Senegal: País invitado a Uaga: Más de 50 años de presencia en FESPACO

Alain Gomis recibiendo su premio por Félicité en FESPACO 2017. Foto publicada en Le Soleil.

Escrito en francés por Olivier Barlet para Le Soleil, publicado el 25 de abril 2021. Traducido por Estrella Sendra*

Aplazado al mes de octubre de 2021 (del 16 al 23) por la pandemia, la 27ª edición de FESPACO homenajeará a Senegal como país invitado.

“Hemos acudido con honor a FESPACO y ahora es FESPACO quien acude a nosotros”. Esta frase atribuida a Ousmane Sembène testifica el afecto que este director le tenía al Festival Panafricano de Cine y Televisión en Uagadugú. En el año 2009, la ciudad daría su nombre a entonces avenida 15-862, con una longitud de 2.300 metros, así como a la habitación número 1 del Hotel de la Independencia, que había sido durante muchos años el centro del festival.

¿Se encuentra Sembène entre los orígenes del FESPACO? Su biógrafo, Samba Gadjigo, lo describe como miembro fundador del primer Festival de cine africano de Uagadugú, el cual tuvo lugar entre el 1 y 15 de febrero de 1969. No pertenecía, sin embargo, al comité organizador, exclusivamente burkinabé y francés, en la medida en que, como lo precisa su primera presidenta, Alimata Salembéré, “la idea venía del Director del Centro Cultural Francovoltaico de la época, Claude Prieux”. Se trataba de una petición por parte de las personas cinéfilas que se encargaban de un cineclub del centro para luchar contra la invisibilidad de las películas africanas.

La oficina de la asociación sin ánimo lucrativo que gestiona el festival ha desde entonces “trazado los contactos necesarios” con los cineastas, y Sembène “ha desempeñado un papel especialmente positivo en esta empresa cultural”, apunta Patrick Ilboudou. Después del festival, Sembène agradece a la entonces Alta Volta (hoy Burkina Faso) el haber “abierto una brecha para nosotros”, escribiendo: “Creo en las grandes posibilidades que nuestros cineastas han establecido en Uaga como punto de encuentro”.

Sembène fue uno de los invitados a la sección no competitiva de este primer festival, abriendo el festival con la proyección de Borom Sarret(El dueño del cochecillo de caballo) y La Noire de… (La joven negra…). Se presentarían también Et la neige n’était plus (Y la nieve ya lo lo era), de Ababacar Samb Makhram, Môl,de Paulin Soumanou VieyraSarzan de Momar Thiam, dando lugar así una fuerte presencia senegalesa. Esta se confirmaría en el segundo festival (1-15 febrero 1970) con Diakhabide Johnson Traoré, Le Mandat (El Mandato) de Ousmane Sembène, así como Lamb, Une nation est née (Ha nacido una nación)y N’diongane, de Paulin Vieyra. Sembène y Vieyra en concreto, firmaron una resolución de cineastas (Unión Panafricana de Cine) para asegurar la continuidad del festival en Uagadugú, en un momento en que Alta Volta había decidido nacionalizar las seis salas programadas por las sociedades francesas Comacico y Secma. Estos dos primeros festivales se celebraron con el alto patrocinio del Presidente Lamizana, muy presente en el segundo festival, desde el que se iría preparando su institucionalización en el año 1972, con el nombre de FESPACO. El jurado, del que formaba parte Sembène, atribuiría el desde entonces celebre Estelión de Yennenga, pero  Pour ce qui savent: Serigne Assane(A los que saben Serigne Assane):de Tidiane Aw, obtuvo tan solo el Premio de la Consolación (cuarto premio), mientras que  Kodou,de Ababacar Samb Makhram no se llevó más que el Premio de la Prensa Internacional.

Los imprevistos de los premios

Senegal no recibe ningún premio en el cuarto FESPACO en 1973, y en el quinto, en 1976, se lleva solamente el Premio de la Consolación, otorgado a Mahama Johnson Traoré por Ndiangane. Kaddu Beykat (Carta desde mi pueblo), de Safi Faye, se llevar también una Mención Especial. Ningún palmarés ni en la sexta edición, en 1979, ni en la séptima, de 1981, tan sólo el Premio de Honor de la Comunidad de Uagadugú por Seye Seyeti (Un hombre, varias mujeres), de Ben Diogaye Bèye, y una Mención Especial para Doomi N’gatch(El niño de N’gatch) de Ousmane William Mbaye.

En la octava edición, en 1983, Certificat d’indigence(Certificado de Indigencia) de Moussa Bathily, obtiene el Premio al Mejor Cortometraje y el Premio del Ocic, que atribuye una Mención a Jom o la historia de un pueblo, de Ababacar Samb Makharam. De nuevo, ningún premio en la novena edición, en 1986, y más allá de una Mención en el décimo FESPACO (1987) por la poesía de Le poète de l’amour (El poeta del amo)r, cortometraje de David Ika Diop, ni un solo premio hasta el 13º FESPACO en 1993, donde Boxumalen (El infierno),de Amet Diallo, recibe el Premio Especial del Jurado al Cortometraje. Este sería también otorgado a Senegal en el 14º FESPACO, en 1995, por Le Franc (El Franco),de Djibril Diop Mambéty. Tableau Ferraille, de Moussa Sène Absa recibe el Premio a la Mejor Fotografía en el 15º FESPACO, en 1997, y no es asta el año 2001, durante el 17º      FESPACO, cuando Senegal es honorado de nuevo con un homenaje especial dedicado a Sembène por Faat Kiné, presentada fuera de competición. El mismo año, Makena Diop recibe el Premio al Mejor Actor por Battu,de Cheikh Oumar Sissoko(Malí).

En el 18º FESPACO en 2003, Alain Gomises galardonado con el Premio Oumarou Ganda por la Opera Prima, así como con el Premio de la Unión Europea por L’Afrance. Mientras tanto, Wasis Diop y Loy Ehlrich ganan el Premio a la Mejor Banda Sonora por Le Prix du Pardon (El precio del perdón)de Mansour Sora Wade. En el 19º FESPACO en 2005, Mooladé, de Ousmane Sembène, que se había llevado ya el Premio Una Cierta Mirada en el Festival de Cannes de 2004, no forma parte de la sección en competición, pero obtiene el Premio Especial Salud, mientras que el Premio Unicef es otorgado a Un amour d’enfant (Un amor de infancia) de Ben Diogaye Bèye, también honorado por una Mención del Premio Signis de la Asociación Católica Mundial por la Comunicación. En la sección documental, El Premio a la Mejor Obra se lo lleva Pourquoi? (¿Por qué?)de Sokhna Amar.

En el 20º FESPACO en 2007, el Premio Especial de Integración Africana Cortometraje va a Deweneti (Felicidades)de Dyana Gaye, y en el 21º en 2007, Les Feux de Mansaré (Los fuegos de Mansaré) de Mansour Sora Wade, recibe el Premio al Mejor Póster. Mientras tanto, el Premio al Joven Promesa va a Dieu a-t-il quitté l’Afrique? (¿Ha abandonado Dios a África?) de Musa Dieng Kala, y el Premio de la Beca de Desarrollo de Guiones Africanos a Sokho, de Marie Kâ.

En el 22º FESPACO en 2011, el Premio a la Mejor Serie Televisada/en Vídeo es atribuido a Ismael le gaffeur (Ismael, el gafe), de Mamadou N’Diaye y el Premio Uemoa de la Integración, se lo lleva el mediometraje Un Transport en Commun (Transporte público)de Dyana Gaye.

2013: Vuelta triunfal con un primer Estelón de Oro

Es en 2013, durante el 23º FESPACO, cuando Senegal hace un gran retorno con el Estelón de Oro para Tey (Hoy)de Alain Gomis, la cual obtiene también el Premio a la Mejor Interpretación Masculina, para Saul Williams, y el de bronce por La Pirogue (La Patera) de Moussa Touré (también Premio Usa y Premio Cedeao). Président Dia (Presidente Dia),de Ousmane William Mbaye, consigue también el Tercer Premio Documental.

En el 24º FESPACO en 2015, Des étoiles (Estrellas)de Dyana Gaye, recibe el Premio Cedeao a la Mejor Realizadora del África Occidental, y en el 25º FESPACO, en 2017, Alain Gomis recibe su segundo Estelón de Oro por Félicité, así como el Premio al Mejor Sonido. El Primer Premio Documental y Premio de la Unión Europea y ACP se lo lleva Kemtiyu, Séex Anta (Kemtiyu, Cheikh Anta),de Ousmane William Mbaye, mientras que el Premio a la Mejor Serie Televisada es otorgado a Tudu Wundude Abdoulahad Wone.

Por último, en el 26º FESPACO en 2019, el Poulain d’argent de Cortometrajes de Ficción es otorgado a Une place dans l’avion (Un sitio en el avión) de Khadidiatou Sow, y el de bronce a Un air de kora (Un aire de kora), de Angèle Diabang.

En  2021, Senegal es el país invitado a la 27ª edición: como festival de Estado, FESPACO celebra un país e invita a su presidente a entregar el Estelón de Oro. Justo en 2019, el presidente ruandés Paul Kagamé entregaría el  premio a la película ruandesa La Miséricorde de la jungle (La misericordia de la jungla)de Joël Karekezi. ¡Pero todo dependerá del jurado independiente!

*Este artículo, escrito en francés por Olivier Barlet, y traducido aquí por Estrella Sendra para la comunidad lectora hispanohablante de Wiriko, fue publicado por Le Soleil, el 25 de abril 2021. Crítico de cine y responsable de la sección de cine de Africultures. Ha publicado más de 1.800 artículos, entrevistas y reseñas sobre los cines de África y el Caribe. Su libro de referencia Les Cinémas d’Afrique noire : le regard en question (1996) ganó el premio Art et essai del CNC y ha sido traducido al inglés, alemán e italiano. Su obra Cine africano contemporáneo: Perspectivas críticas está disponible en castellano, en la Editorial Catarata.

The following two tabs change content below.
Wiriko nació en 2012 como asociación cultural para la divulgación y promoción de las artes y culturas africanas. Wiriko.org, su principal proyecto, es el primer Magacín 100% dedicado a las Artes y las Culturas Africanas del Sur del Sáhara en lengua castellana. Una ventana para dar a conocer las realidades culturales contemporáneas de África y una plataforma para acabar con su desconocimiento y estereotipos. Como herramienta colaborativa para la interconexión y la cooperación cultural, impulsa un África muy distinta a la de los cuatro jinetes del Apocalipsis (guerra, hambre, pobreza y destrucción), y fomenta una visión más realista de lo que se produce, a día de hoy, en el continente africano.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *