas Africanas del Sur del Sáhara en lengua castellana. Una ventana para dar a conocer las realidades culturales contemporáneas de África y una plataforma para acabar con su desconocimiento y estereotipos. Como herramienta colaborativa para la interconexión y la cooperación cultural, impulsa un África muy distinta a la de los cuatro jinetes del Apocalipsis (guerra, hambre, pobreza y destrucción), y fomenta una visión más realista de lo que se produce, a día de hoy, en el continente africano.
1 comentario
  1. Jose Maria
    Jose Maria Dice:

    Me parece un artículo genial con mucha profundidad, conocimiento y sensibilidad. Enhorabuena, en esta sociedad actual hacen falta muchas más personas como tú.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *