Descoloniza tu iPod 2020 (VII, VIII & IX)

JULIO:

Alhousseini Anivolla & Girum Mezmur – Afropentatonism (3 de julio, Piranha)

El nigerino Alhousseini Anivolla y el guitarrista de Ethio-jazz Girum Mezmur presentan una obra maestra en su “afropentatonismo”, un compendio de ocho temas que fundan el estilo “sahel-Ethio-jazz”. La tradición sonora del desierto del Sáhara y los sonidos cosmopolitas que hace cincuenta años propulsaran los músicos etíopes en la diáspora norteamericana se encuentran en un dialogo inédito establecido por las guitarras de los dos músicos. El álbum nos evoca a caer hipnotizados con la voz de Anivolla, quien bebe de la tradición del canto ritual saheliano Sufi zikr. Si la pentatónica es la escala más antigua de la historia, la afropentatónica es, inevitablemente su origen. Un álbum original e imprescindible.

Selma Uamusse – Liwoningo (24 de julio, Ao Sul do Mundo)

La mozambiqueña residente en Portugal Selma Uamusse presenta un disco luminoso cantado en portugués, inglés y en chope, una lengua originaria de la provincia sureña de Inhambane. Emergiendo de varios sures, “Liwoningo” o “luz”, combina elementos fruto de la hibridación cultural de los universos lusos, y colabora con la banda brasileña Bixiga70 en un tema dedicado a Maputo. Mezclando sonidos calmados con timbilas como punta de lanza o la fuerza del afrobeat propulsando sus mensajes, los ocho cortes de este álbum nos sumergen en el fluir de una artista a caballo entre el África austral y el sur de Europa que representa el interesante lienzo sonoro que la diáspora africana está tejiendo a nivel global en nuestros días.

Black Umfolosi – Earth Song (24 de julio, ARC Music)

El gospel es uno de los estilos más populares de África. A pesar de que la mayoría de sus producciones no trascienden la escena local, el gospel sudafricano —gracias al éxito internacional recolectado por los sudafricanos Ladysmith Black Mambazo— ha acercado en innumerables ocasiones el género a nuestros oídos. Por eso, escuchar Earth Song de los zimbabwenses Black Umfolosi no nos resulta novedoso, pero sí estimulante. Con quince discos a sus espaldas y casi cuatro décadas de historia, los de Bulawayo impulsan sus cantos cristianos con plegarias contra el cambio climático y aleluyas que quieren bendecir a una audiencia más allá de los universos shona, setsuana o chichewa.

AGOSTO:

Asapolis – The Inertia Tapes: Tape 1 (22 de agosto, Etthy Entertainment) 

Nacido en Pointe-Noire, en el Congo, pero afincado en Nigeria, Bikoumou-Omberoba es el joven que está detrás de la identidad artística de Asapolis —nombre que toma de ‘Metropolis’, una de las bandas que lideró su padre—. Hijo de Jehu Bikoumou, un músico congoleño muy activo en los años 80 y 90, ha estado apasionado por la melodía y el ritmo desde que llegó a este mundo. Con 22 años, su álbum debut es una mezcla de hip-hop, Afropop y Trap que nos sumerge en una Lagos cosmopolita y de ritmo incesante desde una mirada que se centra en la belleza. Su single de presentación “Hot Sauce” lo postuló entre los más escuchados en la megaciudad africana el pasado verano. Alguien a quien valdrá la pena ir siguiendo la pista.

Modou Toure – Touki (28 de agosto, ARC Music)

Hijo de Ousmane Touré, uno de los líderes de la famosísima banda Touré Kunda, Modou Touré es uno de los principales exponentes de lo que se cuece hoy entre la diáspora africana establecida en Londres. Después de formar parte de la West African Blues Project, Modou debuta con este álbum en solitario —que significa ‘viaje’— luciendo un estilo con múltiples y nutritivas influencias.  El compositor canta en wolof, mandinka, soninke e inglés mostrando una tendencia cada vez más aceptada por las audiencias del Norte: que las lenguas africanas no son inferiores ni representan una barrera más grande que ninguna otra lengua que no sea el inglés o el español. Hablando de temas como el desarrollo de África, la pobreza y el hambre, los antepasados ​​o la fe, el soul, el funk o el rock se mezclan con mbalax y sabar en una interesante propuesta que está sonando, y mucho, en la redacción de Wiriko.

SEPTIEMBRE:

Afel Bocoum – Lindé (4 de septiembre, World Circuit Records)

Tras debutar en solitario bajo el paraguas del productor Nick Gold y ser apadrinado por el proyecto Africa Express de Damon Albarn, el compositor y guitarrista maliense Afel Bocoum —quién trabajó codo a codo junto a Ali Farka Touré desde su adolescencia—  vuelve con este imprescindible de 11 pistas. Muestra de la “bluesología del desierto” Lindé evoca la Bamako moderna a modo coral con voces femeninas, guitarras y kora. Además, también evidencia la interconexión transoceánica del país añadiendo pizcas de reggae con la participación del veterano trombonista jamaicano Vin Gordon. Un disco que quiere aportar su granito de arena a la esperanza y la paz de un país fragmentado por el yihadismo, pero que a la vez conecta Mali con el mundo.

Sidi Touré – Afrik Toun Mé (11 de septiembre, Thrill Jockey)

Originario de la ciudad de Gao, Sidi Touré bebe del folclore Songhai y lo insufla de manera magistral al llamado “blues del desierto”, una forma de llamar a lo que muchos reconocen como la verdadera cuna del blues norteamericano. Debutando con “Toubalbero” de 2018, su nuevo trabajo se construye en formato trío junto al guitarrista Mamadou Kelly (que han acompañado a Ali Farka Touré o el anteriormente destacado Afel Bocoum) y el músico de calabaza Boubou Diallo. Cantando sobre temáticas como la importancia de la ciencia en el impulso del progreso, Afrik Toun Mé nutre una escena repleta de talento que lucha por no naufragar a orillas de un Níger en lucha por sobrevivir a los retos del jihadismo y la Covid19.

The Zonke Family – At The Studio (11 de septiembre, Lokalophon)

El sello Lokalophon lanza por primera vez, un conjunto completo de matepe en un álbum de estudio. El matepe es un tipo de lamelófono que se toca en el noreste de Zimbabwe, de donde proceden la familia de maestros de dicho instrumento: los Zonke. El LP de 8 pistas captura el sonido tradicional del pueblo Marembe, que vive entre Zimbabwe y Mozambique, incidiendo en la tradición de este tipo de mbira, claramente en peligro de extinción. Portadores de un arte cultural que se ha visto eclipsado por múltiples estilos en auge en toda la región, el disco representa un salvavidas para la pervivencia de la tradición sonora de la región. Sin pretensión esencialista, este álbum es un esfuerzo necesario de reconocimiento de aquellos estilos más alejados de la hibridación.

Lex Amor – Government Tropicana (18 de setembre, Lex Amor)

La rapero británica con raíces nigerianas debuta con un álbum
de rap que ejemplifica muy bien la situación laboral de los músicos en la era Covid19. Gravando desde su habitación de Londres, la hip-hopera y parte integral del proyecto colaborativo Extra Soul Perception presenta un disco lleno de poesía que expresa la historia de la primera generación de trabajadores negros que llegaron a trabajar a Londres. “Me siento muy bendecida por haber crecido en torno a muchas culturas diferentes que forman gran parte de lo en que me he convertido y ahora está explotando en este proyecto”, dice la propia artista sobre el álbum. Cantando en igbo e inglés, Government Tropicana es un exponente de los numerosos préstamos sonoros que conforman los universos musicales del Atlántico Negro del que tanto Nigeria como Gran Bretaña tejen a diario.

Ammar 808 – Global Control / Invisible Invasion (18 de septiembre, Glitterbeat Records)

El apasionante proyecto del productor tunecino Sofyann Ben Youssef, que revolucionó la escena Global Bass en 2018 situando el Mediterráneo como el foco de la innovación sonora contemporánea, vuelve con un proyecto grabado al sur de la India para sumergirnos con loops que nos hacen viajar a la tierra del sitar. Las influencias de su Túnez natal, su Inglaterra de adopción y su pasión por la música de Índia se encuentran y flirtean sobre ondas de música electrónica donde el árabe y el hindi dialogan de igual a igual para una audiencia internacional en un intento de desmontar la primacía de lenguas hegemónicas coloniales. El nuevo proyecto discográfico de Ammar 808 es uno de los ejemplos sonoros de la “descolonización” musical de “los Sures” contra todo precepto esencialista.

EPs destadacos:

Moto Kiatu – Emba (16 de julio, Moto Kiatu)

Nuestro proyecto de difusión de las músicas electrónicas africanas, Moto Kiatu, que empezó su andadura en 2016 y que ha pisado escenarios de Uganda o Ghana a pesar de estar desempeñando su labor en la península ibérica y otros puntos de Europa estrena sello este 2020. Con el EP Emba, su primer recopilatorio recoge el trabajo inédito de algunos de los artistas más punteros de África y de su diáspora y propulsan el gqom, el afrotrap, el kuduro, el afrohouse o el afrobass con un primer volumen que cuenta con Batuk (Sudáfrica), DJ Mura (Kenya), Freak de l’Afrique (Alemania), DJ NK (Portugal), Lua Preta (Polonia) y Sensei LO (Nigeria) y el artista visual sudafricano vonMash, autor de la imagen de portada. Con colaboraciones de Ellputo y Lay Lizzy (Mozambique) y Mawcom (Ghana) y masterización del estudio madrileño ChipLab, EMBA coloca a Moto Kiatu como el primer sello especializado en este tipo de música en España. ¡Bravo!

Music Yared – Music Yared (11 de septiembre, Music in Exile)

La Eritrea y Etiopía exiliada en Australia, que dió a la luz al trio Music Yared en 2016, hacen confluir los sonidos tradicionales del krar y el masenko con su primer EP. En un esfuerzo por mostrar la modernidad de las tradiciones de estos dos turbulentos países del Cuerno de África, esta banda diaspórica reinterpreta canciones populares de la región para adaptarlas a un nuevo lugar y un nuevo tiempo, y contarle su historia al mundo, a través de las narrativas desplegadas por cinco interesante canciones.

The following two tabs change content below.
Investiga y escribe sobre ciudades africanas, derechos humanos y música. Le mueve la creatividad con la que construye futuro la juventud africana en contextos urbanos, especialmente en África del Este. Sus campos de trabajo son el periodismo escrito y radiofónico, los documentales y la gestión cultural. Cofundadora de Wiriko y coordinadora de Seres Urbanos (EL PAÍS), actúa como consultora independiente para entidades del tercer sector. Licenciada en Filosofía (UB), posgraduada en Estudios Africanos y Desarrollo (UPF) y máster en Culturas y Desarrollo en África Subsahariana (URV).
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *