La Reina de Katwe o el ajedrez del suburbio

 

Fotograma de la película La Reina de Kawte, una historia verídica sobre la vida de la ajedrecista ugandesa Phiona Mutesi.

Fotograma de la película La Reina de Kawte, dirigida por Mira Nair. Una historia verídica sobre la vida de la ajedrecista ugandesa Phiona Mutesi.

Su primer viaje importante en agosto de 2009 fue a Juba, la capital de Sudán del Sur, aunque por aquel entonces la urbe a orillas del Nilo todavía pertenecía a Sudán –los vientos de independencia llegarían en julio de 2011–. Phiona iba acompañada de Benjamin e Ivan y habían sido seleccionados para representar a Uganda en un Torneo Internacional de Ajedrez Infantil Africano. En principio no eran los únicos ugandeses que tenían que acudir al evento, pero fueron varios los niños que se negaron a ir con tres menores de un barrio marginal.

Durante el torneo, el trío ­–el más joven de la competición–, jugó contra 16 equipos de otros países africanos. Ya en su primer partido, Phiona se enfrentó a un keniano que tenía la reputación de ser el mejor jugador joven en África. A pesar de sus manos temblorosas en cada movimiento, la joven ugandesa construyó una buena jugada aislando al rey enemigo para sentenciar la partida: jaque mate. Sorpresa. Phiona ganó los otros tres enfrentamientos quedando invicta al igual que sus amigos Benjamin e Ivan. Y los tres niños del suburbio de Katwe, probablemente el más grande de la capital ugandesa, Kampala, ganaron el campeonato por equipos y un trofeo demasiado grande para caber en cualquiera de sus pequeñas mochilas.

queen-of-katwe-poster

Esta es la historia de Phiona Mutesi, la campeona de ajedrez más joven de toda África con una historia de cine. Su vida ya había sido narrada a través de la pluma de Tim Crothers en el libro La princesa de Katwe, un trabajo biográfico que adentra al lector en una historia de superación personal. Una vida siempre en la frontera entre la vida y la muerte. El todo y la nada. El mate y las tablas. Pero nunca la rendición. Como la propia ajedrecista ha confesado: “El ajedrez es muy parecido a mi vida. Si realizas movimientos inteligentes puedes permanecer fuera de peligro, pero si tomas una mala decisión, podría ser la última”.

Ahora, bajo la dirección de la cineasta india-estadounidense Mira Samir (La boda del Monzón, 2001, o El fundamentalista reticente, 2012) la joven ugandesa cobra vida en una producción de Disney que más allá de los estereotipos fugaces de aparecen en la cinta, se agradece la intencionalidad: la de centrarse en los caracteres de los personajes, en dotarles de vida para desde allí explicarle al espectador cómo el ajedrez, un juego asociado a las clases pudientes, desestructuró un tablero encorsetado y lo hizo voluble para todos los públicos en la tierra que a comienzos del s. XX, Winston Churchill bautizó como la “Perla de África”. En el elenco destaca la oscarizada Lupita Nyong’o en el papel de Harriet (la madre), David Oyelowo interpretando al entrenador apasionado Robert Katende, y la propia Medina Nalwanga como actriz principal. El filme La Reina de Katwe (Queen of Katwe) se presentaba en el pasado Festival de Toronto 2016 y unos días después (el 23 de septiembre) se estrenaba en las pantallas estadounidenses con una banda sonora que traerá cola. Back to Life es la canción de cabecera con la que Alicia Keys, quien ha ganado 15 premios Grammy, se postula con toda seguridad a ser una de las candidatas nominadas a conseguir el Oscar.

Otoño de 2010. Olimpiadas de Ajedrez en Siberia, Rusia. Era la primera vez que Phiona montaba en avión, veía el hielo, dormía en una cama para ella sola y podía elegir qué comer. Como primera oponente tenía a Dina Kagramanov campeona nacional canadiense. Kagramanov, quien realmente nació en Bakú, Azerbaiyán, la ciudad natal del ex campeón del mundo Garry Kasparov, había aprendido a jugar a los 6 años y competía, con 24 años, en sus terceras Olimpiadas. Esta derrota y las otras dos consecutivas no hicieron desfallecer a Phiona que fue puliendo su capacidad de ver hasta ocho movimientos anticipados. “Cuando juego de ajedrez no tengo miedo”. Tampoco en la vida.

La ajedrecista aprendió a jugar en la iglesia de Agape, una estructura destartalada que de manera alarmante se mantiene erguida con algunos tablones, cuerdas, clavos y fe. En el interior de la iglesia es posible olvidar el caos en Katwe. Es en este contexto donde su entrenador Robert Katende enseñaba a los niños un juego tan extraño que no hay una palabra para definirlo en luganda, su lengua materna. Al darse cuenta de que no todos los niños con los que trabajaba jugaban al fútbol (en parte debido a que los padres no podían pagar las facturas médicas de las lesiones), Katende les enseñó ajedrez y las reglas de un tablero donde todos y todas eran iguales y donde la clase, los ingresos y su educación no importaba.

La Reina de Katwe se estrenará en España en 2017 combinando drama, comedia, una historia de superación y éxito, una banda sonora que augura éxito, y un contexto alejado de la comodidad de nuestras urbes. Ingredientes con los que Disney golpeará nuestras conciencias para enseñarnos la vida de Phiona Mutesi quien ha podido volver a la escuela con las miras puestas en la medicina y en convertirse en entrenadora de ajedrez: ambas profesiones necesarias para salvar la mente y el cuerpo. Una cinta que se postula como la nueva Slumdog millionaire (2008) pero cuya responsabilidad puede difuminarse. Un compromiso que después de las dos horas frente a la pantalla ofrece una historia llena de vida y belleza en un suburbio de Uganda pero que, al mismo tiempo, puede conseguir que el espectador acabe por normalizar la situación de empobrecimiento y abandono institucional por la que pasan los habitantes de Katwe.

The following two tabs change content below.
Sebastian Ruiz
Licenciado en Periodismo (US), Máster en Relaciones Internacionales (UCM), Máster euroafricano en Ciencias Sociales del Desarrollo: Culturas y Desarrollo en África (URV) y Doctorando en Comunicación en África Subsahariana (US). Su campo de investigación se centra en la comunicación, la implicación de los BRICS en los mass media, y en el cine y el audiovisual. Ha realizado documentales en España, Cuba, Senegal, Kenia y Tanzania. Responsable de las áreas de Formación y de Comunicación y coordinador de la sección de Cine y Audiovisuales del Magacín. (Nairobi, Kenia). Contacto: [email protected]
1 comentario
  1. jorge adrian perez grizia
    jorge adrian perez grizia Dice:

    señor sebastian ruiz, el ajedrez no es precisamente un juego de clases pudientes, con solo 2 dolares se puede comprar uno de carton y piezas de plastico con el que puede jugar toda su vida, en lo demas buena critica.-

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *