Hair Love

HAIR LOVE: El pelo afro y el racismo nominados a los Oscar

El cortometraje de animación Hair Love plantea, en a penas 7 minutos, cómo el pelo afro puede simbolizar la resistencia antirracista en la América de Donald Trump.

Hair Love

Hair Love

Los titulares de hace una semana engordaron una bola de nieve que se presumía que arrasaría con todo el espectro recalcitrante americano. Un año más, la Academia de Hollywood publicaba la lista definitiva de los nominados a la preciada estatuilla a la mejor película de habla no inglesa. Y, un año más, el continente africano quedaba en un segundo plano a pesar de que la directora franco senegalesa Mati Diop se postulaba como una de las favoritas con su Atlantique (2019).

Pero la polémica se desató cuando revistas como Vanity Fair y Deadline, magacines de referencia en el sector del entretenimiento, publicaban que solo dos artistas “de color” habían sido nominados como mejor actor y actriz: la afroamericana Cynthia Erivo y el español Antonio Banderas. Las redes sociales provocaron tanto ruido por la inclusión del actor español en esta categoría que las propias publicaciones rectificaron tras ser tildadas de racistas. Esta miopía podría explicarse, en parte, porque la Academia de Hollywood está compuesta en su mayoría por hombres (un 68%) y casi todos blancos (solo un 16% no lo es). En unas declaraciones para el diario El País, a propósito de la polémica, el escritor Ed Morales, autor de Latinx: la nueva fuerza en política y cultura, lo explicaba así: “Ahora se entiende mejor la idea compleja de que la raza depende de la percepción que tiene cada uno de sí mismo”.

Al mencionar esta tensión dialéctica entre ruptura y continuidad es recurrente acudir a la explicación que hacía Malcom X sobre el tema. Para el activista afroamericano, la multinacional General Motor lanzaba un modelo nuevo prácticamente cada año y entre 1950 y 1960 se podían ver las diferencias entre sus automóviles. No obstante, y en esencia, continuaban siendo Cadillacs. Es decir, Hollywood tiene un sustrato y cimientos racistas a pesar de que algunos de sus directores y guionistas trabajen para agrietar las gafas desenfocadas instaladas en el imaginario colectivo. Solo como dato a considerar: “En 2018 los títulos de los grandes estudios americanos tomaron las taquillas europeas, sumando 18 de los 20 títulos de mayor recaudación”, según el Observatorio Europeo Audiovisual. Es decir, lo que se produce –y dice– en Hollywood tiene más peso del que podamos imaginar para la configuración de los relatos.

 

 

Pero el revuelo de la semana pasada ha invisibilizado una bala de plata: la del director Matthew A. Cherry que con su Hair Love (2019) se postula como una de las cinco películas nominadas en la categoría de mejor cortometraje de animación. No es africana, no; pero el componente afrodescendiente y la temática por la que se ven forzados a pasar muchos africanos de la diáspora hace que sea de relevancia para esta sección. La película de siete minutos cuenta la dulce historia de un padre que ayuda a su hija a arreglar su cabello rebelde para un evento, mientras su esposa está ausente.

 

Una temática que no es nueva

En 2009, el humorista Chris Rock analizaba en su documental satírico Good Hair cómo los peinados afectaban la autoestima, las actividades y las relaciones de los afroamericanos.

Pero los padres afroamericanos que peinan a sus hijas han sido un tema publicitario antes. Pantene hizo una serie completa de spots en 2016 con las hijas de algunos jugadores de la National Football League (NFL), en español conocida como Liga Nacional de Fútbol Americano.

 

El propio Cherry, exjugador de la NFL antes de iniciar en 2007 su carrera cinematográfica, dice que se inspiró en este video viral. Otro de los vídeos con más recorrido y que abordaba esta temática fue otro anuncio de la multinacional Procter & Gamble en 2017 titulado The talk.

En febrero de 2019, era Nueva York la que copaba los titulares en este sentido. La Comisión de Derechos Humanos de la ciudad publicaba pautas en contra de atacar a las personas en función de su peinado y lo clasificaba como discriminación racista. El pasado verano, era la capital del Reino Unido la que se sumaba con el Project Embrace lanzando una campaña de vallas publicitarias por todo el país británico para desafiar los prejuicios sobre el pelo afrodescendiente. Según explican los propios creadores: “Queremos mostrarles a las jóvenes negras que su cabello es hermoso. Que nunca deberían sentir la necesidad de ceder ante la presión sobre cambiar su cabello o sentirse ansiosos por su textura”.

 

The following two tabs change content below.
Sebastian Ruiz-Cabrera
Co-fundador de Wiriko. Doctor en comunicación en África al sur del Sahara (US), Máster en Culturas y Desarrollo en África (URV), Máster en Relaciones Internacionales (UCM) y Licenciado en Periodismo (US). Es analista político y profesor universitario de Relaciones Internacionales, periodismo internacional y cines africanos. Ha realizado documentales en España, Cuba, Senegal, Kenia, Sudán del Sur, Mozambique o RDC. Responsable del área de Formación y de Comunicación y coordinador de la sección de Cine y Audiovisuales del Magacín. Contacto: sebas@wiriko.org
1 comentario
  1. Verónica
    Verónica Dice:

    Esos comentaristas que no entendieron nada. El papá peina a la niña para irla a buscar al hospital….

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *