Netflix apuesta por la literatura nigeriana

Nada más y nada menos que a dos gigantes de las letras africanas, más concretamente nigerianas, son el último reclamo de Netflix. La filial nigeriana de la plataforma de streaming más popular del mundo acaba de anunciar que dos de sus próximas producciones adaptarán obras de Lola Shoneyin y de Wole Soyinka. Lo hizo el pasado 12 de junio, a través de Twitter y con un considerable entusiasmo. El mensaje fue el siguiente:

A partir de ahí se ha ido desgranando la información hasta saber que la aclamada primera novela de Shoneyin The Secret Lives of Baba Segi’s Wives se convertirá en una serie. Mientras que el libro de Soyinka Death And The King’s Horseman será una película. En ambos casos, la responsable de llevar las obras literarias a la pantalla (en este caso, la pequeña) será la productora nigeriana Mo Abudu, a través de su compañía Ebony Life Films, que de hecho tenía los derechos para adaptar Death And The King’s Horseman desde hace más de dos años.

The Secret Lives of Baba Segi’s Wives se ha considerado como un luminoso retrato de la poligamia en la Nigeria contemporánea, una ventana que se abre hacia los sentimientos y las motivaciones de esas coesposas de una amplia familia. Este debut de Lola Shoneyin enamoró a la crítica y a la industria en 2010 y demás de elogios recibió numerosos premios. El relato de la escritora nigeriana se interpretó como tan ilustrativo que ha sido llevado a los escenarios en varias ocasiones y a través de adaptaciones diferentes.

Por su parte, Death And The King’s Horseman es una de las piezas teatrales de uno de los más reconocidos escritores nigerianos. La producción más extensa de Soyinka ha sido, sin duda, la teatral pero el escritor ha producido con la misma genialidad, novelas, historias cortas, ensayos y poesía, e incluso, se ha asomado a los guiones cinematográficos. El autor nigeriano es uno de los cinco escritores africanos galardonado con el Nobel de literatura, de hecho el primero en recibirlo. Firmó Death And The King’s Horseman en 1974, en una de sus épocas de residencia en el Reino Unido. La historia que relata está basada en un hecho real ocurrido durante la colonización, en la ciudad de Oyo. En la tradición, la muerte del rey iba seguida por el suicidio ritual del jefe de sus caballeros, para acompañar en el viaje eterno al gobernante. Sin embargo, en 1946, las autoridades coloniales británicas, decidieron impedir esa costumbre, evidenciando la colisión entre las sociedades autóctonas y las imposiciones de las metrópolis.

De esta manera, la plataforma de streaming global, busca la complicidad de los operadores locales y lleva a las pantallas de todo el mundo historias basadas en algunos de los autores literarios más reconocidos del continente.

Por otro lado, la escritora zambiana Malenga Mulendema también está de enhorabuena con las apuestas africanas de Netflix, ya que su historia dará forma a la primera serie de animación realizada en el continente que se emitirá en la plataforma. El ilustrador camerunés Malcolm Wope es el encargado de dar vida a los personajes de Mama K’s Team 4. Un grupo de intrepidas espias que desde una Lusaka futurista tienen que enfrentarse a amenazas globales.

Hasta el momento no se había producido muchas experiencias similares. Quizá el precedente más asimilable ha sido el del lanzamiento El niño que domó el viento, que primero fue un libro en el que el niño malaui William Kamkwamba que de manera autodidacta constuyó un molino de viento para hacer frente a las penurias de su familia. La publicación del libro respondía al éxito de la historia previa y la película apoyada por Netflix era consecuencia de ese mismo fenómeno.

Netflix también emitió en su momento la esperada adaptación de Medio sol amarillo, pero no se habían implicado en la producción que llevó a las pantallas la novela de Chimamanda Ngozi Adichie. La referencia a la popular escritora nigeriana, desvela una especie de competencia entre Netflix y HBO. Esta otra plataforma había tomado la delantera anunciando la realización de una serie mediante la adaptación de la novela más reciente de Adichie, Americanah, y de otra a través de la historia de Quien teme a la muerte, de Nnedi Okorafor. Lo más interesante sería que esta competencia se convirtiese en una escalada de adaptaciones de obras de autores africanos, sobre todo, porque se trata de una interesante escaparate para las producciones literarias.

The following two tabs change content below.
Carlos Bajo Erro
Ciberactivista, periodista y amante de las letras africanas. Co-fundador de Wiriko. Licenciado en Periodismo (UN), postgraduado en Comunicación de los conflictos y de la paz (UAB) y Máster Euroafricano de Ciencias Sociales del Desarrollo: Culturas y Desarrollo en África (URV). Es coautor del ensayo Redes sociales para el cambio en África (IV Premio de Ensayo Casa África). Sus ámbitos de interés y de estudio son la comunicación, las TIC y la literatura. Responsable de las áreas de Comunicación y de Publicaciones y coordinador de la sección de Letras del Magacín.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *